Salud y Fármacos

Una organización internacional sin ánimo de lucro para fomentar el acceso y el uso adecuado de medicamentos entre la población hispano-parlante

Farmacia y Dispensación

Los hospitales continúan ahorrando al usar lo biosimilares (Hospitals continue to save from biosimilar switches)
David Wild
Pharmacy Practice News, 10 de diciembre de 2019
https://www.pharmacypracticenews.com/Online-First/Article/12-19/Hospitals-Continue-to-Save-From-Biosimilar-Switches/56844
Traducido por Salud y Fármacos

Los hospitales continúan ahorrando al usar los biosimilares, siempre que logren que los médicos usen estas opciones más baratas.

En un póster presentado en la reunión clínica de mitad de año de la American Society of Health-System Pharmacists (ASHP) 2019 (Póster 4-017), un hospital comunitario que forma parte de un gran sistema de salud informó un ahorro de US$180.000 en el costo de los medicamentos, durante un período de cinco meses. Esto fue después de implementar una estrategia para identificar los productos preferidos, ya fueran biosimilares u originales, aprobar intercambios terapéuticos automáticos a biosimilares para tres productos biológicos de uso frecuente, y proporcionar información a los prescriptores sobre la seguridad y eficacia de los biosimilares.

Lisa Farah, RPh, farmacéutica especializada en oncología que trabaja en el Hospital Universitario Geauga del Centro Médico de, Chardon, Ohio, y sus colegas querían identificar primero a los clínicos del hospital que continuaban prescribiendo un producto de referencia, a pesar de la disponibilidad de un biosimilar y de un formulario que fomentaba el uso de biosimilares. El equipo revisó los registros de dispensación para 2018 y envió a los médicos una carta notificándoles que estaban implementando un protocolo de sustitución automática.

“[Esperábamos] que la carta alentara a los proveedores a recetar el biosimilar a quienes iniciaran un tratamiento nuevo y en el tratamiento de mantenimiento, para así agilizar el proceso de aprobación por los seguros”, dijeron.

Farah, quien presentó el póster en la reunión de ASHP, y su equipo también entregaron literatura sobre la seguridad y eficacia de los biosimilares específicos que iban usar a los médicos. Cuando los proveedores confirmaron la recepción y la comprensión de los materiales, el equipo que aprueba los gastos obtuvo las autorizaciones previas de las compañías de seguros para entregar biosimilares a los pacientes. Los farmacéuticos podrían ver que el departamento de financias había aprobado el biosimilar en una página web.

En un análisis del impacto del proceso, que inicialmente se centró en tres biosimilares, Farah y sus colegas encontraron que el 45% de los pacientes que usaban el producto de referencia filgrastim, el 38.5% de los pacientes que usaban infliximab y el 23.5% de los pacientes tratados con pegfilgrastim habían sido transferidos a producto preferido del sistema de salud, en estos casos todos eran biosimilares.

Los ahorros correspondientes al cambio a un biosimilar totalizaron aproximadamente US$172.000 por los 10 pacientes que cambiaron al biosimilar de infliximab, US$5.950 por los cuatro pacientes que cambiaron a un biosimilar de pegfilgrastim, y US$740 por los nueve pacientes que cambiaron a un biosimilar de filgrastim.

“Hemos dado un entrenamiento especial al personal que autoriza los gastos para enfatizar la necesidad de obtener autorizaciones previas para los tres biosimilares específicos, en lugar de sus contrapartes de referencia”, señaló Farah, sugiriendo que si no se incluye a este personal en la estrategia se pierden oportunidades para la conversión.

La reticencia de los médicos fue otra razón por la cual las tasas de cambio a los biosimilares no fueron más altas, indicó, y dijo que su hospital podría aumentar sus “ahorros si ciertos proveedores se unían” y permitían la conversión de pacientes a recibir tratamiento de mantenimiento con un biosimilar.

“Además de los datos muy convincentes que aparecen en la literatura publicada, ahora podemos compartir noticias igualmente convincentes con nuestros médicos, ya que durante el año que hemos estado implementando esta iniciativa, prácticamente no hemos tenido efectos adversos en los pacientes que han cambiado o iniciado tratamiento con un biosimilar, y la eficacia ha sido la misma”, enfatizó Farah.

El sistema de salud, incluyendo los hospitales comunitarios como el de Farah, ahora están evaluando la conveniencia de utilizar los biosimilares de trastuzumab y bevacizumab.

Farah no reportó conflictos financieros relevantes.

creado el 13 de Mayo de 2020


Free Trial
How to help?



Search


Search terms

Search for exact phrase
+ Advanced search
Search for

From

To

Section