Salud y Fármacos

Una organización internacional sin ánimo de lucro para fomentar el acceso y el uso adecuado de medicamentos entre la población hispano-parlante

Comunicación

PROBLEMAS DE ACCESO A MEDICAMENTOS EN LOS PAÍSES POCO DESARROLLADO Albero Giráldez Dávila, Académico de la Real Academia Nacional de Farmacia, Instituto de España
Tratado ALCA

A raíz de lo que se consiguió en la reunión de la Organización Mundial de Comercio (OMC), que tuvo lugar en Qatar, el pasado mes de noviembre, hubo un momento de optimismo, ya que una de las conclusiones de dicha reunión establece claramente que la salud es prioritaria a los acuerdos comerciales [Artículo 4º: “Convenimos en que el Acuerdo sobre los ADPIC – patentes – no impide ni deberá impedir que los Miembros adopten medidas para proteger la salud pública. En consecuencia, …. afirmamos que dicho acuerdo puede y deberá ser interpretado y aplicado de una manera que apoye el derecho de los Miembros de la OMC de proteger la salud pública y, en particular, de promover al acceso a los medicamentos para todos.” 1], todo lo cual da lugar a que en casos de emergencia nacional de salud en un país, el gobierno de dicha nación está autorizada a la producción o compra de los medicamentos que se precisen al precio más barato que encuentre, incluso, aunque los medicamentos en cuestión estén todavía protegidos por la patente propiedad del laboratorio investigador, para lo cual se deberá emitir una Licencia Obligatoria o realizar Importaciones Paralelas. 2- 5

Sin embargo, desoyendo ese acuerdo de la OMC, se está elaborando en la actualidad el texto de un documento para el acuerdo titulado Área de Libre Comercio de las  Américas (ALCA) (6) donde en el tema del comercio de medicamentos entre las naciones americanas no se menciona la posibilidad de los antedichos recursos que facilitan el acceso de los países con dificultades a los medicamentos que les sean necesarios.

Como es de suponer, el liderato del proyecto ALCA corresponde a USA, que desea eliminar barreras a sus exportaciones a los países Latinoamericanos. Dado el potencial de las empresas farmacéuticas norteamericanas a éstas no les conviene que el proyecto ALCA asuma los compromisos mundiales de la OMC y por lo tanto al omitir en el texto las antedichas salvaguardas a las patentes, si ese texto es firmado por todos los países americanos se convierte en un acuerdo bilateral (en este caso: polilateral) lo que puede ser adoptado al margen de los convenios mundiales de la OMC por mutua conformidad de los países firmantes. Pero en este caso, es evidente que la conveniencia es para la industria farmacéutica potente y no para las naciones latinoamericanas.

Hay que tener en cuenta que en EE.UU. existe un lobby de industria farmacéutica muy potente (Pharmaceutical Research and Manufacturers of America) que entre 1997 y 1999 gastó en presionar al congreso y al ejecutivo de EE.UU. la exorbitante cantidad de US$ 235 millones.7, 8

Ante la peligrosa situación de que los países latinoamericanos se vean forzados a firmar un tratado de libre comercio por el cual – si no se modifica el texto del actual borrador – prescinden de la posibilidad de aplicar las salvaguardas a las patentes de los medicamentos, en los casos de emergencia nacional de salud, varias ONGs, como Intermón-Oxfam  y Médicos Sin Fronteras están promoviendo una campaña de sensibilización de los gobiernos de las naciones latinoamericanas, con el fin de que coordinen una política de no aceptación del texto actual y propongan una formulación, en el tema del mercado de medicamentos en el ALCA, acorde con los acuerdos de la OMS. Es pues de gran interés que tanto las ONGs como la ciudadanía de cada una de las naciones de Latinoamérica tomen  en cuenta dicho problema y de alguna forma se coordinen con la campaña que están promoviendo las citadas ONGs de ámbito internacional, para solicitar a sus respectivos gobiernos el que exijan que en ALCA se respeten y admitan los convenios de la OMC.

Fondo Global

Otra vía de acceso de los países pobre a los medicamentos es a través del Fondo Global para la Lucha contra el SIDA, la Tuberculosis y la Malaria (con frecuencia se abrevia a Fondo Global GF o, a veces, Fondo Mundial), que como su nombre indica sólo abarca ayudas para la lucha contra las mencionadas epidemias.

Efectivamente, en la reunión de los ocho países más ricos del mundo Grupo G8, que tuvo lugar en Okinawa, en el mes de julio del año 2000, estos países instituyeron dicho fondo al que se comprometían a aportar importantes cantidades de dinero a fin de combatir las más graves epidemias que en estos momentos está padeciendo la Humanidad,9  las cuales se dan principalmente en los países sin recursos económicos.

Pero en el siguiente año, en el mes de junio, aún no había sido operativo el tal GF, por lo cual, el Secretario General de la Organización de Naciones Unidas, Sr. Kofi Annan, situó dicho Fondo bajo los auspicios de la ONU. De forma que se asignaron unas cuotas de aportaciones a cada país, proporcionales a los respectivos PIB y no sólo a los 7 países iniciales sino que se sumaron otros 12, con aportaciones notorias, y un grupo más amplio con contribuciones de menor cuantía. La propuesta es recaudar US$10 mil millones en el periodo 2001-2005, de los cuales el 90% lo deben aportar los gobiernos comprometidos y se supone que el 10% restante se puede conseguir de aportaciones particulares del sector privado (fundaciones, corporaciones, etc…).

El GF, cuya Secretaría radica en Ginebra (desde el 29 de enero del 2002), está constituido por un Comité de 18 miembros con voto y 4 sin voto. Los votantes se distribuyen en: 7 son representantes de países en vías de desarrollo (Brasil, China, Pakistán, Nigeria, Uganda, Tailandia y Ucrania), 7 representantes de países desarrollados (USA, Japón, Francia, Italia, UK, Suecia y la Comisión Europea), 4 representantes del sector privado (Anglo-Americana Plc, Fundación Gates, una ONG del Sur y una ONG del Norte). Los no votantes son: el Banco Mundial, la OMS, UNAIDS y un representante de las comunidades afectadas por las enfermedades.10

Además, existen Grupos de Trabajo, no permanentes, como un Panel para las Revisiones Técnicas (TRP) de los proyectos (17 miembros, equilibrados geográficamente); o como un Grupo Asesor para varios aspectos: tipos de tratamientos, compra y calidad de los medicamentos,… este Grupo está compuesto por 13 expertos, a título individual, entre los que se encuentra una farmacéutica española colaboradora de Médicos Sin Frontera.

En la actualidad, de los US$9 mil millones propuestos, sólo han sido aportados por los gobiernos 2,1 billones, en este primer año. Alguna nación ha contribuido ya con casi la totalidad de lo que le corresponde (Holanda, un 97%), pero la mayoría no han alcanzado el 50% (p.e., España, un 29%).11

En cuanto a los proyectos solicitando ayudas, se han recibido 332 cuyo importe total ascendería a unos 5 billones, en 5 años, lo que supera los actuales fondos del GF, por lo que se han concedido, en una primera ronda, sólo 40 y 18 más están en estudio; pero hay que tener en cuenta que prontamente se va a publicar la convocatoria de una segunda ronda, por lo que se espera que aumenten el número de peticiones. Todo ello hace presumir que el GF puede ser una importante entidad en la lucha contra las tres enfermedades epigrafiadas, pero no debe ser, ni mucho menos, la única, pues en palabras de su representante en la reunión que sobre SIDA tuvo lugar en Barcelona en la primavera del 2002: “… el Fondo Global no posee suficientes recursos para financiar todos los proyecto.”12

Esperemos que aún con toda la escasez de las aportaciones, la lentitud de los trabajos, las dificultades de comunicación y comprensión de los interlocutores nacionales – los mecanismos de coordinación de cada país (CCM) -, la difícil selección de los proyectos, el no menos difícil equilibrio de la aprobación de los mismos y un sinnúmero de otros obstáculos a salvar, esperemos, repito, que el GF llegue a ser una importante ayuda para los países pobres que son azotados por las tres terribles epidemias.

Para más información, ver las siguientes páginas web: www.hdnet.org,www.aidapan.org.

Referencias

1. OMC. WT/MIN(01)/DEC/W/2; 2001.

2. OMC. Acuerdos sobre los ADPIC (TRIPS); 1994 (Traducidos por el Centro de Estudios ADAMS.

3. Correa C. Integrando la Salud Pública en la Legislación sobre Patentes de los Países en Desarrollo. Ginebra: South Center; 2001.

4. Giráldez A. Resolución de la Organización Mundial de Comercio, sobre Patentes de Medicamentos. El Farmacéutico 2002; 282:110-104

5. Giráldez A. Salvaguarda respecto las Patentes. Licencias Obligatorias. Industria Farmacéutica 2002; 100:55-60.

6 Borrador de ALCA FTAA.TNC/w/133/Rev. 1; 2001.

7. Intermón-Oxfam. Reducir el coste/Patentar la Injusticia; 2001;

8. Giráldez A. Medicamentos para los países pobres. Éxodo 2002; 62:50-52

9. The Global Found. www.globalfundatm.org y www.globalfundatm/fag gfun.html

10. Benn C. Report about the first board meeting of the Global Fund. Ibidem.

11. France T, Ooms G, Rivers R. The Global Found: Which Countries Owe How Much? www.hdnet.org

12. The Global Found. Q & A’s for Barcelona 2002 www.globalfundatm.org

 

modificado el 28 de Noviembre de 2013


Free Trial
How to help?



Search


Search terms

Search for exact phrase
+ Advanced search
Search for

From

To

Section