Salud y Fármacos is an international non-profit organization that promotes access and the appropriate use of pharmaceuticals among the Spanish-speaking population.

ECONOMÍA Y ACCESO

Precios

El Salvador. Tratarán de regular precios de los medicamentos
Editado por Salud y Fármacos

El anteproyecto de Ley de Medicamentos y Productos Sanitarios, presentado esta semana a la Asamblea por el Ministerio de Salud, contempla la transferencia a esa cartera de Estado de los aspectos relacionados con el ciclo de control de medicamentos, una facultad que está a cargo del Consejo Superior de Salud Pública (CSSP).

“La ley le da al ministerio esa capacidad rectora, la cual debe ser producto del apoyo, de la consulta de todos los sectores…”, explicó la Ministra de Salud, María Isabel Rodríguez, en una entrevista televisiva.

Entre esas regulaciones, en el capítulo IV, aparece un tema espinoso: el de los precios. Miguel Lacayo, presidente de la cadena Farmacias Económicas, se mostró contrario a esa facultad de regular los precios. “Habría que ver cuáles son las razones reales por las cuales hay un precio que tal vez no sea atractivo para la población, pero que nos explique si es política de Estado el tema este de control precios en general”, afirmó Lacayo al referirse al nuevo proyecto.

El elevado costo de los medicamentos en el país, de acuerdo con sendos estudios realizados en el pasado por la Universidad de El Salvador y el Centro para la Defensoría del Consumidor, es una de las banderas que enarbola esta cartera de Estado para intervenir en el valor de las medicinas.

Una de las voces más críticas a este plan es la del presidente de la Industria Químico Farmacéutica (Inquifar), José Mario Ancalmo, quien considera que hay que incentivar un mayor consumo de productos nacionales para provocar una disminución en el precio de los insumos. “La solución no es controlar los precios de los medicamentos porque afectaría, mayoritariamente, a la industria de producción nacional”, afirmó. Inquifar apuesta por otras medidas menos “radicales”, entre ellas, un mayor involucramiento en el mercado de la industria nacional.

Si el médico recetara medicamentos genéricos de empresas nacionales o, al menos, diera a elegir entre más de un medicamento, ayudaría a que se vendieran más medicamentos de aquí, asegura el empresario, quien dio unas cifras a tener en cuenta: “Un 83% de los medicamentos es importado, nacionales sólo un 13%”.

La regulación del precio de los insumos por parte del Ministerio de Economía, según el proyecto, es el punto más picante del anteproyecto, pero no es el único. El Ministerio de Salud Pública también adquiere potestad en aspectos como el registro y calidad de los medicamentos y productos, una facultad que recae en el Consejo Superior de Salud Pública (CSSP). Ancalmo es de la opinión que esto quede como ésta ya que el consejo es más técnico y científico. En cambio, el ministerio tomará decisiones con influencia política, según el empresario. “Si el Ministerio regula los precios, será una industria intervenida y destinada a desaparecer. El Estado controlaría todo el proceso, será el dueño de los productos de desarrollo local”.

Otra de las medidas que dará qué hablar será la referida a la regulación de la publicidad, la cual, advierte que los medicamentos deberán ofrecer información fidedigna, informativa, equilibrada, actualizada, susceptible de comprobación y de buen gusto, y que será revisada por el Ministerio de Salud.

El anteproyecto goza del respaldo de ONG’s como la Asociación Acción para la Salud en El Salvador (APSAL), que siempre se ha pronunciado por una política de medicinas a bajo precio.

La regulación de los precios de los fármacos, que contempla la propuesta de Ley de Medicamento, estaría a cargo de un Consejo Nacional de Medicamentos, explicó ayer el viceministro de Salud, Eduardo Espinoza.

La propuesta de ley también ha encontrado objeciones en la Asamblea legislativa entre los partidos. Para el viceministro, las reacciones particularmente de la Industria Químico Farmacéutica han sido “exageradas” debido a que ven como amenaza el proceso de regulación.

El funcionario añadió que los precios no es lo único que se regula y que la industria nacional no tiene porque “sentirse agraviada” ya que “la regulación de todos estos elementos va a generar en ellos mayor competitividad”.

La propuesta de Ley también contempla el control de la calidad de los medicamentos ya que según Espinoza “si hubiera un control de calidad efectivo la industria nacional se beneficiaría, los médicos tendrían un respaldo de que los medicamentos que están en el mercado son tan efectivos como los medicamentos de marca”. Ante este señalamiento, el presidente de Inquifar, alegó que “nuestra responsabilidad es entregarle al mercado un medicamento de calidad, la responsabilidad del Ministerio de Salud en este momento es verificar la calidad del producto en el mercado, lamentablemente no la hacen”.

Actualmente le proceso de registro de fármacos está a cargo del Consejo Superior de Salud Pública, pero de acuerdo con Espinoza en esa institución “hay conflicto de intereses entre las personas que se encargan de realizar el proceso de registro, que están ligadas a la industria químico farmacéutica y entonces eso genera dudas sobre el proceso, yo no digo que necesariamente las haya pero hay dudas”.

El Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) sigue firme en el manejo de sus propuestas y por partida doble defiende su anteproyecto de ley de medicamentos—el que, de momento, no está en discusión—y el del Ministerio de Salud, el cual ha encontrado férreas oposiciones en diversos sectores del país, entre los cuales se incluyen el médico, la empresa privada y el farmacéutico.

Así lo deja plasmado la diputada Zoila Quijada, relatora de la Comisión de Salud, Medio Ambiente y Recursos Naturales, de la Asamblea Legislativa; quien defendió ambos proyectos, ya que tienen similitudes.

Quijada explicó que la propuesta de ley de medicamentos es un documento que está siendo estudiado, y “la Asamblea está obligada a garantizar en la redacción del articulado que no haya ningún aspecto que pueda interpretarse como inconstitucional”.

Según la congresista, la oposición al anteproyecto surge de las empresas farmacéuticas, las cuales no quieren ser legisladas y debido a múltiples conflictos de intereses.

Cierre de consultas médicas en farmacias, otro punto cuestionado de la ley

Uno de los puntos que ha generado más polémica en la propuesta es el cierre de puestos de trabajo para los médicos en las farmacias, ya que, según el anteproyecto, se prohíbe la prescripción de medicamentos al interior o en locales anexos de establecimientos farmacéuticos por parte de médicos y odontólogos contratados para tal fin, aunque la consulta sea gratis

Esta medida ha sido criticada por la ex presidenta de la Junta Médica, Concepción de Herrera, quien consideró que “en todas las farmacias del país debería de haber un médico”, ya que de esta manera se evitaría la prescripción de medicamentos por parte de los dependientes y farmacéuticos

    Obtenido de:
    Inquifar critica la regulación de precios de medicamentos. El Salvador, 24 de febrero de 2010
    http://www.elsalvador.com/mwedh/nota/nota_completa.asp?idCat=8613&idArt=4551148

    Nuevo consejo regularía precio de medicinas. El Salvador, 5 de marzo de 2010
    http://www.elsalvador.com/mwedh/nota/nota_completa.asp?idCat=6364&idArt=4579729

    El FMLN no visualiza inconstitucionalidad. El diario de Hoy, 29 de marzo de 2010

creado el 27 de Enero de 2016