Salud y Fármacos is an international non-profit organization that promotes access and the appropriate use of pharmaceuticals among the Spanish-speaking population.

ECONOMÍA Y ACCESO

Comunicaciones

Mensaje de la delegación brasileña a la reunión 126 del Comité ejecutivo de la OMS sobre el tema de “Salud Pública, Innovación y Propiedad Intelectual”
Enero 18, 2010
Traducido por Salud y Fármacos

Sr Presidente,
Sra Directora General,
Miembros del Comité Ejecutivo,
Colegas,

Permítanme expresar mi agradecimiento a la Directora General por preparar el informe sobre salud pública, innovación y propiedad intelectual, y también por distribuir el resumen ejecutivo del informe del Grupo de Trabajo sobre el Financiamiento de la Investigación y el Desarrollo.

Hace unos años, Brasil y Kenia lideraron un proceso que desembocó en la aprobación de la Estrategia Global sobre Salud Pública, Innovación y Propiedad Intelectual. Este asunto sigue siendo de gran importancia para nosotros. Pensamos que ese acuerdo intergubernamental solo pudo alcanzarse gracias a nuestro compromiso en solucionar uno de las causas más importantes de los problemas de salud en el mundo: las inequidades entre y dentro de los países.

Mientras algunos tienen acceso a los hospitales más caros, a alta tecnología médica y a tratamientos innovadores, millones de niños, especialmente en países en desarrollo, carecen de acceso a agua, saneamiento, alimentos y vacunas que les pueden salvar la vida, limitando sus posibilidades de crecer en forma sana. En pocas palabras: una distribución inequitativa de la riqueza tiene un impacto en salud pública que afecta en forma desproporcionada a los pobres.

Hay que hacer algo para cambiar el panorama. No se trata solo de un problema legal, también es un tema moral y ético. Como estados, tenemos la obligación de proteger los derechos fundamentales de nuestros ciudadanos, incluyendo “el disfrute de los mejores niveles de salud que puedan alcanzar”. Sin embargo, este objetivo parece estar cada día más lejos, especialmente en el mundo en desarrollo. No se puede perder más tiempo. La comunidad internacional debe unirse para apoyar la implementación de medidas e iniciativas en el campo de la salud pública. Todos los países y todas las comunidades deben beneficiarse de los resultados de está alianza global.

Tras elaborar un documento sobre la relación entre la salud pública, la innovación y la propiedad intelectual, ha llegado el momento para que el Secretariado y los estados miembros de la OMS transformen esas palabras en acciones concretas. Brasil querría que la OMS, como uno de los grupos líderes, se involucre plenamente en la implementación de la estrategia global y lo haga puramente desde la perspectiva de salud pública. Brasil está haciendo su parte. Hemos contribuido con recursos financieros para apoyar la implementación de la estrategia, somos cofundadores de UNITAID y hemos apoyado la creación del fondo global para el Sida, la tuberculosis y la malaria.

Sr Presidente,

La estrategia global contiene herramientas para derivar recursos hacia el sector salud, asegurar el acceso a medicamentos, vacunas y otros insumos médicos a precios asequibles, así como para desarrollar capacidades, proveer asistencia técnica y transferir tecnología. Es un marco crucial que permite que los países con diferentes niveles de desarrollo actúen con mayor solidaridad.

El acceso a los medicamentos es un asunto crítico. La estrategia global se refiere a la declaración de DOHA sobre ADPIC y salud pública, y dice que el precio de los medicamentos es uno de los aspectos que puede limitar el acceso a los tratamientos. Los medicamentos no pueden tratarse como cualquier otro producto. Hay que implementar estrategias para reducir el precio de los medicamentos, incluyendo propuestas que desvinculen el costo de la investigación y el desarrollo del precio de los medicamentos.

Déjeme ser claro: no queremos re-escribir o renegociar el acuerdo ADPIC. Sin embargo, hay que interpretar e implementar ADPIC en forma consistente con nuestra obligación, como estados, de proteger la salud pública. Debemos asegurarnos de que las flexibilidades del acuerdo ADPIC se implementan adecuadamente. La OMS debe dar el apoyo político y técnico a los países que quieran utilizarlas. Para Brasil, este comité, como uno de los organismos de gobierno de la OMS, debe proporcionar directrices para el Secretariado en el tema de asegurar el acceso a medicamentos asequibles, incluyendo a los medicamentos genéricos. Es más, los pacientes deben tener el derecho de ser claramente informados sobre las opciones que tienen en relación a los medicamentos y al tratamiento.

Brasil esta dispuesto a compartir su exitosa experiencia en proveer tratamiento gratuito y universal a los pacientes que viven con VIH/Sida. Una de las prioridades en las relaciones exteriores de Brasil es promover la cooperación Sur-Sur. Nuestras alianzas enfatizan especialmente el desarrollo de capacidades en los países en desarrollo, así como el apoyo a la investigación y la innovación en el sector salud, y muy importante, ampliar el acceso a los medicamentos entre las poblaciones pobres.

Sra. Directora General,

Permítame hacer comentarios específicos sobre los dos documentos que nos ocupan. Desde nuestro punto de vista, el informe (EB126/6) debería ser más detallado e incluir aspectos que van más allá de la investigación, el desarrollo y la innovación. Esperábamos mayor énfasis en aspectos de propiedad intelectual y acceso a medicamentos y productos para la salud. Las razones que ocasionaron la negociación de una estrategia global estaban relacionadas principalmente con el impacto de los derechos de propiedad intelectual en el acceso a los productos de salud en los países en desarrollo.

Extrañamos vínculos más específicos entre los indicadores del plan de acción y las actividades realizadas. El documento podría haber sido un poco más comprehensivo y haber explicado las iniciativas implementadas en cada una de las regiones, como las que se realizaron en las Américas durante el año pasado. Por ejemplo, el Foro Global sobre Investigación en Salud que se realizó en Cuba en octubre; el curso de de Salud Pública y Propiedad Intelectual para los países del MERCOSUR que organizó la OPS en colaboración con la Universidad Federal de Buenos Aires (Argentina) en diciembre; y el Primer Seminario de Regulación Económica de los Medicamentos y Productos para la Salud que se realizo en abril en Brasil.

En referencia a algunas de las iniciativas que se mencionan en el informe, nos gustaría obtener mayor información sobre: la colaboración entre la OMS, el Banco Mundial y UNCTAD, que se menciona en el párrafo 12; la iniciativa para analizar las barreras al uso de tecnología innovadora en los lugares de recursos limitados, que se menciona en el párrafo 15; los términos de la transferencia de tecnología para el cóctel de anticuerpos monoclonales, que se menciona en el párrafo 16; y finalmente los comités independientes de ética, que se mencionan en el párrafo 21.

Sr. Presidente,

El párrafo 29 del informe se refiere a las contribuciones de UNITAID y la OMS relacionas con el establecimiento del pool de patentes. Según el párrafo 4.3 (a) de la estrategia global, sería deseable que el Comité Ejecutivo considerase la idea de presentar a discusión en la Asamblea Mundial de Salud la posibilidad de que la OMS sea la sede y el gestor del pool de patentes que creará UNITAID.

En referencia al informe del grupo de expertos en financiación y desarrollo (EB126/6 Add.1), nos gustaría resaltar lo siguiente: si me lo permite Sra Presidenta querría resaltar varios puntos:

En el párrafo 6, por ejemplo, parecería que hay una contradicción entre el trabajo realizado por CIPIH (Comisión de Derechos de Propiedad Intelectual, Innovación y Salud Pública) y el de IGWG (Grupo de Trabajo Intergubernamental) en lo referente al impacto de la propiedad intelectual en la investigación y el desarrollo. A pesar de que elementos en los que no hubo acuerdo durante el proceso de IGWG, como la eliminación de impuestos, fueron reintroducidos por el EWG. Es más, el debate debería haberse establecido en relación a todos los países en desarrollo, no solo para los países pobres, tal como se solicitaba en la estrategia global. Además, el informe no incluye referencias a los documentos en los que se basa. Tampoco quedan claros los criterios para seleccionar las propuestas que responden a las necesidades de los países en desarrollo.

Finalmente, en términos generales, el informe asigna la responsabilidad de desarrollar nuevos mecanismos de financiamiento de la investigación y desarrollo a los gobiernos y a los consumidores, sin hacer referencia a la contribución/participación del sector privado. Nos hubiera gustado ver incluida la propuesta del gobierno brasileño de contar con una parte de los beneficios de la industria farmacéutica.

Sr. Presidente,

Urge la necesidad de implementar la estrategia global. Teniendo en cuenta que el informe no estuvo disponible en el Internet hasta este fin de semana, nos gustaría proponer que la Directora General organice consultas intergubernamentales antes de la Asamblea Mundial de la Salud para examinar y discutir el documento y las recomendaciones. Nos gustaría apoyar también la idea de India de invitar al encargado de las Naciones Unidas de informar sobre el Derecho para la Salud para que se dirija a la Asamblea Mundial de Salud.

creado el 27 de Enero de 2016