Salud y Fármacos

Una organización internacional sin ánimo de lucro para fomentar el acceso y el uso adecuado de medicamentos entre la población hispano-parlante

ADVIERTEN

Investigaciones

Estudios arrojan dudas sobre los beneficios de elevar el colesterol HDL o “bueno”
(Studies Cast Doubt on the Benefits of Raising HDL (‘Good’) Cholesterol)
Worst Pills Best Pills Newsletter artículo de mayo de 2015
Traducido por Salud y Fármacos

En el número de agosto de 2013 de Worst Pills, Best Pills, el Grupo de Investigación en Salud de Public Citizen comentó dos estudios que mostraban que la niacina (Niacor, Niaspan) era inefectiva en la prevención del infarto u otros eventos cardiovasculares en pacientes con cardiopatía que ya reciben tratamiento con estatinas hipocolesterolemiantes [1]. Esto a pesar de que en ambos estudios la niacina elevó consistentemente los niveles sanguíneos de la lipoproteína de alta densidad (HDL), que a menudo se conoce como colesterol “bueno”.

Desde la publicación de ese artículo, se ha publicado una revisión de la literatura mostrando que la niacina y otros fármacos que se utilizan para aumentar el nivel de colesterol HDL no mejoran la salud cardiovascular de los pacientes. En conjunto, estos tres estudios han arrojado serias dudas sobre la antigua práctica de “obtener” un aumento de los niveles de la fracción HDL del colesterol utilizando medicamentos (a veces peligrosos y caros).

La teoría del aumento del HDL

Hay varios tipos de colesterol en la sangre. El que más se asocia con el desarrollo y empeoramiento de enfermedades cardiovasculares es la lipoproteína de baja densidad (LDL) o colesterol “malo”. Todos los estudios demuestran que el descenso del colesterol LDL mediante la dieta, el ejercicio y los fármacos, como la mayoría de las estatinas, previene el infarto, ictus y la muerte en pacientes con enfermedades cardiovasculares [2, 3].

La importancia del HDL siempre ha sido incierta. Estudios anteriores habían sugerido que niveles altos de HDL predecían una mejor salud cardiovascular [4]. Pero nunca se ha sabido a ciencia cierta si los buenos resultados se debían a los niveles altos de HDL u a otros factores. El sentido común decía que si el HDL era responsable de los buenos resultados, aumentar los niveles en sangre de este colesterol bueno mejoraría la salud cardiovascular.

Estudios arrojan dudas sobre la teoría
En el artículo de agosto de 2013 de Worst Pills, Best Pills News, decíamos que dos estudios, el ensayo AIM-HIGH[5] y el ensayo HPS2-THRIVE [6] no habían demostrado que la niacina aportara ningún beneficio en la prevención de infartos e ictus en sujetos con enfermedad cardiovascular que estaban recibiendo tratamiento con estatinas [7].

En julio de 2014, se publicaron los resultados completos del ensayo HPS2-THRIVE en New England Journal of Medicine (NEJM; en el momento de nuestro artículo de agosto de 2013 solo estaban disponibles los resultados preliminares) [8]. Los investigadores administraron, además de una estatina, niacina o un placebo a más de 25.000 sujetos con antecedentes de enfermedad cardiovascular, durante cuatro años. Tal y como se esperaba, la niacina aumentó de forma significativa los niveles de la fracción HDL del colesterol en sangre, además de disminuir el colesterol LDL.

Los resultados de este estudio fueron similares a los resultados del anterior ensayo AIM-HIGH. Pero a pesar de estas mejoras en los niveles de colesterol HDL, la niacina no previno fallecimientos o eventos cardiovasculares, como infarto o ictus, en comparación con la monoterapia con una estatina. Sin embargo, aumentó el riesgo de una serie de efectos secundarios, como nuevos diagnósticos de diabetes o su empeoramiento [9], infecciones, hemorragias, daño y dolor muscular, gota, úlcera péptica y otros problemas gastrointestinales, y erupciones y úlceras cutáneas [10].

Otros fármacos hipocolesteremiantes distintos a la familia de las estatinas no arrojaron mejores resultados. En julio de 2014, se publicó una revisión de 39 ensayos clínicos en el British Medical Journal. Los ensayos investigaron los beneficios y riesgos de la niacina y de medicamentos llamados fibratos, que se emplean para elevar los niveles de HDL [11]. La revisión halló que, al administrarse junto a las estatinas, ni la niacina ni los fibratos previenen los fallecimientos, infartos o ictus. Aunque la niacina y los fibratos parecen reducir los infartos no mortales al emplearse en monoterapia, al introducir las estatinas, en otros ensayos, se eliminó cualquier beneficio de estos fármacos. Estos fármacos, que no pertenecen a la familia de las estatinas, también producen efectos secundarios graves

Nuestras impresiones
En conjunto, estos estudios sugieren claramente que la introducción de estatinas ha convertido a los fármacos hipocolesterolemiantes de otras familias en innecesarios para pacientes con enfermedades cardiovasculares. En respuesta a la publicación de los resultados del ensayo HPS2-THRIVE, varios médicos escribieron a NEJM y contaron que antes del inicio del ensayo los sujetos presentaban niveles mayores de HDL (e inferiores de LDL) que el paciente típico y que por tanto tenían menos probabilidades de obtener beneficios derivados de la niacina [12]. No obstante, el ensayo anterior AIM-HIGH solo incluyó sujetos con niveles inferiores de HDL y, a pesar de todo, estos productos no aportaron ningún beneficio adicional [13].

Aunque es posible que algún fármaco u otra intervención futura que aumente los niveles de HDL pueda producir una mejora en la salud o un aumento de la esperanza de vida de pacientes con enfermedad cardiovascular, ahora mismo, no hay base científica para recomendar que los médicos y pacientes intenten lograr niveles más altos de HDL. También es posible, y quizás más probable, que aquellos que presentan niveles naturales altos de HDL tengan otras características que son las responsables de la reducción observada del riesgo cardiovascular.

En pacientes con enfermedades cardiovasculares tratados con estatinas, los hipocolesterolemiantes de otras familias suponen riesgos graves y no aportan beneficios. Estos fármacos solo son beneficiosos en el tratamiento de pacientes que, por motivos médicos, no pueden tomar estatinas.

Lo que puede hacer
No recomendamos que tome fármacos únicamente para aumentar sus niveles de colesterol HDL. Si tiene una enfermedad cardiovascular (incluyendo enfermedades de las arterias coronarias, enfermedades vasculares periféricas, o antecedentes de ictus) debería tomar una estatina para reducir su nivel de colesterol LDL. Si usted es uno de esos pocos pacientes con enfermedad cardiovascular que no puede tomar una estatina debido a los efectos secundarios o por otros motivos médicos, puede considerar niacina, colestiramina (Cholestyramine Light, Prevalite) o aceite de pescado (Epanova, Lovaza, Omtryg, Vascepa) tras hablar sobre los riesgos de la medicación con su médico.

Recomendamos que no tome ninguno de los fármacos conocidos como fibratos. Entre estos se incluyen fenofibrato (Antara [Micronized], Fenoglide, Lipofen, Tricor, Triglide, Trilipix), ácido fenofibrico (Fibricor) y gemfibrozilo (Lopid).

Referencias

  1. Niacin ineffective in treating cardiovascular disease. Worst Pills, Best Pills News. 13 de agosto de 2013. http://www.worstpills.org/member/newsletter.cfm?n_id=861. Acceso el 26 de febrero de 2015.
  2. National Institutes of Health. Third Report of the National Cholesterol Education Program (NCEP) Expert Panel on Detection, Evaluation, and Treatment of High Blood Cholesterol in Adults (Adult Treatment Panel III). Final Report. http://www.nhlbi.nih.gov/files/docs/resources/heart/atp3full.pdf. Acceso el 17 de marzo de 2015.
  3. Naci H, Brugts JJ, Fleurence R, et al. Comparative benefits of statins in the primary and secondary prevention of major coronary events and all-cause mortality: A network meta-analysis of placebo-controlled and active-comparator trials. Eur J Prev Cardiol. 2013;20(4):641-657.
  4. Emerging Risk Factors Collaboration. Major lipids, apolipoproteins, and risk of vascular disease. JAMA. 2009;302(18):1993-2000.
  5. Atherothrombosis Intervention in Metabolic Syndrome with Low HDL/High Triglycerides: Impact on Global Health Outcomes.
  6. Heart Protection Study 2-Treatment of HDL to Reduce the Incidence of Vascular Events.
  7. Niacin ineffective in treating cardiovascular disease. Worst Pills, Best Pills News. Agosto de 2013. http://www.worstpills.org/member/newsletter.cfm?n_id=861. Acceso el 26 de febrero de 2015.
  8. HPS2-THRIVE Collaborative Group. Effects of extended-release niacin with laropiprant in high-risk patients. N Engl J Med. 2014;371(3):203-212.
  9. Ibid.
  10. Ibid.
  11. Keene D, Price C, Shun-Shin MJ, Francis DP. Effect on cardiovascular risk of high density lipoprotein targeted drug treatments niacin, fibrates, and CETP inhibitors: Meta-analysis of randomised controlled trials including 117,411 patients. BMJ. 2014;349:g4379.
  12. [Multiple Letters to the Editor]. Niacin for reduction of cardiovascular risk. N Engl J Med. 2014;371(20):1940-1944.
  13. AIM-HIGH Investigators. Niacin in patients with low HDL cholesterol levels receiving intensive statin therapy. N Engl J Med. 2011;365(24):2255-2267.
creado el 12 de Septiembre de 2017


Free Trial
How to help?



Search


Search terms

Search for exact phrase
+ Advanced search
Search for

From

To

Section