Una organización internacional sin ánimo de lucro para fomentar el acceso y el uso adecuado de medicamentos entre la población hispano-parlante

ÉTICA Y DERECHO

Conducta de la Industria

Pharma abandona los descuentos de medicamentos para el Sida en algunos países (Pharma drops AIDS discounts in some countries)
El Silverman
Pharmalot, 18 de julio 2011
http://www.pharmalot.com/2011/07/pharma-abandons-aids-discounts-in-some-countries/
Traducido por Salud y Fármacos

Algunos productores de medicamentos han dejado de ofrecer descuentos para medicamentos contra el Sida en los países de medianos ingresos, lo que ha despertado preocupación por el número de personas afectas de VIH/Sida que se quedarán sin acceso a los medicamentos que salvan vidas, lo cual contrasta con la tendencia de que los países más pobres tengan cada vez mayor acceso a estos medicamentos, dijo Médicos Sin Fronteras.

Esta información fue revelada una semana después de que Gilead Sciences accediera a contribuir las licencias de cuatro medicamentos contra al Sida al Pool de Patentes, una iniciativa que fue recibida con entusiasmo. Sin embargo los críticos se han quejado de una de las provisiones pone limites al acceso de personas que residen en países de medianos ingresos (Ver http://www.pharmalot.com/2011/07/gilead-licenses-aids-drug-to-medicines-patent-pool/)

Natan Ford, director médico de la campaña de Médicos Sin Fronteras (MSF) por el acceso a los medicamentos esenciales, dijo en una declaración que acompañó al informe. “Mientras se sigue avanzando en la reducción de preciso para los países más pobres, un número significativo de gente con VIH/Sida reside en países que han quedado excluidos de los descuentos de los medicamentos”. Esto es lo que MSF encontró:

Tibotec, una unidad de Johnson&Johnson, excluye de la reducción de precios a todos los países clasificados como de medianos ingresos; Abbott excluye a los países de bajos y medianos ingresos para recibir descuentos de uno de sus medicamentos; y ViiV, un programa conjunto de Pfizer y GlaxoSmithKline, ya no ofrece precios reducidos a los países de medianos ingresos, aún si los proyectos están financiados por el Fondo Global contra el Sida, la Tuberculosis y la Malaria o por el programa PEPFAR del gobierno estadounidense.

Merck también ha dado marcha atrás a su política y no ofrecerá descuentos por su nuevo medicamento raltegravir (Isentress) en 49 países de medianos ingresos como India, Indonesia, Tailandia, Vietnam, Ucrania, Colombia y Brasil. Brasil por ejemplo paga US$5.870 por paciente por año para un solo medicamento, mientras que en los países más pobres Merck cobra US$675, cuatro veces más que el precio recomendado para el tratamiento triple de primera línea TDF/3TC/EFV.

Merck aclaró que se compromete a facilitar el acceso a Isentress en los países de medianos ingresos a través de una política de preciso diferenciales (que se basa principalmente en los ingresos del país, la carga de enfermedad, y modelos económicos específicos para cada país) (http://www.merck.com/about/views-and-positions/hai-statement.pdf)

“Todo esto preocupa porque representa una amenaza a la capacidad de pago de los productos y a la sostenibilidad financiera de los programas gubernamentales de tratamiento, especialmente teniendo en cuenta que la estrategia de precios previa de Merck consistía en ofrecer a los países de medianos ingresos precios que eran hasta diez veces superiores al precio de los genéricos. Preocupa especialmente el precio de raltegravir, ya que su precio en los países de altos ingresos es muy caro, US$8.000 al año,” dice el informe de MSF. El informe se puede leer en http://freepdfhosting.com/f81f9b43b7.pdf

MSF también hace hincapié en que en los países de medianos ingresos, el costo de la primera línea de medicamentos, incluyendo el producto de Gilead tenofovir o Viread, cuesta más de US$1.000 al año, que es casi seis veces más que lo que cuesta el genérico. Janice Lee, farmacéutico del programa VIH/Sida en la campaña  de MSF por el acceso a medicamentos esenciales, dijo “Se ha comprobado que los descuentos de la industria no representan una solución a largo plazo”.  Por el contrario, los países de medianos ingresos deben utilizar las licencias obligatorias. Uno de los ejemplos importantes de los últimos años ha sido Tailandia. Lo que desencadenó discusiones con varios productores de medicamentos que se negaron a bajar los precios de varios medicamentos para el Sida y el cáncer. La respuesta de Tailandia fue la emisión de licencias obligatorias para varios medicamentos, apoyándose en los tratados internacionales que permiten este tipo de acciones (http://www.pharmalot.com/2010/08/thailand-extends-compulsory-licenses-on-aids-meds/).

Mientras tanto, una vocera del Pool de Patentes de Medicamentos nos escribe diciendo “nuestro mandato es reducir los precios para todas las personas que viven con VIH y por lo tanto queremos incluir a todos los países en nuestras licencias. En nuestras futuras licencias y en nuestras negociaciones con Gilead haremos lo posible por mejorar los términos y condiciones del acuerdo para maximizar los beneficios de salud pública”. El Pool de Patentes ha empezado negociaciones con Bristol-Myers Squibb y Boehringer Ingelheim.

Para obtener más información sobre el Pool de Patentes vea la Entrevista que se publicó en el Boletín Fármacos 2011;14(4), en la                                           sección de Economía y Acceso http://www.saludyfarmacos.org/boletin-farmacos/boletines/nov2011/economia-entrevistas/

modificado el 28 de noviembre de 2013