Salud y Fármacos

Una organización internacional sin ánimo de lucro para fomentar el acceso y el uso adecuado de medicamentos entre la población hispano-parlante

Investigaciones

Un estudio refuerza la evidencia de que la terapia hormonal menopáusica se asocia con el cáncer de seno (Study bolsters evidence linking menopausal hormone therapy to breast cancer)
Worst Pills Best Pills Newsletter, marzo 2020
https://www.worstpills.org/member/newsletter.cfm?n_id=1320&eType=EmailBlastContent&eId=1cea3d63-f5a1-4272-8d7e-53b7e1b96cbb
Traducido por Salud y Fármacos

La menopausia, el cese permanente del ciclo menstrual en la mujer, se asocia con una disminución natural de los niveles de las hormonas sexuales femeninas conocidas como estrógeno y progesterona. Las mujeres estadounidenses alcanzan la menopausia a la edad promedio de 51 años y se espera que vivan, en promedio, aproximadamente 30 años más [1]

Al disminuir los niveles de hormonas, algunas mujeres experimentan síntomas posmenopáusicos, incluyendo sofocos, sudores nocturnos y dificultad para dormir, así como atrofia vaginal o vulvar y adelgazamiento de los huesos (osteoporosis). Algunas mujeres se sienten incómodas con estos síntomas y buscan tratamientos para aminorarlos.

La FDA ha aprobado medicamentos hormonales sintéticos, conocidos como terapia hormonal para la menopausia (en lo sucesivo, “terapia hormonal”), para tratar los síntomas posmenopáusicos de moderados a graves y la atrofia vaginal o vulvar, y para prevenir (pero no tratar) la osteoporosis menopáusica [2]. No todos los productos que se utilizan en la terapia hormonal se han aprobado para los tres usos. Los medicamentos aprobados para la terapia hormonal incluyen medicamentos solo a base de estrógenos (como estradiol [Vagifem y otros] y estrógenos esterificados [Menest]), medicamentos solo con progestina (como medroxiprogesterona [Provera]) y medicamentos combinados con estrógenos y progestina (como estrógenos conjugados y medroxiprogesterona [Prefase, Prempro]) [3].

El etiquetado/ ficha técnica aprobada por la FDA para todos estos productos indica que deben usarse en la dosis efectiva más baja y durante el menor tiempo posible porque se asocian con varios riesgos graves [4]. Uno de ellos es el cáncer de seno.

Aunque investigaciones anteriores habían documentado que la terapia hormonal aumenta el riesgo de cáncer de seno, había poca evidencia sobre si este riesgo difiere según el tipo de terapia hormonal y cómo este riesgo evoluciona con el tiempo.

Recientemente, un gran estudio que abordó estas preguntas demostró que cuanto más tiempo se usa todo tipo de terapia hormonal (excepto el estrógeno vaginal, como la crema vaginal de estradiol [Estrace]), mayor es el riesgo de cáncer de seno invasivo (cáncer de seno que se propaga a los alrededores del tejido mamario). También descubrió que la terapia hormonal combinada se asocia con un mayor riesgo de cáncer de seno que la terapia solo con estrógenos. El estudio fue dirigido por investigadores del Reino Unido y fue publicado en la edición de The Lancet del 28 de septiembre de 2019.

El estudio de The Lancet [5]
Los investigadores agruparon datos de 58 estudios que se habían realizado en países desarrollados y se publicaron entre 1992 y 2018. En conjunto, el nuevo estudio incluyó datos a largo plazo sobre casi 110.000 mujeres de peso promedio que desarrollaron cáncer de mama invasivo cuando tenían una edad promedio de 65 años. La mitad de esas mujeres habían usado terapia hormonal para la menopausia. Los investigadores examinaron todos los tipos de terapia hormonal (incluyendo la oral, transdérmica y vaginal). En estos estudios, la edad promedio en que las mujeres comenzaron a usar la terapia hormonal fue de 50 años.

Los investigadores descubrieron que todos los tipos de terapia hormonal, excepto las cremas vaginales de estrógeno se asociaron con un mayor riesgo de desarrollar cáncer de mama invasivo cuando compararon usuarias y no usuarias de esta terapia con características similares (la similitud se basó en la participación en el mismo estudio, así como similitudes de peso, edad, consumo de alcohol y antecedentes familiares de cáncer de mama). En particular, el riesgo de cáncer de seno fue mayor entre las tratadas con medicamentos combinados de estrógeno y progestina que entre las que recibieron medicamentos con estrógeno solo, particularmente si consumían progestina diariamente en lugar de hacerlo de forma intermitente.

Aunque los investigadores detectaron poco riesgo de cáncer de seno tras menos de un año de terapia hormonal, hubo un aumento claro de riesgo tras consumir terapia hormonal entre uno y cuatro años, y riesgos progresivamente mayores con su uso más prolongado.

Los investigadores compararon a las usuarias de la terapia hormonal con un peso promedio con las no usuarias de terapia hormonal con un peso medio similar y estimaron el número de mujeres que desarrollarían cáncer de seno invasivo a los 20 años como resultado de la terapia hormonal (empezado a los 50 años). Proyectaron que después de cinco años de uso de la terapia hormonal, habría un caso adicional de cáncer de mama invasivo por cada 50 mujeres que utilizaran estrógeno y progestina diariamente, un caso adicional por cada 70 mujeres que usaran estrógeno y progestina intermitente y un caso adicional por cada 200 mujeres que usaran terapia hormonal con estrógenos.

Los investigadores también estimaron que el riesgo de cáncer de seno asociado con el uso de terapia hormonal durante 10 años (a partir de los 50 años) en mujeres de peso promedio es aproximadamente dos veces mayor que el riesgo cuando la terapia hormonal se usa durante cinco años. Según los investigadores, en general, alrededor de un millón de los 20 millones de casos de cáncer de seno diagnosticados en países occidentales desde 1990 se asociaron a la terapia hormonal.

Otros riesgos de la terapia hormonal
Todos los tipos de terapia hormonal pueden causar reacciones alérgicas graves, coágulos de sangre (en las piernas, los pulmones o los ojos), presión arterial alta, accidente cerebrovascular, enfermedad de la vesícula biliar o niveles altos de triglicéridos en la sangre que podrían provocar pancreatitis (inflamación del páncreas), demencia en mujeres de 65 años o más y problemas hepáticos [6]. Los medicamentos que contienen progestina también aumentan el riesgo de ataques cardíacos.

Los medicamentos con estrógeno solo aumentan el riesgo de cáncer de endometrio (revestimiento del útero) entre las mujeres que aún tienen útero. Por lo tanto, las mujeres con útero que usan estos medicamentos también deben tomar un progestágeno para prevenir este cáncer. La terapia hormonal no debe usarse en mujeres con sangrado vaginal inusual; aquellas que tienen o tuvieron cáncer de seno o de útero; y aquellas con antecedentes de coágulos sanguíneos, trastornos hemorrágicos, ataques cardíacos, problemas hepáticos o derrames cerebrales.

Lo que puede hacer
Si usted es una mujer que está considerando la terapia hormonal para tratar los molestos síntomas posmenopáusicos, analice los beneficios y riesgos de estos medicamentos con su médico. Si decide utilizar la terapia hormonal, tome la dosis efectiva más baja del medicamento aprobado por la FDA durante el menor tiempo posible. No tome productos compuestos de terapia hormonal (incluidos los que contienen estriol) para tratar los síntomas de la menopausia porque la FDA no los ha ni estudiado ni aprobado [7].

Si sus síntomas posmenopáusicos más molestos tienen que ver con la atrofia vaginal o vulvar, podría probar si los estrógenos vaginales le ayudan a controlar estos síntomas, porque no aumentan el riesgo de cáncer de seno.

No use ospemifeno (Osphena) para tratar el dolor de moderado a intenso asociado a la actividad sexual que se deriva de los cambios vaginales que ocurren con la menopausia porque este medicamento puede desencadenar o aumentar los sofocos y puede aumentar el riesgo de cáncer uterino [8].

No tome paroxetina (Brisdelle) para tratar los sofocos porque no hay suficiente evidencia de que aporte beneficios significativos [9]

Mantenga un estilo de vida saludable después de la menopausia, lo que incluye mantener un peso saludable y hacer ejercicio, para optimizar su salud.

Referencias

  1. U.S. Preventive Services Task Force. Hormone therapy for the primary prevention of chronic conditions in postmenopausal women: US Preventive Services Task Force recommendation statement. JAMA. 2017;318(22):2224-2233.
  2. Pfizer Inc. Label: conjugated estrogens and medroxyprogesterone (PREMPRO). August 2018. https://dailymed.nlm.nih.gov/dailymed/fda/fdaDrugXsl.cfm?setid=3aff3442-641c-4639-8273-cf0347d8e4c8&type=display. Accessed January 3, 2020.
  3. Food and Drug Administration. Menopause: Medicines to help you. August 22, 2019. https://www.fda.gov/consumers/free-publications-women/menopause-medicines-help-you. Accessed January 3, 2020.
  4. Pfizer Inc. Label: conjugated estrogens and medroxyprogesterone (PREMPRO). August 2018. https://dailymed.nlm.nih.gov/dailymed/fda/fdaDrugXsl.cfm?setid=3aff3442-641c-4639-8273-cf0347d8e4c8&type=display. Accessed January 3, 2020.
  5. Collaborative Group on Hormonal Factors in Breast Cancer. Type and timing of menopausal hormone therapy and breast cancer risk: Individual participant meta-analysis of the worldwide epidemiological evidence. Lancet. 2019;394(10204):1159-1168.
  6. Food and Drug Administration. Menopause: Medicines to help you. August 22, 2019. https://www.fda.gov/consumers/free-publications-women/menopause-medicines-help-you. Accessed January 3, 2020.
  7. Food and Drug Administration. Menopause and hormones common questions. December 5, 2019. https://www.fda.gov/consumers/free-publications-women/menopause-hormones-common-questions. Accessed January 3, 2020.
  8. Risks of ospemifene for menopause-related pain during intercourse. Worst Pills, Best Pills News. June 2014. https://www.worstpills.org/member/newsletter.cfm?n_id=903. Accessed January 3, 2020.
  9. Carome MA, Almashat S, Wolfe S., Public Citizen’s Health Research Group. Testimony before the FDA’s Advisory Committee on Reproductive Health Drugs on new drug application (NDA) 204-516, paroxetine mesylate capsules for treatment of vasomotor symptoms associated with menopause. https://www.citizen.org/wp-content/uploads/migration/2100.pdf. Accessed January 3, 2020.
creado el 11 de Mayo de 2020


Free Trial
How to help?



Search


Search terms

Search for exact phrase
+ Advanced search
Search for

From

To

Section