Salud y Fármacos

Una organización internacional sin ánimo de lucro para fomentar el acceso y el uso adecuado de medicamentos entre la población hispano-parlante

Farmacia y Dispensación

Las transiciones de los cuidados farmacológicos demuestran su valor (Transitions of care workflow shows its worth)
Karen Blum
Pharmacy Practice News, 22 de julio de 2019
https://www.pharmacypracticenews.com/Operations-and-Management/Article/07-19/Transitions-of-Care-Workflow-Shows-Its-Worth/55324
Traducido por Salud y Fármacos

Un programa de gestión integral de medicamentos (GIM) dirigido por farmacéuticos para gestionar las transiciones de atención tras el alta hospitalaria puede reducir los reingresos y los costos hospitalarios, según un estudio de Intermountain Healthcare de Salt Lake City.

Tres clínicas de atención primaria de Intermountain establecieron un plan de trabajo para gestionar la transición. En el equipo participaron un farmacéutico o residente de atención ambulatoria, un proveedor de atención primaria y un administrador de atención de enfermería. El grupo quería investigar si la GIM telefónica disminuiría las tasas de reingreso a los 30 días.

Intermountain tenía varias razones para lanzar el programa, dijo Alex Boyd, doctor en farmacia, residente de atención ambulatoria en el sistema de salud. El Programa de Reducción de Readmisiones Hospitalarias reduce los pagos a los hospitales por los servicios prestados a los pacientes de Medicare que para ciertas condiciones superan el promedio de tasa de reingreso de 30 dias, explicó el Dr. Boyd en un póster (10-M) que presentó en la reunión de la American Society of Health-System Pharmacists de 2019. Se estima que las sanciones solo para 2017 se calculan que son US$528 millones, para el 29% de los sistemas hospitalarios de EE UU.

“Sabemos que los pacientes de Medicare tienen un alto riesgo de readmisión, alrededor del 20%”, dijo el Dr. Boyd. “[GIM] es un estándar clínico, y las organizaciones profesionales, como el Colegio Americano de Farmacia Clínica, han realmente presionando para que se estandarice la atención ambulatoria que deben prestar los farmacéuticos. También tenemos oportunidades para facturar la administración del cuidado de la transición (ACT) del hospital a la atención ambulatoria. Esto permite facturar todo lo que sucede entre la estadía aguda del paciente y la transición a la atención comunitaria”.

El estudio incluyó pacientes de 18 años o mayores con un alto riesgo de reingreso, incluyendo aquellos con tres o más visitas al departamento de emergencias (DE) en los seis meses previos, o tres o más ingresos hospitalarios en los últimos 12 meses. Durante la intervención, un farmacéutico llamó al paciente durante los dos días posteriores al alta para revisar el resumen del alta y verificar la indicación correcta, efectividad, seguridad y adherencia a los medicamentos. Cualquier intervención y/o recomendación fue comunicada al proveedor de atención primaria antes de la visita de seguimiento.

El equipo comparó los resultados entre los 35 pacientes que recibieron la intervención GIM y 195 pacientes de otras clínicas que no lo hicieron. Las características basales fueron similares entre los grupos. El estudio encontró que cinco pacientes en la cohorte de intervención (14,3%) fueron readmitidos versus 71 (36,4%) en el grupo de comparación, con una reducción del riesgo absoluto del 22% (P = 0,009). Entre los admitidos, tres fueron visitas al servicio de urgencias y dos fueron ingresos hospitalarios. El costo estimado de una visita al servicio de urgencias fue de US$299 y el de la hospitalización fue de US$4.448. En general, el equipo evitó ocho reingresos hospitalarios con un ahorro de US$22.307.

En el grupo que recibió la intervención, el equipo identificó 71 problemas de farmacoterapia en el momento del alta, con un promedio de 2,03 problemas por paciente. Hubo 52 cuestiones relacionadas con la indicación y la efectividad, 11 con el cumplimiento y ocho con la seguridad. Los farmacéuticos podrían hacer cambios en los medicamentos relacionados con la diabetes, la hipertensión y la hipercolesterolemia. Para otros problemas de salud, enviaron recomendaciones al proveedor de atención primaria del paciente.

El proyecto también documentó el tiempo que el farmacéutico invertía en este servicio, señalando que los farmacéuticos utilizaron aproximadamente un promedio de media hora en cada llamada. Los pacientes estaban contentos con el servicio, dijo el Dr. Boyd: “Los pacientes están bastante aturdidos cuando les dan de alta en el hospital. El resumen del alta, sin importar el hospital, es complicado”.

Enfoque de VA Health
El Hospital de Veteranos Audie L. Murphy Memorial en San Antonio, parte de la Administración de Salud de Veteranos, también ha tenido éxito con un programa de transición de la atención. Allí, un especialista en farmacia clínica mantiene una reunión cara a cara con un paciente mientras todavía está en el hospital para realizar la reconciliación de medicamentos y ofrecer educación sobre los mismos. Después, durante los dos o tres días posteriores al alta, el mismo farmacéutico realiza una visita telefónica de seguimiento para identificar cualquier error de medicación, ofrece educación adicional y ayuda a facilitar el seguimiento con un proveedor de atención primaria.

Los resultados del estudio piloto, publicado a fines del año pasado (Fed Pract 2018; 35 [12]: 42-50), mostraron que la tasa de reingreso a 30 días de los 388 pacientes que recibieron la intervención fue del 15,6%, en comparación con el 21,9% entre otros 1.189 pacientes similares incluidos como controles. Los farmacéuticos recomendaron un cambio en el tratamiento de al menos el 35% de los pacientes mientras todavía estaban en el hospital; la recomendación más común fue la interrupción de al menos un medicamento.

Los pacientes “aprecian el tiempo que alguien les dedica”, explorando los detalles de los elementos clave de sus regímenes de medicamentos, dijo Rebecca Rottman-Sagebiel, PharmD, especialista en farmacia clínica geriátrica del programa. Durante las sesiones, un farmacéutico trabaja con los pacientes para identificar posibles problemas relacionados con la medicación, “y también les enseña cómo usar recursos, como el estuche de los medicamentos o despertadores para que puedan seguir bien las pautas de medicalización” dijo la Dra. Rottman-Sagebiel.

La idea detrás del programa era hacer una verdadera transición desde la hospitalización hasta el alta, agregó Sara Espinoza, MD, geriatra e internista en el programa de VA. “A menudo había errores que podían mejorarse incluso antes de que los pacientes se fueran a casa”.

creado el 5 de Noviembre de 2019


Free Trial
How to help?



Search


Search terms

Search for exact phrase
+ Advanced search
Search for

From

To

Section