Una organización internacional sin ánimo de lucro para fomentar el acceso y el uso adecuado de medicamentos entre la población hispano-parlante

Ética

Publicidad y Promoción

La Asociación Americana de Cardiología (AHA) pone fin a la promoción de ‘aspirina infantil’ que Bayer hace en las farmacias

(American Heart Association puts halt to Bayer’s pharmacy displays of ‘baby aspirin’)
Phil Galewitz
Kaiser Health News, 10 de marzo de 2020
https://www.fiercepharma.com/marketing/american-heart-association-puts-halt-to-bayer-s-pharmacy-displays-baby-aspirin
Traducido por Salud y Fármacos

Etiquetas: Publicidad de medicamentos, Marketing, Cardiología, Aspirina, Bayer, EE UU, Influencia industria

En las farmacias Walmart de todo el país había grandes contenedores rojos y blancos con letreros que decían, en negrita y en mayúsculas: “Aproximadamente cada 40 segundos, un estadounidense tendrá un ataque cardíaco”.

Dentro de las cajas de un metro de alto, adornadas con los logotipos de la American Heart Association (AHA) y de Bayer, había docenas de cajas de aspirina en dosis bajas de Bayer.

Todo esto para transmitir el mensaje de que todo el mundo podía reducir su riesgo de ataque cardíaco tomando una “aspirina infantil”. Pero estudios recientes han demostrado que eso no funciona.

De hecho, la AHA dice que, aunque la aspirina puede ayudar a las personas con ataques cardíacos o accidentes cerebrovasculares previos, para el resto sus riesgos generalmente superan los beneficios.

Cuando a fines de febrero Kaiser Health News cuestionó los contenedores promocionales, la AHA dijo que Bayer, uno de sus principales donantes, los sacaría de Walmart, y que de todos modos la campaña concluía a fines de mes. Pero 10 días después, un periodista vio mientras compraba en un Walmart de Florida que seguía habiendo un contenedor en exhibición.

La asociación informó que aproximadamente una cuarta parte de las tiendas Walmart de todo el país exhibieron estos contenedores.

Suzanne Grant, portavoz de la AHA, dijo “fue un paso en falso… Fue un error humano de nuestra parte”.

La aspirina ayuda a evitar que la sangre se coagule, por lo que hay menos posibilidades de que se obstruyan las arterias clave del corazón. Este medicamento se ha estado recomendando durante años para prevenir ataques cardíacos en personas sanas. Pero también puede provocar hemorragia estomacal, un efecto secundario grave, y varios estudios han planteado dudas sobre su seguridad cuando lo utilizan personas sin enfermedad cardiovascular.

El año pasado, después de la publicación de tres estudios nuevos sobre el tema, la AHA decidió unirse a otras asociaciones médicas que desaconsejaban la terapia con aspirina, a menos que un médico la recomendara.

El Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de EE UU, un panel de expertos que hace recomendaciones de atención médica, está revisando sus guías, que recomiendan aspirina en dosis bajas para las personas de 50 a 59 años que tienen riesgo de enfermedad cardiovascular y no tienen antecedentes de problemas hemorrágicos. El Grupo también ha dicho que las personas de 60 a 69 años con riesgo de enfermedad cardíaca podrían considerar la terapia, pero debería usarse de forma selectiva. El grupo de trabajo dice que la evidencia para otros grupos de edad no es concluyente.

Grant dijo que la asociación aprobó los contenedores de marketing sin incluir “lenguaje preciso” diciendo que las personas hablarán con un médico antes de tomar aspirina regularmente. Ese mensaje está impreso en letras más pequeñas en el empaque de la aspirina infantil de Bayer.

Los contenedores promovían un esfuerzo de recaudación de fondos para la asociación de cardiología cuyo lema era “La vida es la razón por la que donamos”. Bayer es un patrocinador financiero de la campaña.

El Dr. Eduardo Sánchez, director médico de prevención en la AHA, dijo que los contenedores podrían haber impresionado a la gente de forma equivocada y haber ampliado el uso de la aspirina infantil.

Sánchez expresó “nuestra posición es que la aspirina, si es que se usa, debería darse con moderación a las personas que no han tenido un ataque cardíaco o un derrame cerebral”.

Sánchez dijo que la asociación de cardiología revisa todos los productos y los elementos de marketing que llevan su logotipo. No está claro por qué o cómo la asociación permitió que se expusieran esas cajas.

El portavoz de Bayer, Chris Loder dijo “cualquier inferencia de que el apoyo de Bayer a las iniciativas de salud cardiovascular de la AHA puedan interpretarse como recomendación médica es simplemente absurda… El anuncio no hace ninguna recomendación médica y su objetivo es simplemente ayudar a la AHA a generar conciencia sobre un importante problema de salud pública”.

Hace un año se cambiaron las pautas nacionales sobre el uso de la aspirina para prevenir los ataques cardíacos, y este ejemplo destaca que, desde que se hizo ese cambio, sigue habiendo dificultad en comunicar quién debe consumir aspirina.

Pero también ilustra los problemas que pueden surgir cuando las grandes compañías farmacéuticas se asocian con grupos de salud sin fines de lucro. Arthur Caplan, un bioeticista de la Universidad de Nueva York, dijo que ese tipo de conexiones pueden generar preguntas éticas en torno a la promoción.

Según los últimos registros financieros de la asociación, Bayer donó casi US$1 millón a la AHA durante el año fiscal más reciente. En total, la asociación recibió alrededor de US$33 millones de compañías farmacéuticas, fabricantes de dispositivos médicos, aseguradoras y empresas de salud. Estas donaciones no respaldan ningún producto en particular.

Pero Caplan dijo que las cajas que se expusieron en Walmart dan a entender que la AHA respalda la marca de aspirinas Bayer.

Tal como ha dicho la asociación de cardiología, eso es problemático porque la aspirina se recomienda solo a ciertas personas para reducir su riesgo de ataque cardíaco. Además, los anuncios no dicen que hay versiones genéricas de aspirina que son menos costosas.

Los médicos dicen que les preocupa que muchos pacientes sigan queriéndose proteger tomando aspirina de forma rutinaria, sin que se lo haya aconsejado un médico.

El Dr. Jacob Shani, presidente de cardiología en el Instituto Vascular y Cardíaco Maimónides de Nueva York dijo “la gente ve estos anuncios y la publicidad en la televisión y piensa que la aspirina es como tomar un caramelo… Los anuncios hacen que parezca un caramelo, y usted toma este caramelo y no tiene un ataque cardíaco”.

Aún así, la Dra. Erin Michos, directora asociada de cardiología preventiva de la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins en Baltimore y una de las médicas que el año pasado ayudó a desarrollar la nueva guía de la asociación de cardiología sobre el uso de la aspirina, dijo que ha visto pacientes que deberían tomar aspirina y dejaron de hacerlo porque se enteraron de las nuevas directrices. Dijo “hay muchos malentendidos”.

Expresó “todo el mundo debe hablar con su médico sobre si se le recomienda o no la aspirina”.

Kaiser Health News (KHN) es un servicio de noticias sin fines de lucro que cubre temas de salud. Es un programa editorialmente independiente de Kaiser Family Foundation y no está afiliado a Kaiser Permanente.

creado el 12 de Octubre de 2020