Salud y Fármacos

Una organización internacional sin ánimo de lucro para fomentar el acceso y el uso adecuado de medicamentos entre la población hispano-parlante

Tratados de Libre Comercio, Propiedad Intelectual y Patentes

Abuso de patentes farmacéuticas: ¡hasta el infinito y más allá! (Pharmaceutical patent abuse: To infinity and beyond!)
Erik Komendant
Association for Affordable Medicines
https://accessiblemeds.org/resources/blog/pharmaceutical-patent-abuse-infinity-and-beyond
Traducido por Salud y Fármacos

Un nuevo informe describe más evidencia de abuso de patentes

La industria farmacéutica estadounidense trata de encontrar el equilibrio entre la innovación y el acceso. Las compañías farmacéuticas innovadoras reciben recompensas por inventar y desarrollar nuevos tratamientos y curas que mejoren la calidad de vida de todos. A cambio de la innovación, la ley vigente proporciona a las compañías farmacéuticas innovadoras 12 años de exclusividad en el mercado garantizada (monopolio) para los productos biológicos y 20 años para cada patente. También se otorga un periodo de monopolio adicional para incentivar el desarrollo de medicamentos pediátricos y huérfanos. Durante el período de exclusividad en el mercado y de duración de las patentes, los precios se establecen a sabiendas de que no hay competencia.

Los fabricantes de genéricos y los que han empezado a penetrar el creciente mercado de los biosimilares tendrán la oportunidad de producir el mismo medicamento cuando finalice su período de exclusividad y pierda la protección de la patente. Cuando los productos competidores ingresan al mercado, el precio de los medicamentos se reduce significativamente y los pacientes se benefician porque pueden acceder a medicamentos más asequibles que han sido aprobados por la FDA. La experiencia muestra que, transcurridos 12 meses desde la comercialización de genéricos, sus precios disminuyen en más del 60%.

Sin embargo, cada vez hay más pruebas de que el sistema de patentes se está utilizando para inclinar la balanza y retrasar el acceso del paciente a los genéricos mucho más de lo que pretendía el Congreso. En un informe reciente de I-MAK, los 12 medicamentos de marca que tuvieron mayores ventas durante el año pasado están protegidos por un total de 848 patentes (un promedio de 71 por medicamento), lo que se traduce en un promedio de 38 años sin competencia genérica. Algunos ejemplos del informe:

  • Humira, es el medicamento de marca más vendido en el mundo, sirve para tratar la artritis y otras afecciones crónicas. Salió al mercado en 2002, pero sus 132 patentes bloquean la competencia durante 39 años.
  • La FDA aprobó uno de los tratamientos contra el cáncer más recetados, Revlimid, en 2005. Está protegido por 96 patentes, que se podrían traducir en 40 años de ventas exclusivas, sin competencia.
  • Los diabéticos que dependen de la insulina, Lantus, podrían no tener acceso a una alternativa genérica durante 37 años, porque se han emitido 49 patentes.

No hay duda de que varias de estas patentes responden a una innovación verdadera. Por ejemplo, nuevos grupos de pacientes se benefician del mismo medicamento que se usa para tratar una afección diferente. Pero el abuso del sistema de patentes erige barreras a la competencia genérica y biosimilar, y obliga a que los pacientes tengan que pagar precios de los medicamentos más altos durante más tiempo.

¿Qué se puede hacer para reducir el abuso del sistema de patentes? Debemos proteger los derechos de propiedad intelectual y mejorar la capacidad del sistema para eliminar las patentes no innovadoras. Además, recientemente, la Asociación de Medicinas Asequibles (Association for Affordable Medicines AAM) presentó 42 recomendaciones en respuesta al Plan del Ministerio de Salud de EE UU (HHS) para reducir los precios de los medicamentos y ayudar a restablecer el equilibrio entre la innovación y el acceso. El Congreso también tiene una oportunidad y debería analizar las formas de fortalecer las leyes de patentes para aumentar el acceso de los pacientes, a la vez que sigue premiando la verdadera innovación.

El ministro de salud Alex Azar señaló recientemente: “El Congreso recompensó a las compañías farmacéuticas innovadoras con un período de monopolio a través de las patentes y, al expirar ese período, debería haber competencia”. Estamos de acuerdo. Si queremos reducir el precio de los medicamentos para los pacientes, el centro de esta estrategia debe incluir acabar con el abuso de las patentes.

creado el 11 de Mayo de 2020


Free Trial
How to help?



Search


Search terms

Search for exact phrase
+ Advanced search
Search for

From

To

Section