Salud y Fármacos

Una organización internacional sin ánimo de lucro para fomentar el acceso y el uso adecuado de medicamentos entre la población hispano-parlante

Reacciones Adversas e Interacciones

Diclofenaco. Analgésico de uso frecuente puede aumentar sustancialmente el riesgo de enfermedad cardíaca (Diclofenaco. Common painkiller may substantially increase the risk of heart disease)
Nancy Bazilchuk, basado en un artículo de Siw Ellen Jakobsen
ScienceNordic, 3 de octubre de 2018
http://sciencenordic.com/common-painkiller-may-substantially-increase-risk-heart-disease
Traducido por Salud y Fármacos

Podría suponer que un analgésico comprado en la farmacia, sin receta, es relativamente seguro.

Sin embargo, varios medicamentos de venta libre que se usan con frecuencia para tratar el dolor y la inflamación pueden tener efectos secundarios no deseados, como incrementar el riesgo de problemas gastrointestinales y de enfermedades cardiovasculares.

Un nuevo estudio muestra que el uso de tabletas como Voltarol y Voltaren, que contienen diclofenaco como ingrediente activo, se asocia a un aumento del riesgo de enfermedad cardiovascular.

“Creemos que es hora de que las personas tomen conciencia del riesgo de usar diclofenaco y reduzcan su uso”, dice el autor principal, Morten Schmidt, del Hospital Universitario de Aarhus en Dinamarca, hablando en Sveriges Television, la compañía de televisión pública sueca.

“El diclofenaco no debería estar disponible sin receta, y cuando se prescribe, debería ir acompañado de un aviso que advierta sobre sus riesgos potenciales”, escriben los investigadores en el artículo que se publica en The British Medical Journal [1].

Aumenta el riesgo de enfermedad cardíaca
Schmidt y sus colegas examinaron los Registros nacionales de salud daneses e identificaron 6,3 millones de pacientes a los que se les había prescrito un medicamento con diclofenaco, otros AINEs (medicamentos antiinflamatorios no esteroideos) o medicamentos que contenían paracetamol como ingrediente activo.

Su análisis mostró que los medicamentos que contienen diclofenaco podrían aumentar el riesgo de enfermedad cardiovascular en hasta un 50% en comparación con las personas que no tomaron el medicamento.

El aumento del riesgo del diclofenaco fue un 20% superior al atribuible al uso de ibuprofeno y paracetamol, y un 30% más alto que el asociado al uso de naproxeno.

Todos los AINEs y el paracetamol aumentaron el riesgo de enfermedad cardiovascular, pero el diclofenaco es el que más incrementó el riesgo.

El aumento en el riesgo también fue mayor entre las personas que ya tenían un mayor riesgo o que ya padecían una enfermedad cardiovascular.

Elija paracetamol en lugar de AINEs
“Estos resultados confirman algo que hemos sabido desde hace mucho tiempo”, dice Steinar Madsen, Director Médico de la Agencia de Medicamentos de Noruega, donde Voltarol es de venta libre en farmacias.

“En Noruega, recomendamos que los médicos y los pacientes utilicen la menor cantidad posible de diclofenaco”.

En su lugar, dice Madsen, la Agencia Noruega de Medicamentos recomienda el uso de medicamentos a base de paracetamol en lugar de los AINEs, porque los consideran una alternativa más segura.

Añade que para algunos pacientes, no hay buenas alternativas a los AINEs. “Si el paracetamol no funciona, los médicos a veces tienen que usar AINEs. Estos pueden ayudar a los pacientes con dolor severo por reumatismo, osteoartritis de la cadera, osteoporosis o dolor de espalda severo. Tenemos que equilibrar la utilidad y el riesgo. Pero si el paciente puede usar paracetamol, esa es la primera opción para todos los tipos de dolor”.

Los hallazgos no se aplican a los geles que contienen AINEs, incluyendo el diclofenaco, y son de aplicación tópica, que se consideran una buena alternativa a los analgésicos orales.

Los noruegos consumieron 78 millones de dosis de AINEs en 2014
Según la Asociación de Farmacias de Noruega, los noruegos tomaron 78 millones de dosis de AINEs, como ibruprofeno, naproxeno, Voltarol y Voltaren en 2014.

Aproximadamente una cuarta parte de estos se compraron sin receta.

En Noruega, los AINEs solo se venden sin receta médica en las farmacias, y no se pueden comprar en estaciones de servicio o tiendas de comestibles.

Las cifras de la Agencia Noruega de Medicamentos muestran que en 2012 se recetaron estas tabletas a alrededor de 800.000 noruegos.

Cuando se contactó a Novartis, los fabricantes de tabletas de Voltaren, para hablar del estudio respondieron que el medicamento se había usado durante 40 años y que muchos estudios respaldan el perfil de seguridad asociado al uso correcto del medicamento.

“Al igual que con la mayoría de los medicamentos, existe el riesgo de efectos secundarios, y como se indica en nuestra información sobre medicamentos, uno debe esforzarse por utilizar la dosis más baja posible y durante el menor tiempo de tratamiento posible”, dice Nicklas Rosendal, Gerente de Comunicaciones de Novartis para la Región Nórdica.

Referencia.

1. Schmidt Morten, Sørensen Henrik Toft, Pedersen Lars. Diclofenac use and cardiovascular risks: series of nationwide cohort studies BMJ 2018; 362 :k3426 https://www.bmj.com/content/362/bmj.k3426

creado el 18 de Marzo de 2019


Free Trial
How to help?



Search


Search terms

Search for exact phrase
+ Advanced search
Search for

From

To

Section