Salud y Fármacos

Una organización internacional sin ánimo de lucro para fomentar el acceso y el uso adecuado de medicamentos entre la población hispano-parlante

Precauciones

Inmunoterapia. Los efectos secundarios de ciertas inmunoterapias pueden ser más frecuentes de lo que se informó inicialmente (Side effects from certain immunotherapies may be higher than initially reported)
Julianne Lee
ASCO, 13 de noviembre de 2018
https://www.asco.org/about-asco/press-center/news-releases/side-effects-certain-immunotherapies-may-be-higher-initially
Traducido por Salud y Fármacos

Un análisis de casi 2.800 personas con cáncer de pulmón no microcítico (CPNM) que recibieron inhibidores del punto de control inmunitario nivolumab (Opdivo), pembrolizumab (Keytruda) o atezolizumab (Tecentriq) descubrió que pueden surgir problemas médicos inesperados, conocidos como eventos adversos, más frecuentemente de lo que se informó en los ensayos iniciales que facilitaron la aprobación de estas terapias. Estos hallazgos se presentaron en el Simposio de Oncología y Cuidado Paliativo en 2018 en San Diego, California.

“La inmunoterapia sigue siendo bien tolerada y los efectos secundarios graves son menos frecuentes que los que se observan con la quimioterapia convencional. Aun así, en raras ocasiones, la inmunoterapia puede causar otros problemas médicos graves”, dijo la autora principal del estudio, la Dra. Elizabeth Jane Cathcart-Rake, miembro de la Clínica Mayo en Rochester, Minnesota. “Es importante comprender el alcance total de los efectos secundarios de los tratamientos contra el cáncer, y los pacientes y los proveedores de servicios de salud deben ser conscientes de que lleva tiempo evaluarlos por completo, sobre todo en el caso de terapias recientes”.

Como ejemplo, basado en un tipo diferente de terapia, el Dr. Cathcart-Rake citó los resultados del ensayo clínico inicial de los inhibidores de la aromatasa para el cáncer de mama que indicaron que el 8% de las pacientes experimentaban dolor en las articulaciones. Los hallazgos actuales, basados en resultados informados por los pacientes y en análisis más completos de las últimas dos décadas, muestran que aproximadamente el 50% de los pacientes que toman inhibidores de la aromatasa reportan dolor en las articulaciones.

Sobre el estudio
Los investigadores revisaron los datos de facturación (que se presentan para obtener el reembolso) de una gran base de datos de seguros que enumeraba los eventos adversos ocasionados por la inmunoterapia. La base de datos, OptumLabs Data Warehouse, fue cofundada por la Clínica Mayo en 2012 e incluye datos clínicos anonimizados de más de 150 millones de personas en Estados Unidos. Los investigadores determinaron si las personas recibieron los inhibidores del punto de control de inmunoterapia PD-1 o PD-L1 nivolumab, pembrolizumab o atezolizumab entre 2015 y 2017 y luego analizaron la frecuencia de los eventos adversos relacionados con el sistema inmunitario. La mayoría de los pacientes recibieron formas estándar de quimioterapia antes de su tratamiento con inmunoterapia.

“Creemos que nuestro estudio es el primero en caracterizar los eventos adversos utilizando los datos de facturación, lo que brinda una perspectiva mucho más amplia y basada en la población sobre el impacto en la salud que un ensayo”, dijo la Dra. Cathcart-Rake. “Si bien ha habido estudios comparando los datos de varios ensayos, nuestro enfoque incluye una visión integral de los resultados para la mayoría de los pacientes asegurados”.

Los investigadores no pudieron dar cuenta de las personas que no tienen seguro, una posible limitación del estudio.

Resultados clave
El resultado adverso más frecuente relacionado con el sistema inmunitario, el hipotiroidismo, ocurrió en el 9,2% de los pacientes. Esto no fue inesperado, ya que la tiroides es sensible a los estímulos inmunes. Otros efectos secundarios, como la anemia, se produjeron en el 5,7% de los pacientes y la lesión renal aguda en el 2,8% de los pacientes. Los eventos gastrointestinales y cardíacos fueron relativamente raros.

Se siguen analizando los datos para que los investigadores puedan comprender mejor las diferencias absolutas entre las toxicidades informadas en los ensayos y las observadas en la población en general.

Según los autores, solo alrededor del 14% de los ensayos informan eventos adversos en el momento de la publicación. Sin embargo, un ensayo, KEYNOTE-24, que comparó pembrolizumab versus quimioterapia, permitió a los autores comparar los resultados iniciales con los datos basados en la población. KEYNOTE-24 informó que el 0,6% de los pacientes tenía hipofisitis, una afección rara que involucra una inflamación aguda o crónica de la glándula pituitaria, mientras que este análisis encontró que el 2,4% de los pacientes experimentaron hipofisitis.

Los próximos pasos
El siguiente paso es que los investigadores analicen el momento en que se producen los efectos secundarios autoinmunes, y esta información se puede encontrar en las bases de datos de los proveedores de seguros. Si los médicos supieran cuándo es más probable que ocurran los efectos secundarios, podrían intervenir de manera oportuna.

creado el 18 de Marzo de 2019


Free Trial
How to help?



Search


Search terms

Search for exact phrase
+ Advanced search
Search for

From

To

Section