Advierten…: Reportes Breves - Salud y Fármacos

Una organización internacional sin ánimo de lucro para fomentar el acceso y el uso adecuado de medicamentos entre la población hispano-parlante

Advierten…
Reportes Breves

Cuidado con las interacciones entre los fármacos para la disfunción eréctil y otros medicamentos

(Watch out for intereactions between drugs for erectile dysfunction and other medications)
Worst Pills Best Pills, enero de 2009
Traducido por Salud y Fármacos

Cuidado con las interacciones con tamoxifeno (Nolvadex)
(Watch out for Interactions Between Drugs for Erectile Dysfunction and Other Medications)
Worst Pills Best Pills,
marzo de 2009
Traducido por Salud y Fármacos

Los fármacos anti-inflamatorios no esteroideos pueden dificultar el control de la tensión arterial

(Non-Steroidal Anti-Inflamatory Medications can make it difficult to control Blood Pressure)
Worst Pills Best Pills,
artículo de febrero de 2009
Traducido por Salud y Fármacos


Cuidado con las interacciones entre los fármacos para la disfunción eréctil y otros medicamentos (Watch out for intereactions between drugs for erectile dysfunction and other medications)
Worst Pills Best Pills, enero de 2009
Traducido por Salud y Fármacos

Es probable que cualquiera que vea televisión conozca que en la actualidad se prescriben tres medicamentos para el tratamiento de la disfunción eréctil (DE): sildenafil (Viagra), tadalafil (Cialis) y vardenafil (Levitra). Estos fármacos, que pertenecen a la familia de fármacos llamados inhibidores de la fosfodiesterasa-5 (FD5), son de uso frecuente, especialmente en varones de edad avanzada. Y dado que el tratamiento concomitante con otros medicamentos es más habitual en esta población de sujetos, deberían saber que se pueden producir interacciones peligrosas cuando los fármacos FD5 se administran junto con otros fármacos prescritos. Este artículo solo incluye estos tres fármacos FD5 aprobados y excluye los muchos productos para la DE que no han sido aprobados por las autoridades sanitarias y que se anuncian en internet o en cualquier otro medio de comunicación (ver Cuadros 1, 2 y 3).

¿Cómo interactúan los fármacos para la DE?

Sildenafil, tadalafil y vardenafil son fármacos que producen la dilatación de los vasos sanguíneos (vasodilatadores) y este efecto puede potenciarse cuando se utilizan en combinación con otros medicamentos con efectos vasodilatadores similares. Este efecto vasodilatador incrementa el flujo sanguíneo al pene y favorece la erección. Sin embargo, la mayoría de las interacciones de los fármacos para la DE se derivan de su metabolización por la enzima CYP3A4 en el intestino y el hígado. La CYP3A4 es la enzima más importante para el metabolismo de los fármacos y muchos medicamentos pueden interactuar con los fármacos para la DE al disminuir o aumentar la actividad de la CYP3A4, lo que produce un aumento o descenso de los niveles de fármacos para la DE, respectivamente.

Interacciones con vasodilatadores

Las personas que reciben tratamiento con nitratos (fármacos que se utilizan normalmente para dilatar los vasos sanguíneos en el corazón en pacientes con enfermedades arteriocoronarias, como la nitroglicerina), ya sea en forma habitual o puntual, no deben tomar estos fármacos para la DE. Puede producirse un descenso peligroso de la tensión arterial, lo que potencialmente podría provocar un ataque al corazón o un accidente cerebrovascular, por lo que no deben utilizarse en combinación con estos fármacos. Los fármacos para la DE también pueden potenciar los efectos hipotensores de fármacos alfabloqueantes como doxazosina (Cardura), prazosina (Minipress), terazosina (Hytrin), tamsulosina (Flomax) y alfuzosina (Uroxatral). Estos fármacos se utilizan para el tratamiento de la hipertensión y dilatar la glándula prostática. Si usted está bajo tratamiento con un alfabloqueante, consulte a su médico antes de tomar un fármaco para la DE; su médico le puede recomendar un ajuste de la dosis u otras precauciones.

Interacciones con fármacos que incrementan la actividad de la CYP3A4

Los fármacos que inhiben la actividad de la CYP3A4 pueden aumentar sustancialmente las concentraciones plasmáticas de los fármacos para la DE, lo cual podría resultar tóxico. Consulte el Cuadro 2 para una lista de fármacos que inhiben la enzima CYP3A4. Si usted toma alguno de estos fármacos, consulte con su médico antes de tomar un fármaco para la DE. Su médico puede aconsejarle una reducción de la dosis del fármaco para la DE, especialmente si toma un inhibidor potente de la CYP3A4, como ketoconal, itraconazol o ritonavir. Tenga en cuenta que el zumo de pomelo también actúa como inhibidor de la CYP3A4.

Interacciones con fármacos que aumentan la actividad de la CYP3A4

Los fármacos que aumentan la actividad de la CYP3A4 (consulte Cuadro 3) tienden a reducir el efecto de los fármacos para la DE. Por supuesto, esto no es peligroso, pero puede hacer que el fármaco para la DE sea inefectivo. Si el aumento de la actividad de la CYP3A4 es notable, como en pacientes bajo tratamiento con el antibiótico rifampina, incluso la dosis más alta recomendada del fármaco para la DE puede resultar inefectiva. De nuevo, si toma cualquiera de los medicamentos mencionados en el Cuadro 3, consulte con su médico antes de comenzar el tratamiento con un fármaco para la DE, de este modo su médico sabrá que el efecto del fármaco para la DE puede verse comprometido. (Consulte los Cuadros 1,2 y 3).

Lo que puede hacer

Muchos medicamentos pueden interactuar con los fármacos para la DE, por eso es importante que el médico que prescribe el fármaco para la DE conozca todos los medicamentos que toma. Si inicia o finaliza el tratamiento con otros medicamentos tras la prescripción del fármaco para la DE, compruebe que el efecto del fármaco para la DE no se vea afectado.

Cuadro 1. Lista de fármacos que pueden producir un descenso excesivo de la presión arterial en combinación con los fármacos para la DE Nitratos

Nombre genérico

Nombre Comercial

Isosorbida dinitrato

Dilatrate-Sr, Isordil, Sorbitrate

Isosorbida mononitrato

Imdur, Ismo, Monoket

Nitroglicerina

Minitran, Nitro-Bid, Nitro-Dur, Nitrostat, Transderm-Nitro

Alfabloqueantes

Nombre genérico

Nombre Comercial

Doxazosina**

Cardura**

Prazosina*

Minipress*

Terazosina*

Hytrin*

Tamsulosina**

Flomax**

Alfuzosina***

Uroxatral***

* Calificación No usar en Worst Pills Best Pills
** Calificación uso limitado en Worst Pills, Best pills

Cuadro 2. Fármacos que pueden producir toxicidad por fármacos para la DE al disminuir la actividad de la CYP3A4

Nombre genérico

Nombre Comercial

Amprenavir

Agenerase

Aprepitant

Emend

Atazanavir

Reyataz

Claritromicina**

Biaxin**

Conivaptán

Vaprisol

Ciclosporina

Neoral, Sandimmune

Darunavir

Prezista

Dasatinib

Sprycel

Delavirdina

Rescriptor

Diltiazem**

Cardizem, Cardizem Cd, Dilacor Xr, Tiazac**  

Eritromicina

Ees, Erythrocin

Fluconazol

Diflucan

Fluvoxamina**

Luvox**

Fosamprenavir

Lexiva

Zumo De Pomelo

Imatinib

Gleevec

Indinavir

Crixivan

Itraconazol*

Sporanox*

Ketoconazol

Nizoral

Lapatinib

Tykerb

Mifepristona

Mifeprex

Nefazodona*

Serzone*

Nelfinavir

Viracept

Posaconazol

Noxafil

Quinupristina

Synercid

Ritonavir

Norvir

Saquinavir

Fortovase, Invirase

Telitromicina*

Ketek*

Troleandomicina

Tao

Verapamilo

Calan, Calan Sr, Covera-Hs, Isoptin, Isoptin Sr, Verelan

Voriconazol

Vfend

Zafirlukast*

Accolate*

* Calificación No usar en Worst Pills Best Pills
** Calificación uso limitado en Worst Pills, Best pills

Cuadro 3. Fármacos que pueden inhibir el efecto de los fármacos para la DE al aumentar la actividad de la CYP3A4

Nombre genérico

Nombre Comercial

Aminoglutetimida

Cytadren

Bosentán

Tracleer

Carbamazepina

Carbatrol, Tegretol

Dexametasona

Decadron, Hexadrol, Mymethasone

Efavirenz

Sustiva

Modafinil*

Provigil*

Nafcilina

Nallpen, Unipen

Nevirapina

Viramune

Oxcarbazepina

Trileptal

Fenobarbital**

Luminal, Solfoton**

Primidona

Mysoline

Fenitoína

Dilantin

Rifabutina

Mycobutin

Rifampina

Rifadin, Rimactane

Rifapentina

Priftin

Hierba de San Juan

* Calificación No usar en Worst Pills Best Pills
** Calificación uso limitado en Worst Pills, Best pills

 

(principio de página…)

(regresa a advierten…)

 

 

Cuidado con las interacciones con tamoxifeno (Nolvadex)

(Watch out for Interactions Between Drugs for Erectile Dysfunction and Other Medications)
Worst Pills Best Pills,
marzo de 2009
Traducido por Salud y Fármacos

El cáncer de mama es el cáncer más común en mujeres y el fármaco tamoxifeno (Nolvadex) se utiliza normalmente para el tratamiento y, en ocasiones, la prevención de esta enfermedad. En el año 2007, se prescribieron 1,7 millones de recetas de tamoxifeno. Sin embargo, estudios recientes sugieren que otros fármacos pueden reducir los efectos anticancerosos de tamoxifeno, lo que aumentaría potencialmente la recurrencia del cáncer y reduciría la supervivencia. Algunos antidepresivos, como fluoxetina (Prozac), paroxetina (Paxil) y bupropión (Wellbutrin), pueden reducir el efecto de tamoxifeno al ser de los fármacos inhibidores de la CYP2D6 más potentes.

¿Por qué las interacciones farmacológicas suponen un problema para tamoxifeno?

Tamoxifeno es un “profármaco”, que significa que las moléculas del fármaco en la medicación están inactivas; el organismo debe transformarlas a moléculas activas que son las que finalmente producen los efectos beneficiosos. La enzima que activa tamoxifeno se llama CYP2D6.

Algunas personas pueden tener una deficiencia genética de la CYP2D6 que puede interferir en la efectividad de tamoxifeno (ver Cuadro).

¿Qué fármacos pueden reducir el efecto de tamoxifeno?

Entre los inhibidores más importantes de la CYP2D6 se encuentran los antidepresivos, porque los pacientes con cáncer de mama pueden estar bajo tratamiento con este tipo de medicamentos. Fluoxetina, paroxetina y bupropión encabezan la lista de fármacos a vigilar. Otros antidepresivos son inhibidores más débiles de la CYP2D6, como sertralina (Zoloft), escitalopram (Lexapro) y citalopram (Celexa), mientras que otros apenas afectan o no ejercen efecto sobre la CYP2D6, como es el caso de venlafaxina (Effexor).

Aunque el problema del tratamiento con antidepresivos con tamoxifeno ha recibido la mayor atención por parte de la literatura médica, hay que tener en cuenta que hay muchos más medicamentos que también inhiben la actividad de la CYP2D6: fármacos cardiacos, agentes antifúngicos, analgésicos e incluso antihistamínicos como difenhidramina (Benadryl, Dytan suuspensión, Dytan-D suspensión, Sominex formula; consulte Cuadro para más información).

Tenga en cuenta que el Cuadro sólo incluye fármacos que inhiben en forma significativa la enzima CYP2D6. Hay más fármacos que producen una inhibición de moderada a leve de la CYP2D6, y, en función de la dosis del fármaco, podrían inhibir potencialmente la conversión de tamoxifeno a su forma activa.

Lo que puede hacer

Si usted es un candidata para la terapia con tamoxifeno para el tratamiento del cáncer de mama, consulte a su médico sobre la enzima CYP2D6. Si es necesario realizar un análisis de la CYP2D6 pero su seguro sanitario no lo cubre, quizás podría considerar pagarlo de su bolsillo.

Si usted es candidata a la terapia con tamoxifeno (o ha recibido tratamiento previo con tamoxifeno), evite tomar cualquiera de los inhibidores de la CYP2D6 mencionados en el Cuadro. Asimismo, compruebe el resto de medicamentos que toma para asegurarse que no son inhibidores de la CYP2D6. La mayoría de los farmacéuticos tienen fuentes de información sobre los fármacos que afectan a las enzimas metabolizadoras de fármacos.

Si ya toma tamoxifeno y la respuesta es inadecuada, consulte a su médico sobre la posibilidad de que tenga una deficiencia genética de la CYP2D6 o de que esté tomando fármacos que inhiban la CYP2D6.

Deficiencia genética de CYP2D6 y tamoxifeno

Aquellas personas sin actividad de la CYP2D6 reciben el nombre de “metabolizadores pobres”, lo que significa que tienen un gen heredado de cada progenitor no funcional. La deficiencia completa de la CYP2D6 se produce entre el 6-10% de los caucásicos, 3-6% de los mejicanos, 2-5% de los afroamericanos y aproximadamente 1% de los asiáticos.

Varios estudios han observado si los metabolizadores pobres de la CYP2D6 que reciben tratamiento con tamoxifeno tienen tasas de supervivencia menores que los sujetos con CYP2D6 normofuncionante y tratados con tamoxifeno. Algunos estudios (“estudios positivos”) muestran exactamente lo que cabría esperar: que tamoxifeno no funciona de la misma manera en personas con déficit de CYP2D6.

 

Otros estudios “negativos” no identificaron esta correlación, pero ninguno de estos estudios consideró si los pacientes recibían tratamiento con fármacos inhibidores de la CYP2D6. En otras palabras, estos estudios habrían sido “negativos” para un efecto genético simplemente porque había tantas mujeres bajo tratamiento con fármacos inhibidores de la enzima CYP2D6 que imposibilitó la capacidad de detectar el rol del efecto genético.

 

Se trata de un error grave y en este punto convendría ser prudentes, en la medida de lo posible, para tener en cuenta tanto las diferencias genéticas de la CYP2D6 y los fármacos que pueden inhibir la CYO2D6 en cada paciente candidato al tratamiento con tamoxifeno.

Cuadro. Fármacos que inhiben la CYP2D6

Nombre del fármaco

Nombre comercial

Amiodarona

Cordarone, Pacerone *** 

Bupropión 

Wellbutrin** 

Cloroquina

Aralen 

Clorfeniramina

Alermine, Chlor-Trimeton 

Clorpromazina

Thorazine**

Cinacalcet 

Sensipar 

Difenhidramina

Benadryl, Dytan suspensión, Dytan-D suspensión, Sominex fórmula

Duloxetina

Cymbalta

Fluoxetina 

Prozac, Serafem**

 Haloperidol

Haldol**

Halofantrina

Halfan

Imatinib

Gleevec

Paroxetina

Paxil, Pexeva**

Perfenazina

Trilafon 

Propafenona 

Rythmol

Propoxifeno

Darvon, Darvon-N* 

Quinidina

Duraquin, Quinaglute Dura-Tabs, Quinidex**

Terbinafina

Lamisil* 

Tioridazina

Mellaril* 

* Calificación No usar en Worst Pills Best Pills
** Calificación uso limitado en Worst Pills, Best pills

 

(principio de página…)

(regresa a advierten…)

 

 

Los fármacos anti-inflamatorios no esteroideos pueden dificultar el control de la tensión arterial

(Non-Steroidal Anti-Inflamatory Medications can make it difficult to control Arterial Tension)
Worst Pills Best Pills,
artículo de febrero de 2009
Traducido por Salud y Fármacos

Los fármacos anti-inflamatorios no esteroideos (AINEs) pueden interferir en el tratamiento antihipertensivo. Los AINEs se encuentran entre los fármacos de uso más frecuente para la osteoartritis y otros trastornos dolorosos. Los AINEs “tradicionales” constituyen una parte central del tratamiento analgésico e incluye ibuprofeno (Advil, Medipren, Motrin, Nuprin), naproxeno (Aleve, Anaprox, Naprosyn), inhibidores COX-2 como celecoxib (celebrex), y aspirina (consulte el Cuadro 1).

Todos estos agentes tienen efectos secundarios potencialmente graves. Los AINEs pueden producir toxicidad gastrointestinal, que en ocasiones puede provocar hemorragias gastrointestinales con riesgo para la vida. Más recientemente, se ha descubierto que los inhibidores COX-2 como celecoxib incrementan el riesgo de ataques cardiacos, y la Administración de Alimentos y Fármacos (FDA) de Estados Unidos considera actualmente la posibilidad de que los AINEs “tradicionales” como ibuprofeno también puedan aumentar el riesgo de ataques cardiacos. Los AINEs también pueden empeorar la insuficiencia cardiaca y pueden desencadenar enfermedades renales en personas susceptibles.

¿Qué efecto tienen los AINEs sobre la respuesta a los fármacos antihipertensivos?

Muchos estudios han hallado que los AINEs aumentan la tensión arterial en personas con hipertensión (tensión arterial alta). Esto supone un problema especialmente en personas de edad avanzada, ya que este grupo poblacional es más propenso a padecer hipertensión y artritis u otras enfermedades tratadas con AINEs.

El efecto sobre la tensión arterial normalmente es gradual y moderado: la magnitud del efecto varía notablemente de una persona a otra, pero a menudo provoca un aumento aproximado entre 5 y 10 mmHg (en ocasiones mínimo). En algunas personas (especialmente en aquellas bajo tratamiento con inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina, también conocidos como IECAs), el efecto puede ser muy superior y de hecho pueden dificultar mucho el control de la hipertensión. No obstante, incluso un incremento moderado de la tensión arterial puede tener consecuencias negativas para la salud al aumentar el riesgo de ataques cardiacos o accidentes cerebrovasculares. En algunos casos, el control de la tensión arterial resulta extremadamente difícil en presencia de AINEs y puede ser necesario tomar otro AINE o modificar el régimen terapéutico para reducir la tensión arterial.

¿Los AINEs interactúan con todos los fármacos antihipertensivos?

La respuesta abreviada es sí, pero puede haber algunas diferencias. Los inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensiona (IECA), los bloqueantes del receptor de la angiotensina II (BRA) y los diuréticos parecen ser particularmente susceptibles a los efectos de los AINEs (ver Cuadro 2).

Aunque algunas evidencias sugieren que los bloqueantes de los canales del calcio (como verapamilo y diltiazem) no se ven afectados en la misma forma que los IECA, BRA y diuréticos, las personas tratadas con antihipertensivos deben asumir que todos los fármacos antihipertensivos interactúan con los AINEs.

¿Todos los AINEs interactúan con los fármacos antihipertensivos?

Es mejor asumir que todos los AINEs (incluido los inhibidores COX-2 mencionados anteriormente) y la aspirina inhiben los efectos hipotensores de los fármacos antihipertensivos. Algunos estudios han sugerido que algunos AINEs tienen menos probabilidades de interactuar que otros, por lo que si se aprecia que un AINE constituye un problema, resulta razonable probar otro AINE para comprobar si se puede controlar la tensión arterial. No obstante, no parece que la aspirina a bajas dosis afecte especialmente a la terapia antihipertensiva.

¿Qué sucede con los AINE de uso a corto plazo?

El efecto de los AINEs sobre la tensión arterial es gradual, por lo que en la mayoría de las personas con hipertensión controlada el uso de un AINE durante algunos días no parece que suponga un problema. Además, los efectos negativos de una hipertensión con un mal control moderado tardan varios años en desarrollarse. Sin embargo, si padece de hipertensión severa o inestable, debería consultar con su médico antes de tomar cualquier AINE (incluido los inhibidores COX-2) o aspirina a bajas dosis.

¿Qué control es necesario si se añaden AINEs a la terapia antihipertensiva?

Si es necesario tomar AINEs junto con antihipertensivos, la tensión arterial debe controlarse con más frecuencia. Sin embargo, es importante saber que el efecto de los AINEs sobre la tensión arterial es gradual, por lo que la tensión arterial debe controlarse durante al menos varias semanas tras el comienzo del tratamiento con el AINE. Es posible que los pacientes hipertensos tratados con un AINE y a los que se les añade una terapia antihipertensiva tengan dificultades para controlar su tensión arterial. Esto podría conducir a una mayor ingesta de fármacos o a una dosis mayor, cuando en realidad el problema es la interacción farmacológica. La misma precaución es aplicable a cualquier incremento o descenso en la dosis del AINE o cualquier cambio en el tipo de AINE utilizado. Es posible que los médicos también decidan realizar un seguimiento más exhaustivo en pacientes con riesgo de insuficiencia cardiaca congestiva o insuficiencia renal.

Lo que puede hacer

Si tiene hipertensión, intente evitar la ingesta de AINEs, incluidos los inhibidores COX-2 y aspirina (excepto aspirina a bajas dosis, que no parece que suponga un problema).

Si necesita tomar AINEs por un problema temporal, la duración de la terapia debe ser la menor posible.

Si el consumo de AINEs y antihipertensivos es crónico, debe controlar más intensamente su tensión arterial y la función renal.

Si tiene la tensión arterial alta, no comience, interrumpa o cambie la dosis de un AINE sin informar a su médico; esto también es aplicable al cambio de un AINE a otro.

Cualquiera de estos cambios podría afectar al control de su tensión arterial.

Cuadro 1. Fármacos anti-inflamatorios no esteroideos (AINEs)

aspirina tamponada (Ascriptin, Bufferin)*

celecoxib (Celebrex)*

diclofenaco (Voltaren)**

diflunisal, ácido mefenámico (Ponstel)** (Dolobid)*

etodolaco (Lodine)**

fenoprofeno (Nalfon)**

flurbiprofeno (Ansaid, Ocufen)

ibuprofeno (Advil, Medipren, Motrin, Nuprin)

indometacina (Indocin)*

ketoprofeno (Orudis)

ketorolaco (Toradol)*

meclofenamato (Meclomen)**

meloxicam (Mobic)*

nabumetona (Relafen)**

naproxeno (Aleve, Anaprox, Naprosyn)

oxaprozina (Daypro)**

piroxicam (Feldene)*

salsalateo (Disalcid)*

sulindac (Clinoril)**

tolmetina (Tolectin)**

* Calificación NO USAR en Worst Pills, Best Pills
** Calificación Uso Limitado en Worst Pills, Best Pills

Cuadro 2. Fármacos que pueden interactuar con los AINEs

Inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina (IECA)

amlodipino y benazepril (Lotrel)*

benazepril (Ethex, Lotensin) **

benazepril e hidroclorotiazida (Lotensin HCT) **

captopril (Capoten) **

captopril e hidroclorotiazida (Capozide) **

diltiazem y enalapril (Teczem)*

enalapril (Vasotec) **

enalapril e hidroclorotiazida (Vaseretic) **

felodipino y enalapril (Lexxel)*

fosinopril (Monopril) **

lisinopril (Prinivil, Zestril) **

lisinopril e hidroclorotiazida (Prinzide, Zestoretic) **

moexipril (Univasc) **

perindopril (Aceon) **

quinapril (Accupril)

ramipril (Altace) **

trandolapril (Mavik)**

verapamilo y trandolapril (Tarka)*

Bloqueantes de los receptores de la angiotensina II (BRA)

candesartán (Atacand)**

candesartán e hidroclorotiazida (Atacand HCT) **

eprosartán (Teveten)**

irbesartán (Avapro)**

irbesartán e hidroclorotiazida (Avalide)**

losartán (Cozaar)**

losartán e hidroclorotiazida (Hyzaar)**

olmesartán (Benicar)***

olmesartán e hidroclorotiazida (Benicar HCT)*

telmisartán (Micardis)**

telmisartán e hidroclorotiazida (Micardis HCT)**

valsartán (Diovan)**

valsartán e hidroclorotiazida (Diovan HCT)**

Betabloqueantes

betaxolol – colirio (Betoptic S, Betoptic)

levobunolol (Betagan)

timolol – colirio (Timoptic)

acebutolol (Sectral)

atenolol (Tenormin)

betaxolol – cardiaco (Kerlone)

bisoprolol (Zebeta)

carvedilol (Coreg)

labetalol (Normodyne, Trandate)

metoprolol (Lopressor, Toprol Xl)

nadolol (Corgard)

penbutolol (Levatol)

pindolol (Visken)

propranolol (Inderal La, Inderal)

timolol [cardiaco] (Blocadren)

atenolol y clortalidona (Tenoretic)**

bisoprolol e hidroclorotiazida (Ziac)**

metoprolol e hidroclorotiazida (Lopressor HCT)**

propranolol e hidroclorotiazida (Inderide LA)**

timolol e hidroclorotiazida (Timolide)**

Bloqueantes de los canales del calcio

amlodipino (Norvasc)**

amlodipino y benazepril (Lotrel)*

diltiazem (Cardizem, Cardizem CD, Dilacor XR, Tiazac)**

diltiazem y enalapril (Teczem)*

felodipino (Plendil)

felodipino y enalapril (Lexxel)*

isradipino (Dynacirc, Dynacirc CR)**

nicardipino (Cardene, Cardene SR)**

nifedipino (Adalat CC, Procardia XL)**

nisoldipino (Sular)

verapamilo (Calan, Calan SR, Covera-HS, Isoptin, Isoptin SR, Verelan)

verapamilo y trandolapril (Tarka)*

Diuréticos

Clorotiazida (Diuril)

clortalidona (Hygroton)

hidroclorotiazida (Esidrix, Hydrodiuril, Microzide)

meticlotiazida (Enduron)

metolazona (Diulo, Zaroxolyn)

politiazida (Renese)

 

(principio de página…)

(regresa a advierten…)

 

modificado el 19 de septiembre de 2017