Salud y Fármacos

Una organización internacional sin ánimo de lucro para fomentar el acceso y el uso adecuado de medicamentos entre la población hispano-parlante

Políticas

Europa

España ¿Reducir el uso de omeprazoles? Sí, se puede
Joanna Guillén Valera
Correo Farmacéutico, 6 de marzo de 2017
http://www.correofarmaceutico.com/2017/03/06/al-dia/entorno/reducir-el-uso-de-omeprazolesr-si-se-puede

Un informe señala que España es el país europeo donde más se emplean los inhibidores de la bomba de protones. Especialistas coinciden en que uno de los motivos para que esto suceda es la banalización de su consumo. Y proponen seguir una iniciativa implementada en el País Vasco que logró reducir las ventas un 3,64% en sólo seis meses.

De acuerdo al Informe Anual del Sistema Nacional de Salud 2015, España es el país europea que registra mayor consumo de inhibidores de la bomba de protones (IBP), en concreto del omeprazol.

“Muchos pacientes polimedicados vienen sorprendidos a la farmacia porque su médico no les ha recetado un omeprazol para evitar el daño gástrico”, declara Rosa Prats, farmacéutica en Denia, Alicante, y miembro de la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria. Otros, añade, “lo utilizan antes de una comida copiosa para tratar problemas gástricos menores, para prevenir la acidez o de forma crónica durante años aunque ya no lo necesiten”.

Pedro Cañones, responsable del Grupo de Patología Digestiva de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), constata este abuso y denuncia que “se está produciendo una mala prescripción por parte de ciertos profesionales sanitarios, un hábito que suele conducir a que los pacientes acaben tomándolos a destiempo, como automedicación o sin que se den las circunstancias patológicas necesarias que permitan su indicación”. Esto “hace que un elevado porcentaje de pacientes que acuden a los centros de primaria tengan pautado este medicamento sin necesidad”. De hecho, un reciente estudio realizado por estudiantes de Farmacia de la Universidad de Alcalá de Henares, en Madrid, y titulado Uso y abuso de los inhibidores de la bomba de protones cifró en un 38% el porcentaje de pacientes que los usa sin necesidad ya que sus tratamientos farmacológicos no son gastrolesivos.

Además, según el trabajo, el 25% de los pacientes a los que se receta este medicamento admite consumir alcohol; otro 21%, tabaco, y otro 65%, café, por lo que el medicamento no resultaría efectivo por completo, a pesar de su ingesta.

Para poner freno a este sobreconsumo, el Servicio Vasco de Salud puso en marcha, en septiembre de 2016, una estrategia global, que implica a profesionales y pacientes. En concreto, explica a CF Iñaki Betolaza, director general de Farmacia de País Vasco, que “se ha creado un grupo de expertos de las sociedades médicas vascas implicadas, junto a farmacéuticos de hospital y atención primaria, que ha elaborado un documento de recomendaciones dirigido a médicos, enfermeras y farmacéuticos”. Estos consejos, “encaminados a revisar la prescripción de los IBP, se han distribuidos a cerca de 6.000 profesionales de Euskadi”.

Además, ha desarrollado otros dos documentos más didáctico para pacientes, uno sobre los IBP titulado Omeprazoles, los justos, y otro sobre cómo dejar de tomar este fármaco, Omeprazoles, quizás sea el momento de dejarlos. De ellos, se ha hecho una tirada de 20.000 ejemplares y para su realización se ha contado con farmacéuticos comunitarios. El objetivo final es conseguir que se prescriban y se usen según su indicación.

Como adelanta Betolaza a CF, “gracias a estas actividades formativas e informativas se ha logrado disminuir el número de envases vendidos de IBP en un 3,64% en País Vasco, desde su puesta en marcha hace tan sólo seis meses”.

creado el 4 de Mayo de 2017


Free Trial
How to help?



Search


Search terms

Search for exact phrase
+ Advanced search
Search for

From

To

Section