Salud y Fármacos

Una organización internacional sin ánimo de lucro para fomentar el acceso y el uso adecuado de medicamentos entre la población hispano-parlante

Reacciones Adversas e Interacciones

Mujeres y ancianos en mayor riesgo de interacciones peligrosas de medicamentos (Women and elderly at higher risk of dangerous drug interactions)
News at IU Bloomington, 12 de agosto de 2019
https://news.iu.edu/stories/2019/08/iub/releases/12-drug-interaction-risk-study.html
Traducido por Salud y Fármacos

Una revisión del sistema de salud brasileño encontró que las mujeres tenían un riesgo 90% mayor de haber recibido combinaciones de recetas que se sabe que interactúan de forma peligrosa.

Un nuevo estudio dirigido por investigadores de la Universidad de Indiana (UI) descubrió que las mujeres y los adultos mayores que usan múltiples medicamentos de venta con receta son significativamente más propensos a recibir píldoras cuya combinación produce efectos secundarios peligrosos.

El análisis, realizado en el sistema de salud brasileño y publicado recientemente en la revista npj Digital Medicine, reveló que las mujeres tienen un 60% más de riesgo de reacciones adversas que los hombres, y un aumento del 90% en el riesgo de recibir medicamentos cuya interacción produce reacciones peligrosas. Entre las personas mayores, una de cada cuatro personas mayores de 55 años a las que recetaron múltiples medicamentos recibió medicamentos con una interacción, llegando a una de cada tres para las edades de 70 a 79 años.

Se descubrieron un total de 181 combinaciones de medicamentos prescritos en contra las recomendaciones. Estos medicamentos, ampliamente conocidos por interactuar peligrosamente, se administraron a 15.527 personas de la población en estudio, incluyendo 5.000 que obtuvieron combinaciones de medicamentos que causan complicaciones graves que probablemente requieran atención médica.

“Estos resultados son sorprendentes, incluso impactantes, ya que no es ningún secreto que estos medicamentos no se deben recetar en combinación”, dijo Luis Rocha, profesor de la Facultad de Información, Informática e Ingeniería de UI y autor principal del estudio “Esperábamos un riesgo elevado en los ancianos, ya que usan más medicamentos, pero no tan alto. El sesgo de género fue completamente inesperado”.

Según el Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE UU, anualmente, aproximadamente una de cada tres visitas al hospital se relaciona con efectos de los medicamentos, incluyendo reacciones adversas a los medicamentos. Otro análisis de reacciones adversas a los medicamentos realizado en Ontario, Canadá, situó el costo de estos incidentes en casi US$12 millones por año, o US$1 per cápita, solo para esa provincia. Los autores del estudio dirigido por UI estiman que en otros países, como EE UU, los costos per cápita podrían ser hasta siete veces más altos.

El nuevo análisis se basa en los registros de salud de Blumenau, una ciudad en Brasil con una población de aproximadamente 334.000 personas. Durante un análisis general de las interacciones farmacológicas entre la población de la ciudad los investigadores tropezaron con disparidades en la atención basadas en el género y la edad. Este estudio se realizó en colaboración con investigadores de la Universidad Regional de Blumenau, quienes desarrollaron el sistema de historias clínicas de la ciudad. Un estudiante de doctorado que trabajaba en ese momento en el laboratorio de Rocha, Rion Brattig Correia, dirigió previamente el laboratorio que creó el sistema.

Los medicamentos que se recetaron con mayor frecuencia en combinaciones peligrosas eran medicamentos estándar, como omeprazol, un medicamento que se usa frecuentemente para la acidez estomacal entre cuyas marcas se incluye Prilosec; fluoxetina, un antidepresivo que se conoce con el nombre comercial de Prozac; e ibuprofeno, un analgésico común, así como algunos medicamentos menos comunes, como la eritromicina, un antiinfeccioso.

Los investigadores tuvieron cuidado en controlar otros factores que podrían ocasionar un mayor riesgo de combinaciones peligrosas de medicamentos, como los adultos mayores que toman más medicamentos de venta con receta, dijo Rocha. Por ejemplo, el estudio comparó los medicamentos recetados a pacientes mayores con una selección aleatoria de medicamentos de uso frecuente entre adultos mayores, para mostrar que las combinaciones peligrosas de medicamentos realmente ocurrieron a una tasa mayor en la vida real en comparación con el modelo aleatorio.

Aunque la investigación no exploró la causa del mayor riesgo de interacciones de medicamentos, uno de los factores contribuyentes podría ser la falta de opciones para ciertas dolencias en el sistema público de salud de Brasil, agregó Rocha. Las mujeres tienden a recibir más antidepresivos, por ejemplo, y las opciones de tratamiento que tienen menos interacciones son más caras y no están disponibles en el sistema de salud pública. Del mismo modo, los adultos mayores tienden a usar más medicamentos para controlar el colesterol, otro tipo de medicamento con pocas opciones públicas que se encuentra a menudo en combinaciones peligrosas.

Una visualización de datos que muestra la red de interacciones farmacológicas en las personas a las que se les recetaron múltiples medicamentos.

Esta visualización de datos muestra la red de interacciones farmacológicas entre personas a las que se recetaron múltiples medicamentos. Las líneas rojas conectan combinaciones de medicamentos de mayor riesgo entre las mujeres. Las líneas azules conectan combinaciones de medicamentos de mayor riesgo entre los hombres.

“Podría ser simplemente que no exista otra opción, por lo que los médicos consideran que el tratamiento justifica los riesgos”, dijo Rocha. “O algunos médicos simplemente pueden desconocer los peligros”.

Los investigadores tienen la esperanza de que el trabajo pueda influir en la política de salud de Brasil, agregó Correia, incluyendo el aumento de las opciones de medicamentos disponibles en el sector público para personas mayores y mujeres. Correia quiere profundizar en los resultados para conocer las causas más profundas de estos prejuicios contra las mujeres y los adultos mayores.

“Los médicos y otras profesiones del cuidado de la salud en todas partes necesitan comprender el papel del género y la edad en el riesgo de interacciones peligrosas de los medicamentos para sus pacientes”, dijo. “Esperamos que estos resultados aumenten esta conciencia”.

Otros investigadores que han contribuido a este documento son Luciana P. de Araújo Kohler y Mauro M. Mattos de la Universidad Regional de Blumenau.

creado el 1 de Noviembre de 2019


Free Trial
How to help?



Search


Search terms

Search for exact phrase
+ Advanced search
Search for

From

To

Section