Salud y Fármacos

Una organización internacional sin ánimo de lucro para fomentar el acceso y el uso adecuado de medicamentos entre la población hispano-parlante

ADVIERTEN

Reacciones adversas e interacciones

Antidepresivos. Lesión hepática inducida por antidepresivos: una revisión para clínicos (Antidepressant-induced liver injury: a review for clinicians)
Voican CS, Corruble E, Naveau S, Perlemuter G.
Am J Psychiatry. 2014 Apr 1;171(4):404-15. doi:
10.1176/appi.ajp.2013.13050709.
http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24362450
Traducido por Martín Cañás

Objetivo. Los antidepresivos pueden causar lesión hepática inducida por fármacos (LHID). Los autores revisaron los datos clínicos relacionados con lesión hepática inducida por antidepresivos y proporcionan recomendaciones para la práctica clínica.

Método. Se realizó una búsqueda en PubMed de todo lo publicado desde 1965 sobre las lesiones hepáticas inducidas por antidepresivos. Los términos de búsqueda fueron “liver injury,” “liver failure,” “DILI,” “hepatitis,” “hepatotoxicity,” “cholestasis,” and “aminotransferase,” en referencia cruzada con “antidepressant.”.

Resultado. Hay poca información sobre las lesiones hepáticas inducida por antidepresivos, pero se calcula que entre el 0,5% y el 3 % de los pacientes tratados con antidepresivos puede desarrollar una leve elevación asintomática de los niveles de aminotransferasas séricas. Todos los antidepresivos pueden inducir hepatotoxicidad, especialmente en pacientes de edad avanzada y en los polimedicados. El daño hepático es en la mayoría de los casos idiosincrásico e impredecible, y generalmente no está relacionado con la dosis del fármaco.

El intervalo entre el inicio del tratamiento y la aparición de la lesión hepática generalmente es de entre varios días y seis meses.

Se han descrito casos de lesión hepática inducida por antidepresivos que han puesto en riesgo la vida, incluyendo casos de insuficiencia hepática aguda grave o muerte. Las lesiones subyacentes son a menudo de tipo hepatocelular y con menor frecuencia de tipo colestasico y mixto. Los antidepresivos asociados con un mayor riesgo de hepatotoxicidad son: iproniazida, nefazodona, fenelzina, imipramina, amitriptilina, duloxetina, bupropión, trazodona, tianeptina y agomelatina. Los antidepresivos que parecen tener menor potencial de hepatotoxicidad son citalopram, escitalopram, paroxetina y fluvoxamina. También se ha descrito toxicidad cruzada, principalmente para antidepresivos tricíclicos y tetracíclicos.

Conclusión. Aunque se trata de un evento infrecuente, la lesión hepática inducida por fármacos antidepresivos puede ser irreversible, y los médicos deben conocer este efecto adverso. La herramienta más útil para detectar LHID es el control de los niveles aminotransferasa, y si se detecta un elevación hay que suspender inmediatamente el fármaco responsable.

Los ensayos clínicos con antidepresivos, sea cual sea su fase, deben monitorear y publicar la información sobre toxicidad hepática inducida por los antidepresivos. Se necesita disponer de más investigación para poder hacer nuevas recomendaciones que estén rigurosamente fundamentadas.

creado el 12 de Septiembre de 2017


Free Trial
How to help?



Search


Search terms

Search for exact phrase
+ Advanced search
Search for

From

To

Section