Salud y Fármacos

Una organización internacional sin ánimo de lucro para fomentar el acceso y el uso adecuado de medicamentos entre la población hispano-parlante

ADVIERTEN

Investigaciones

Una revisión de los fármacos antidiabéticos gliptinas (A Review of the ‘Gliptin’ Diabetes Drugs)
Worst Pills Best Pills Newsletter, marzo de 2012
Traducido por Salud y Fármacos

Sitagliptina (Januvia), saxagliptina (Onglyza) y linagliptina (Tradjenta) pertenecen a la familia de inhibidores de la dipeptidil peptidasa-4 (DPP-4) o “gliptinas”.

La FDA aprobó esta familia de fármacos, la más reciente de las 11 clases de fármacos antidiabéticos, para controlar los niveles de glucosa en sangre junto con la dieta y el ejercicio en pacientes con diabetes tipo 2. El Cuadro 1 enumera las gliptinas y las combinaciones de gliptinas con otros antidiabéticos de tipo 2 aprobados por la FDA. (Consulte el Cuadro 2 para una lista de otros fármacos aprobados en Estados Unidos para el control de los niveles de glucosa en sangre).

tbl3

La enzima DPP-4 metaboliza muchas hormonas peptídicas (incluyendo hormonas que aumentan la liberación de insulina) impidiendo así sus efectos. Cuando se inhibe la DPP-4, las hormonas ya no se destruyen, o al menos no tan rápidamente. Por tanto, permanecen en activo durante más tiempo permitiendo una mayor liberación de insulina.

tbl4

Investigación sobre las gliptinas
Un grupo muy respetado como es Cochrane Collaboration ha revisado el grupo de las gliptinas y ha hallado que estos fármacos tienen algunas ventajas teóricas con respecto otros fármacos orales existentes para el control del nivel de glucosa en sangre. Sin embargo, se necesitan urgentemente datos a largo plazo, especialmente sobre el riesgo cardiovascular, así como sobre otros asuntos de seguridad antes de que estos nuevos agentes se empleen de manera generalizada. También son necesarios datos a largo plazo que investiguen la calidad de vida relacionada con la salud, las complicaciones diabéticas y las tasas de mortalidad de los pacientes tratados con gliptinas.

El análisis de Public Citizen de los valores terapéuticos de las gliptinas comienza con los siguientes hechos:

· No hay estudios clínicos que establezcan evidencias concluyentes de que algún fármaco antidiabético, incluyendo las gliptinas, reduzca el riesgo de infarto e ictus, los dos problemas principales relacionados con la diabetes de tipo 2.
· No hay requisitos legales o reguladores para que los nuevos fármacos sean más seguros o efectivos que los fármacos ya existentes en el mercado. Por ejemplo, en los últimos 40 años, Public Citizen ha solicitado con éxito a la FDA la retirada de 23 fármacos nuevos del mercado debido a motivos de seguridad.
· Nuevas familias de fármacos, como las gliptinas, tienen mecanismos de acción distintos a las familias más antiguas, lo que crea la posibilidad, si no la certeza, de nuevas reacciones farmacológicas adversas.

Sitagliptina
Sitagliptina, la primera gliptina en el mercado, fue aprobada por la FDA en octubre de 2006. Una actualización de la sección “Advertencias y Precauciones” del prospecto de sitagliptina indica que se han notificado casos de pancreatitis (inflamación del páncreas) aguda que incluyó casos de pancreatitis hemorrágica o necrótica (muerte de los tejidos) mortal y no mortal.

Debería interrumpir el tratamiento con sitagliptina y consultar inmediatamente a su médico si experimenta los siguientes síntomas de pancreatitis:
· Dolor intenso en el área estomacal que no remite
· Dolor irradiado del abdomen a la espalda
· Dolor con o sin regurgitación

En el número de junio de 2007 de Worst Pills, Best Pills News revisamos la sitagliptina y nuestra recomendación inicial fue no usar sitagliptina hasta el año 2013. Invocamos nuestra Regla de los 7 Años porque los nuevos fármacos se prueban en un número relativamente pequeño de personas antes de su comercialización y es posible que los efectos adversos graves o las interacciones farmacológicas potencialmente mortales no se detecten hasta que cientos de miles de personas hayan tomado el nuevo fármaco. Ahora, ante el aumento de evidencias de daño, le damos la clasificación “No usar”.

El director médico de la FDA encargado de la revisión de sitagliptina expresó su preocupación sobre la potencial toxicidad renal con el fármaco. Recomendó que se monitorizara la función renal para la detección precoz de signos de toxicidad renal. La FDA decidió no seguir su consejo, y por ello, en abril de 2011, la FDA tuvo que enmendar la sección “Advertencias y Precauciones” del prospecto de sitagliptina para incluir un enunciado indicando que la agencia había recibido informes de fallo renal agudo que en ocasiones requirió el uso de diálisis.

La sección “Advertencias y Precauciones” del prospecto de sitagliptina también revela casos de reacciones alérgicas y de hipersensibilidad graves, como el síndrome Stevens-Johnson. Estas reacciones incluyen áreas inflamadas que afectan a la piel y las membranas mucosas y que mudan la piel.

Estos síntomas constituyen una reacción alérgica grave a sitagliptina:
· Erupción cutánea
· Aparición de manchas rojas en la piel (urticaria)
· Inflamación de la cara, labios y garganta que puede producir dificultades para respirar o tragar

Si experimenta una reacción alérgica al tomar sitagliptina, interrumpa inmediatamente el tratamiento con el fármaco y póngase en contacto con su médico. Otros efectos secundarios incluyen toxicidad hepática, hipoglucemia, estreñimiento, vómitos y cefalea.

Sitagliptina en monoterapia y en combinación con metformina son fármacos top en ventas. Entre ambos, acumularon más de 8,2 millones de recetas en 2010. (Consulte el número de marzo de 2012 Worst Pills, Best Pills News para una revisión del combinado sitagliptina más simvastatina [Juviscync]).

Saxagliptina
Saxagliptina, la segunda gliptina en el mercado, está disponible a la venta desde el año 2009. En su prospecto se incluyen las mismas advertencias que en el de sitagliptina sobre la pancreatitis y las reacciones de hipersensibilidad graves. La clasificamos como “No usar”.

Linagliptina
Linagliptina, la gliptina más reciente, fue aprobada en mayo de 2011. En este momento, no hay advertencias graves de seguridad sobre el uso de linagliptina, pero esto es habitual en el caso de cualquier fármaco nuevo. Los nuevos fármacos se aprueban en función de los ensayos clínicos realizados relativamente a corto plazo y en los que se realiza seguimiento a cientos o a unos pocos miles de pacientes. El resultado de los ensayos es análogo al resultado esperado real (en este caso, el descenso del nivel de HbA1c). Es posible que los problemas de seguridad no aparezcan hasta que el fármaco no se haya prescrito a cientos de miles de pacientes.

Como es muy probable que linagliptina también comparta los problemas graves de seguridad que afectan a las dos primeras gliptinas, y como ninguno de estos fármacos, incluyendo linagliptina, ha demostrado que reduzca el riesgo de infarto e ictus, concluimos que linagliptina también debería clasificarse como “No usar”.

Guías de Medicación de las gliptinas
La FDA tiene la autoridad reguladora para requerir a los farmacéuticos que distribuyan información escrita con cada receta de un fármaco que plantee un problema de salud pública significativo. Este tipo de información aprobada por la FDA, llamada Guía de Medicación, debe estar escrita específicamente para los pacientes. Las Guías de Medicación proporcionan a los pacientes la información necesaria para decidir si inician o continúan el tratamiento con un fármaco.

Las Guías de Medicación de sitagliptina y saxagliptina pueden obtenerse en una farmacia o vía online a través de la página web de la FDA en la dirección www.fda.gov/Drugs/DrugSafety/ucm085729.htm.

Actualmente, la FDA no ha solicitado una Guía de Medicación para linagliptina, una omisión que esperemos se solucione pronto.

Otras gliptinas
En Estados Unidos se denegó la aprobación de vildagliptina (Galvus) debido a cuestiones de toxicidad hepática y a casos clínicos de reacciones alérgicas y complicaciones graves, incluyendo el síndrome Stevens-Johnson. Este fármaco se aprobó en Europa en febrero de 2008.

Japón aprobó alogliptina (Nesina) en el año 2010. La solicitud de aprobación en Estados Unidos se archivó en diciembre de 2007. La FDA ha solicitado datos adicionales, pero actualmente alogliptina no está aprobada en Estados Unidos.

Los pacientes con diabetes tipo 2 no necesitan más opciones en forma de más fármacos, como las gliptinas, para controlar sus niveles de glucosa en sangre. Necesitan mejores fármacos que reduzcan el riesgo de infarto e ictus. Hasta que la FDA no extienda una aprobación estándar para todos los fármacos antidiabéticos tipo 2 en la que se requiera que reduzcan el riesgo de infarto e ictus, la población no se beneficiará de mejores fármacos.

Lo que puede hacer
Debería evitar el tratamiento con cualquiera de las gliptinas debido a la ausencia de evidencias convincentes de que reduzcan el riesgo de infarto e ictus y porque se asocian con problemas de seguridad significativos.

modificado el 28 de Noviembre de 2013


Subscripción Gratuita
Cómo Ayudar



Búsqueda


Término a buscar

Buscar frase exacta
+ Búsqueda avanzada
Buscar en

Desde

Hasta

Sección