Situación actual de los Servicios Farmacéuticos en México - Salud y Fármacos

Salud y Fármacos is an international non-profit organization that promotes access and the appropriate use of pharmaceuticals among the Spanish-speaking population.

PRESCRIPCIÓN, FARMACIA Y UTILIZACIÓN

Investigaciones

Situación actual de los Servicios Farmacéuticos en México
M.F. Raymundo Escutia Gutiérrez
Instituto Palia- Secretaría de Salud Jalisco, Ex delegado de O.F.I.L., México
http://www.foroibercisalud.com/docs/articulos/Situacion_FarmaceuticosMexico.pdf

Introducción:
La situación actual de los servicios farmacéuticos en México, es un tema con un alto grado de complejidad, debido al contexto propio del país, sin embargo es importante conocer la realidad, con el objetivo de que se tomen las decisiones necesarias que lleven a mejorar el rumbo que al momento se tiene en relación al uso de los medicamentos.

La situación demográfica en México es la siguiente: de acuerdo al reciente Censo de Población y Vivienda 2010, tiene 112,336.538 habitantes. A pesar de que existe un incremento lógico en el número de habitantes en relación al Censo 2005, es importante destacar que la tasa de crecimiento disminuyó en relación a los 10 años anteriores, dado que en el periodo de 1990-2000 la tasa fue de 1,9, mientras que para 2000-2010 la tasa bajó a un nivel de 1,4, entendiéndose la tasa de crecimiento como el cambio del total de la población en un cierto periodo de tiempo.

En relación a la distribución por rangos de edad, se tienen los siguientes datos: la población entre 0-14 años representa el 29,3%, la de entre 15 y 64 años representa el 64,4% y finalmente la que se encuentra entre 65 años y mas equivale al 6,3%. Con lo anterior se concluye que el grueso de nuestra población se encuentra en un rango de edad económicamente activo y, por ende en necesidad de contar con un adecuado estado de salud, que les permita llevar a cabo su dinámica productiva sin mayores complicaciones, dando como consecuencia que el consumo de medicamentos cuando sean requeridos, sea parte de dicha situación.

Contexto Farmacéutico Documental:
México cuenta con 3 documentos importantes que muestran el panorama de los servicios farmacéuticos, desde los enfoques: Legislativo, Educativo y Asistencial. Los documentos en cuestión son los siguientes:

1. “Hacia una Política Farmacéutica Integral para México” 1ª edición, 2005.
2. “Modelo Nacional de Farmacia Hospitalaria”. 1ª edición, 2009.
3. “Suplemento para establecimientos dedicados a la venta y suministro de medicamentos y demás insumos para la salud” 4ª edición, 2010.

Respecto al primer documento, Hacia una Política Farmacéutica Integral para México cuya primera y única edición fue en septiembre 2005 mediante la Secretaria de Salud, muestra capitulo por capitulo un enfoque basado en objetivos, estrategias e instrumentos de política.

En el prefacio se menciona que el documento es inédito, debido a que describe y analiza por primera vez con una óptica de salud, la situación actual de todos los eslabones que constituyen el sector farmacéutico y su relevancia para el país, describe de manera explícita los objetivos por alcanzar y propone medidas claras para lograrlo.

Resaltan temas como los medicamentos controlados, en el cual el objetivo es el control adecuado de medicamentos, mediante la estrategia de simplificar el control de los mismos, aplicando la línea de acción de proponer la adecuación del artículo 226 de la Ley General de Salud (LGS) para simplificar la clasificación de los medicamentos, para lo cual el indicador es modificación a la LGS, y como meta se estableció diciembre 2005.

Sin embargo lo anterior no ha sucedido y por lo tanto sigue sin haber modificación alguna en ese tema. Esto se ve reflejado en los reportes enviados a la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE), donde se ve reflejado el bajo consumo de morfina (el principal fármaco para alivio del dolor severo), situando a México entre los países de Latinoamérica y del mundo con más bajo nivel de consumo, limitando a que los pacientes que requieren control de dolor con analgésicos opioides no tengan acceso a este tipo de medicamentos, derivando en que más del 90% de los pacientes que necesitan control de su dolor, no lo logren y sufran innecesariamente.

Debido a que en México el problema de disponibilidad no es cuestión de falta de analgésicos opioides, sino de un adecuado sistema de suministro y dispensación de los mismos. Esto lo refleja el hecho de que ante la JIFE, México reporta que al final de cada periodo anual “sobra” medicamento que no logro ser desplazado, aun cuando la necesidad real en cuanto a pacientes indica que tendría que haberse agotado el total de kg disponibles. Ello se ve muy claramente en los datos de 2008, donde el consumo total de morfina fue de 37 kg, la previsión anual fue de 150kg y las existencias al 31 de diciembre de 2008 quedaron en 73kg.

Otro de los capítulos de gran interés es “La seguridad en la dispensación de medicamentos”, en el cual se muestra un panorama donde la falta de profesionales farmacéuticos tanto en farmacia comunitaria como hospitalaria es una de las grandes limitantes del sistema de dispensación de medicamentos. En este capítulo se describen dos posturas en relación a la necesidad o no del profesional farmacéutico dentro de las farmacias:

1. Para realizar cabalmente las funciones que promuevan la seguridad, eficacia y accesibilidad de los medicamentos, es necesario que exista la figura del profesional farmacéutico, además en los países desarrollados las farmacias están atendidas por profesionistas farmacéuticos.

2. Para llevar a cabo la función básica de suministrar un medicamento, no es indispensable tener un profesionista farmacéutico, tal y como se ha demostrado la experiencia de muchos años en México, ya que solamente el 31% de las farmacias del país cuenta con un responsable sanitario profesionista relacionado con el área de salud y en muchos casos este se encuentra solamente de tiempo parcial. El número de profesionales farmacéuticos en el 2001 era de 38. 000, lo cual indicaba que no sería suficiente para que todas las farmacias del país contaran al menos con un farmacéutico de tiempo completo, como sucede en España y Costa Rica por ejemplo.

En México el responsable sanitario puede ser cualquiera de los siguientes profesionales de la salud: QFB, Lic. en farmacia o médico, indicando que el 31% anteriormente mencionado, no corresponde exclusivamente a un profesional farmacéutico, y que la labor del responsable sanitario no es precisamente asistencial.

Dentro de las propuestas del documento Hacia una política farmacéutica, se encuentra la modificación al artículo 257 de la Ley General de Salud numerales VIII, IX y X para dejar solo a la farmacia como establecimiento que se dedica a la comercialización de medicamentos. Lo cual en la actualidad no se ha realizado y son cada vez más las farmacias con minisúper, en los cuales prácticamente se puede comprar la despensa completa, además de opciones como revelado de fotografías, cuando la fracción X del articulo 257 indica claramente lo siguiente. Farmacia: el establecimiento que se dedica a la comercialización de especialidades farmacéuticas, incluyendo aquellas que contengan estupefacientes y psicotrópicos, insumos para la salud en general y productos de perfumería, belleza y aseo.

En lo que respecta a la Farmacia Hospitalaria, el documento menciona que las farmacias de unidades hospitalarias con más de 60 camas deben contar con profesionistas farmacéuticos en un programa a 6 años, con meta de que para 2006 hubiera farmacéuticos en el 10% de las farmacias y cada año se incrementara en 20%, mientras que en la Farmacia Comunitaria aplicaría lo mismo pero para comunidades con más de 5.000 habitantes y el incremento anual seria solo del 10%.

Como es evidente, ninguna de las dos metas se ha cumplido a la fecha, sin embargo existe la opción de que al menos en la Farmacia Hospitalaria por cuestiones de acreditación tanto del Consejo General de Salud como de Joint Commission Internacional, esto tome mejores tintes, al incluir a los profesionales farmacéuticos en lo relacionado al Manejo y Uso de Medicamentos (MMU), donde la labor del farmacéutico está definida claramente y no deja lugar a dudas de su importancia dentro del equipo de salud. Lo anterior poco a poco se ve reflejado en varios hospitales del país que comienzan a contratar a jóvenes farmacéuticos para llevar a cabo los servicios farmacéuticos, dando muestras de que la inclusión del farmacéutico en el equipo de salud es importante en la mejora de la calidad de atención, sin embargo aún es muy reducido el número de ellos, lo cual dificulta el desarrollo de dichos servicios en México.

El segundo documento en cuestión es el Modelo Nacional de Farmacia Hospitalaria, editado en 2009, el cual tiene como objetivo ser guía para la implantación de los servicios farmacéuticos hospitalarios en México. El documento incluye un mensaje donde se destaca que México ha realizado diversos esfuerzos a fin de establecer lineamientos claros para desarrollar políticas farmacéuticas consensuadas y favorecedoras de los pacientes y del propio Sistema Nacional de Salud. La implantación del Modelo, representa un cambio en la concepción tradicional de la gestión de medicamentos en el hospital y trae consigo modificaciones en el esquema de atención al paciente, en la profesionalización de las farmacias, en el establecimiento de políticas de uso racional y prescripción razonada.

El Modelo plantea una gran oportunidad para la reorganización de los procesos relacionados con las actividades clínico-quirúrgicas del hospital, mediante la utilización eficiente y segura de la farmacoterapia, para que cada paciente reciba tratamientos acordes a sus necesidades que incrementen su calidad y expectativas de vida.

El documento presenta el Servicio de Farmacia desde el punto de vista de su organización y filosofía, los servicios farmacéuticos, la farmacoepidemiología y la educación e investigación, indicando los pasos a seguir para su implantación y desarrollo, mencionando los recursos humanos necesarios para ello, donde el profesional farmacéutico se resalta.

Incluye varias experiencias en la implantación de servicios farmacéuticos hospitalarios, algunas de las cuales se describen a continuación:

El Hospital Regional de Alta Especialidad de Oaxaca, ubicado en la localidad de San Bartolo, Coyotepec, Oaxaca, tiene implantado un servicio de dosis unitaria, el cual ha mejorado en gran medida el sistema de distribución de medicamentos, logrando ahorros económicos y aumentando la seguridad de los pacientes.

El Hospital del Instituto Mexicano del Seguro Social No.1 ubicado en Cuernavaca, Morelos, cuenta con un Centro de Información de Medicamentos, el cual ha sido de gran ayuda en la elaboración de criterios para el uso de medicamentos.

El Hospital Universitario de Puebla, ubicado en la ciudad de Puebla, Puebla, destaca su participación dentro del Comité de Farmacia y Terapéutica, y la integración al equipo de salud del profesional farmacéutico, interaccionando con el paciente.

El Hospital del Niño DIF, localizado en Pachuca, Hidalgo, ha logrado la implantación de servicios farmacéuticos hospitalarios en pediatría. Una de las principales fortalezas en la incorporación de farmacéutico en el pase de visita, así como su sistema de distribución por dosis unitarias. Cuenta con Licenciados en Farmacia con gran experiencia en el área.

El Instituto Jalisciense de Alivio al Dolor y Cuidados Paliativos, ubicado en Zapopan, Jalisco, cuyas actividades farmacéuticas se realizan en el Centro Integral de Servicios Farmacéuticos ubicado dentro del mismo Instituto. Su fortaleza es la Farmacovigilancia, la Educación Sanitaria y la integración al equipo de salud. Cuenta con programas de servicio social, prácticas profesionales y tesis para estudiantes de QFB y Lic. en Farmacia, mediante colaboración con diversas universidades del país.

Aun es poco el tiempo para evaluar el impacto que ha tenido el Modelo dentro de la implantación y desarrollo de los servicios farmacéuticos hospitalarios en México, lo positivo es que cada vez son más los Hospitales que implantan dichos servicios, sin embargo, es necesario una estrategia que permita permear de forma más solida lo que el documento propone, de otra forma podría tomar un camino similar al de Hacia Una Política Farmacéutica, en el cual los objetivos y metas propuestas quedaron sin cumplir en las fechas establecidas.

El tercer documento importante para describir la actualidad de los servicios farmacéuticos en México es el Suplemento para Establecimientos Dedicados a la Venta y Suministro de Medicamentos y Demás Insumos para la Salud, cuarta edición, 2010. El presente documento es indispensable para los establecimientos con venta y suministro de medicamentos y demás insumos para la salud. En el mismo se indican las responsabilidades legales en cuanto al desempeño profesional de la farmacia. Está basado en la Ley General de Salud y en Reglamentos y Normas Oficiales Mexicanas relacionadas con medicamentos e insumos para la Salud. Lo cual se observa en el amplio capítulo llamado Legislación Sanitaria.

Destaca la inclusión de capítulos especiales sobre Atención Farmacéutica, Farmacia Hospitalaria, Farmacovigilancia y Tecnovigilancia en el cual marcan las responsabilidades que tiene el profesional farmacéutico que desea tales brindar este servicio, además de describir los requerimientos para realizar tales actividades.

Existen 3 principales normas oficiales que impactan en los servicios farmacéuticos en México. Todas ellas publicadas en el Diario Oficial de la Federación.

NOM-SSA-177 Intercambiabilidad, 1999 (modificada en 2008).
NOM-SSA-220 Farmacovigilancia, 2004 (en proceso de actualización).
NOM-SSA-249 Mezclas Estériles, 2011.

modificado el 28 de noviembre de 2013