Salud y Fármacos

Una organización internacional sin ánimo de lucro para fomentar el acceso y el uso adecuado de medicamentos entre la población hispano-parlante

Precauciones

Un medicamento de uso frecuente para la presión arterial puede dañar la salud intestinal (Common blood pressure drug may harm gut health)
Chiara Townley
Medical News Today, 12 de julio de 2019
https://www.medicalnewstoday.com/articles/325722.php
Traducido por Salud y Fármacos

Un equipo de investigadores analizó los posibles efectos secundarios de un medicamento que se utiliza con frecuencia para tratar la hipertensión, y descubrieron que puede aumentar el riesgo de sufrir una afección intestinal potencialmente grave.

Algunos medicamentos para la hipertensión pueden aumentar el riesgo de ciertas afecciones gastrointestinales, sugiere una nueva investigación.

La hipertensión aumenta el riesgo de ataque cardíaco, accidente cerebrovascular, insuficiencia cardíaca crónica y enfermedad renal. Según algunas estimaciones, en 2015, más de mil millones de personas vivían con presión arterial alta en todo el mundo.

Utilizando estudios basados en la población nacional, subnacional o comunitaria para analizar las tendencias mundiales de la hipertensión desde 1975 hasta 2015, los investigadores descubrieron que en los últimos 40 años el número de personas con presión arterial alta casi se ha duplicado.

Los tratamientos para la hipertensión incluyen cambios en el estilo de vida y medicamentos. El tipo de medicamentos que recetan los médicos depende de los niveles de presión arterial y de otros problemas médicos que pueda tener la persona.

Entre los medicamentos de mayor uso están los inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina (ECAs), que ayudan a relajar los vasos sanguíneos, y los bloqueadores de los canales del calcio, que evitan la acción de un químico natural que estrecha los vasos sanguíneos, lo que ralentiza los latidos del corazón y reduce la cantidad de sangre que se tiene que bombear.

Análisis de los efectos de los medicamentos en la presión arterial.
Ahora, científicos del Imperial College de Londres, Reino Unido, han colaborado con investigadores de la Universidad Ludwig Maximilian de Munich, Alemania, para investigar la eficacia y los posibles efectos secundarios de tres medicamentos de uso frecuente para tratar la hipertensión arterial: inhibidores de la ECA, betabloqueantes y bloqueadores de los canales de calcio

Los resultados del estudio aparecen en la revista Circulation [1].

Para realizar el estudio, los investigadores utilizaron análisis genéticos. Identificaron las proteínas a las que se dirigen estos medicamentos para la presión arterial y analizaron datos de aproximadamente 750.000 personas para identificar las variantes genéticas que codifican estas proteínas.

Luego, utilizando datos del estudio del Biobanco del Reino Unido, los investigadores analizaron los posibles vínculos entre estas variantes genéticas y el riesgo de diversas enfermedades. En otras palabras, utilizaron las variantes genéticas como “proxies genéticos del efecto de los fármacos antihipertensivos”.

Al observar las variaciones genéticas que imitan los efectos de estos medicamentos para la hipertensión arterial, estimaron los efectos de los medicamentos sobre el riesgo de enfermedad cardíaca, de accidente cerebrovascular y de alrededor de 900 enfermedades diferentes.

“El estudio de variantes genéticas que imitan el efecto de los medicamentos está evolucionando como un concepto poderoso para ayudar a priorizar los ensayos clínicos y diseñar ensayos clínicos con mayor probabilidad de éxito”, explica Dipender Gill, coautor principal de la investigación.

Bloqueadores de los canales de calcio y diverticulitis
El equipo encontró una asociación entre estas variantes genéticas y un menor riesgo de enfermedad cardiovascular, pero sus hallazgos también mostraron que algunos de los componentes de estos medicamentos podrían tener efectos adversos en la salud intestinal.

Los resultados mostraron que los genes relacionados con un tipo específico de bloqueador de los canales de calcio, llamado “clase no-dihidropiridina”, pueden aumentar el riesgo de una afección intestinal llamada diverticulosis.

La diverticulosis es un problema que se caracteriza por el desarrollo de pequeñas bolsas en el revestimiento del sistema digestivo. Estas protuberancias generalmente aparecen en la parte inferior del intestino grueso y rara vez causan problemas a menos que se inflamen o infecten, lo que se denomina diverticulitis.

Los síntomas de la diverticulitis incluyen dolor en la parte inferior izquierda del abdomen, náuseas, vómitos, fiebre, sensibilidad abdominal y estreñimiento.

La diverticulosis puede derivar en emergencia médica si las bolsas explotan.

Gill dice que esta es la primera vez que estos bloqueadores específicos de los canales de calcio muestran una posible conexión con la diverticulosis.

Dipender Gill añadió: “No estamos seguros del mecanismo subyacente, aunque puede estar relacionado con los efectos sobre la función de los músculos del intestino, que realizan contracciones para transportar los alimentos a través del intestino”.

El investigador agrega que se necesita más investigación para confirmar el vínculo entre los medicamentos para la presión arterial y la enfermedad intestinal, y que estos hallazgos no deberían influir en las personas que toman estos medicamentos.

Gill cree que los científicos deberían usar los resultados del estudio como guía para futuras investigaciones, pero que los médicos, por ahora, no deberían cambiar sus pautas de prescripción.

  1. Gill D et al. Use of Genetic Variants Related to Antihypertensive Drugs to Inform on Efficacy and Side Effects. Originally published in Circulationm 25 Jun 2019
    https://doi.org/10.1161/CIRCULATIONAHA.118.038814Circulation. 2019;140:270–279
    https://www.ahajournals.org/doi/10.1161/CIRCULATIONAHA.118.038814
creado el 1 de Noviembre de 2019


Free Trial
How to help?



Search


Search terms

Search for exact phrase
+ Advanced search
Search for

From

To

Section