Salud y Fármacos

Una organización internacional sin ánimo de lucro para fomentar el acceso y el uso adecuado de medicamentos entre la población hispano-parlante

Entrevistas

Miguel Cappiello cuestiona la gestión en salud del gobierno de Mauricio Macri. “Los medicamentos son un bien social”
Página 12, 27 de febrero de 2017
https://www.pagina12.com.ar/22601-los-medicamentos-son-un-bien-social

El ex ministro de Salud de Santa Fe sostiene que la Nación, al reformular el Plan Remediar “abre el mercado a los privados”. “A diferencia de Macri, nosotros fomentamos la atención de salud pública subsidiando la oferta”, explicó.

Cappiello rescata la labor de los laboratorios públicos de Santa Fe y Rosario.

“La salud no es una mercancía sino un derecho”, señala Miguel Cappiello, ex ministro de Salud de Santa Fe y actual senador socialista por el departamento Rosario. Lo dice desde su vasta experiencia como funcionario y como una toma de posición ante la gestión del presidente Mauricio Macri. Pone como ejemplo la reformulación del Plan Remediar: “Abre el mercado a los privados”. Por eso, Cappiello rescata la labor de los laboratorios públicos de la provincia y la municipalidad de Rosario: “Para nuestro gobierno, los medicamentos son un bien social al cual todos los ciudadanos deben tener acceso mientras que para la Nación parecen ser una moneda de cambio, un negocio”.

P ¿Usted cree que la creación del gobierno nacional de la Cobertura Universal de Salud mejorará el acceso a la asistencia médica de la población?
R. Lo que anunció el Presidente en realidad es un seguro de salud que diferencia las prestaciones según el poder adquisitivo de las personas, divide entre pobres e indigentes y quienes tienen alguna capacidad de pago. De este modo, el que cuente con seguridad social seguirá igual, mientras que el que no la tenga pero sea tributario del sistema público, cuando el Estado no pueda brindarle asistencia por falta de capacidad contratará al privado.

P ¿Pero el estado intervendrá en la asistencia?
R. El problema estriba en cómo interviene, si como un garante de la salud pública o como un mero regulador de intereses. Además, el estado no tiene prestadores propios, salvo el Borda y el Posadas (en Buenos Aires), con lo cual, quienes terminarán asistiendo a los pacientes seguirán siendo las provincias y municipios. Por otro lado, hablan de privilegiar la estrategia de atención primaria y pretenden dar de baja el plan Remediar ahora llamado “Cobertura Universal en Medicamentos”.

P ¿Por qué quieren reconfigurar el Plan Remediar?
R. Porque es un plan que contó con financiamiento internacional hasta 2015 y lo continúo el gobierno de Macri con muchas dificultades a la hora de sostener las compras de medicamentos. Lo cierto es que a través del Plan Remediar, laboratorios públicos de Santa Fe y Rosario, como el LIF y el LEM, abastecieron eficazmente de medicamentos para la atención primaria a todas las provincias del país por lo cual sería un error que deje de funcionar. Es necesario que el estado nacional sostenga este tipo de planes que aseguran el acceso a los medicamentos y no como hace en otras áreas de gestión donde interviene lo menos posible y, de hacerlo, llamativamente, siempre es en favor de intereses privados. Hay que entender que la salud no es una mercancía sino un derecho.

P ¿Qué posibles consecuencias traería la eliminación de dicho plan?
R. Las consecuencias comenzaron a sentirse desde hace meses con la escasez de reactivos para los test de HIV, la falta de medicamentos para su tratamiento y de preservativos para la prevención. También, existieron inconvenientes en la provisión de medicamentos para la tuberculosis, hay problemas con la llegada de medicamentos de alto costo como los ontológicos y para las enfermedades de baja incidencia y alto costo. Ante estos graves incidentes, la provincia se hace cargo y responde desde su presupuesto y con la producción de sus laboratorios públicos mientras que el gobierno nacional alega inconvenientes al momento de licitar pero a la vez, pretende reformular el Plan Remediar abriéndole el mercado a los privados. Es muy contradictorio.

P. En los ‘90 muchas empresas estatales fueron privatizadas producto de una supuesta incapacidad por parte del sector público al momento de gestionar eficientemente; hoy parece resurgir ese argumento. ¿Cuál es la condición del LIF y el LEM al momento de competir en licitaciones con el sector privado?
R. Son dos laboratorios de primer nivel que pueden competir perfectamente con el sector privado, han ganado licitaciones que realizó el Ministerio de Salud de la Nación donde participaron laboratorios internacionales pero además garantizan la accesibilidad de medicamentos a menor costo en todo el territorio argentino y esto responde a una diferencia en la concepción: para el gobierno de Santa Fe los medicamentos son un bien social al cual todos los ciudadanos deben tener acceso mientras que para Nación parecen ser una moneda de cambio, un negocio.

P ¿Qué medidas tomarán los laboratorios públicos para enfrentar un futuro faltante de demanda de medicamento por parte de Nación?
R. Por el momento, Nación prometió que continuará durante 2017 con el Plan Remediar, aunque aseguró que en 2018 será reconfigurado, por lo cual habrá que ir viendo en qué se basan esas reformas para poder plantear soluciones.

P. Otro tema que hace ruido en relación a los medicamentos es Pami.
R. El gran problema de Pami es la falta de un padrón de afiliados confiable a partir de lo cual derivan muchas de las complicaciones existentes. El año pasado Hermes Binner presentó en el Congreso un proyecto de descentralización de Pami que busca federalizar el sistema y con eso volverlo más democrático y participativo, evitando que las medidas bajen empaquetadas desde Buenos Aires a las provincias. Además, Binner presentó otro proyecto de integración del sistema de salud que dejaría de lado este sistema fragmentado que hoy tiene la Argentina donde los actores intervinientes no se articulan entre sí. Hay que integrar los distintos sistemas para que todos tengan acceso a las mismas prestaciones garantizadas por un estado que subsidie la oferta en lugar de la demanda.

P ¿Cómo sería eso de subsidiar la oferta y no la demanda?
R. Desde hace casi 30 años en Rosario y nueve en la provincia, trabajamos para garantizarle a la población su acceso a la salud y eso solo es posible a través de la inversión pública que ofrezca a la ciudadanía un amplio abanico de servicios. Nosotros en casi tres décadas de trabajo construimos 80 nuevos centros de atención primaria de la salud (Caps) más los cinco hospitales de alta complejidad en ejecución, cinco de mediana complejidad, de los cuales tres están inaugurados y funcionando, también el Cemar y el Cemafe y hay otros Caps que se están haciendo y otros licitados por el gobierno de Miguel Lifschitz. Por eso decimos que, a diferencia del gobierno de Macri, nosotros fomentamos la atención de salud pública subsidiando la oferta y no la demanda.

creado el 4 de Mayo de 2017


Free Trial
How to help?



Search


Search terms

Search for exact phrase
+ Advanced search
Search for

From

To

Section