Salud y Fármacos

Una organización internacional sin ánimo de lucro para fomentar el acceso y el uso adecuado de medicamentos entre la población hispano-parlante

Investigaciones

Tratamiento de la sarna con crema de permetrina al 5% o ivermectina oral
Revue Prescrire 2019; 39 (425):213-214
Traducido por Salud y Fármacos

  • Según un metaanálisis de seis ensayos clínicos aleatorios, con un total de aproximadamente 600 pacientes con sarna, la crema de permetrina al 5% parece actuar más rápidamente que la ivermectina oral. Dos semanas después del tratamiento, las tasas de curación son similares. Existen dudas sobre los riesgos asociados con su uso en mujeres que están o pueden estar embarazadas y en niños pequeños. Debe tenerse en cuenta su transferencia a la leche materna.

La sarna es una infestación cutánea parasitaria contagiosa causada por el ácaro Sarcoptes scabiei hominis. A menudo se manifiesta como picazón intensa que empeora por la noche, se acompaña de lesiones cutáneas que afectan en particular a los espacios interdigitales, mientras que es frecuente que no afecte a la cabeza ni al cuello [1]. El examen parasitológico de una muestra de piel a veces es útil para diagnosticar formas atípicas [1].

Como tratamiento de primera línea para la sarna se emplean dos fármacos: permetrina (un insecticida piretroide) al 5% como crema que se aplica dos veces, con un intervalo de una o dos semanas, e ivermectina como dosis oral única de 200 mcg / kg [2, 3]. La loción de ivermectina al 1% para aplicación tópica también es una opción, pero en Francia, a principios de 2019 no está disponible ni autorizada para esta indicación [4].

Una revisión sistemática realizada por un Grupo Cochrane, actualizada en 2017, identificó ensayos aleatorizados que compararon estos tratamientos en pacientes con sarna [5].

Eficacia similar de la crema de permetrina y la ivermectina oral. En la mayoría de los estudios identificados, el diagnóstico de sarna no se confirmó mediante un examen parasitológico [5]. No se utilizó la misma definición de cura en todos los ensayos, y se definió como una mejora del prurito, la ausencia de nuevas lesiones o un examen parasitológico negativo [5].

Según un metaanálisis de seis ensayos clínicos con un total de 613 pacientes, la crema de permetrina al 5% pareció actuar más rápidamente que la ivermectina oral. Una semana después del tratamiento, aproximadamente el 65% de los pacientes en los grupos de permetrina se consideraron curados, frente al 40% en los grupos tratados con ivermectina oral [5]. Dos semanas después del tratamiento, aproximadamente el 70% de los pacientes se consideraron curados, sin diferencias entre los grupos (a)[5].

Según tres ensayos clínicos con un total de 482 pacientes, la eficacia de la aplicación tópica de una loción de ivermectina al 1% pareció ser similar a la de la crema de permetrina al 5% o a la ivermectina oral [5].

Niños pequeños, mujeres embarazadas o lactantes: usar con precaución, dadas las incertidumbres. La permetrina conlleva un riesgo de efectos adversos cutáneos raros, que incluyen prurito, enrojecimiento, sensación de quemazón, piel seca, edema y reacciones de hipersensibilidad [2,5]. Su uso está autorizado en niños a partir de 2 meses. Sin embargo, un estudio epidemiológico realizado en 2006 planteó la posibilidad de que el uso de permetrina en niños aumentara el riesgo de leucemia aguda [6]. Cuando la mujer embarazada emplea permetrina no se ha identificado ninguna señal de seguridad en el feto [2]. La permetrina se transfiere a la leche materna y su aplicación en los senos supone un riesgo de ingesta por parte del lactante. Por lo tanto, es aconsejable que las mujeres suspendan la lactancia durante el tratamiento con permetrina [2].

Los efectos adversos de ivermectina oral son raros y, en general, no son graves, incluyendo: cefalea, mareos, visión borrosa, diarrea, vómitos, dolor abdominal, dolor óseo y articular y hematuria [3,5]. La loción de ivermectina al 1% conlleva un riesgo de efectos adversos cutáneos raros, pero su experiencia de uso es menor [4,5]. Los datos sobre mujeres embarazadas expuestas a ivermectina no han revelado ningún riesgo particular para el feto [6,7]. Se han observado malformaciones fetales tras la administración de ivermectina a animales [6,7]. La ivermectina se transfiere a la leche materna y no se ha evaluado en niños con un peso inferior a 15 kg, lo que justifica la suspensión de la lactancia materna para dar tiempo a la eliminación del fármaco y sus metabolitos [3,5].

En la práctica. En pacientes con sarna, la aplicación tópica de la crema de permetrina al 5% y la administración de ivermectina oral presentan un balance riesgo-beneficio similar. La crema de permetrina al 5% parece actuar más rápidamente, pero en la práctica su aplicación a veces es difícil. En mujeres embarazadas, parece preferible usar permetrina y evitar la ivermectina. Durante la lactancia materna, es aconsejable suspender temporalmente la lactancia durante el tratamiento con ivermectina o permetrina. En niños con un peso inferior a 15 kg, la permetrina es la principal opción para considerar, tras comprobar que las lesiones cutáneas sean realmente síntomas de sarna.

  1. En tres de estos ensayos, se administró una segunda dosis de ivermectina oral una semana después de la primera dosis, ya sea en todos los pacientes o en aquellos que no se habían curado después de la primera dosis (ref. 5).

Referencias seleccionadas procedentes de la búsqueda bibliográfica de Prescrire.

Referencias

  1. Prescrire Rédaction “Reconnaître et traiter la gale en 2002. Diagnostic rapide et prise en charge cohérente limitent la transmission” Rev Prescrire 2002; 22 (229): 450-455.
  2. Prescrire Rédaction “perméthrine crème à 5 % (Topiscab°). Un autre traitement efficace contre la gale enfin disponible en ville” Rev Prescrire 2015; 35 (384): 726-727.
  3. Prescrire Editorial Staff “Ivermectin: oral treatment of scabies, simple and effective” Prescrire Int 2002; 11 (61): 137-140.
  4. Prescrire Rédaction “ivermectine crème (Soolantra°) et rosacée. En rester au métronidazole” Rev Prescrire 2016; 36 (389): 175-176.
  5. Rosumeck S et al. “Ivermectin and permethrin for treating scabies” (Cochrane Review) (últiima actualización 2017). En : “The Cochrane Library” John Wiley and Sons, Chichester 2018; número 4: 98 páginas.
  6. Prescrire Editorial Staff “Head lice. Dimeticone is the pediculicide of choice” Prescrire Int 2014; 23 (151): 187-190.
  7. ANSM “RCP-Stromectol” 16 de abril de 2018: 6 páginas.
creado el 13 de Mayo de 2020


Free Trial
How to help?



Search


Search terms

Search for exact phrase
+ Advanced search
Search for

From

To

Section