Salud y Fármacos

Una organización internacional sin ánimo de lucro para fomentar el acceso y el uso adecuado de medicamentos entre la población hispano-parlante

Ética

Conflictos de Interés

EE UU. Hemos identificado más de 700 médicos que recibieron más de US$1 millón de las empresas farmacéuticas y de dispositivos (We found over 700 doctors who were paid more than a million dollars by drug and medical device companies)
Charles Ornstein, Tracy Weber, Ryann Grochowski Jones
Propublica, 17 de octubre de 2019
https://www.propublica.org/article/we-found-over-700-doctors-who-were-paid-more-than-a-million-dollars-by-drug-and-medical-device-companies
Traducido por Salud y Fármacos

Desde el año 2010, ProPublica ha estado rastreando el gasto de las compañías farmacéuticas en los médicos. Acabamos de actualizar nuestra base de datos y descubrimos que las compañías todavía están pagando enormes sumas a médicos privados por charlas promocionales y consultorías.

ProPublica es una empresa de noticias sin fines de lucro que investiga los abusos de poder.

En 2013, ProPublica describió lo que parecía ser un desarrollo sorprendente en la intensidad con que la industria farmacéutica quería controlar los recetarios de los médicos de la nación: en solo cuatro años, un médico había ganado US$1 millón dando charlas promocionales y haciendo consultorías para compañías farmacéuticas; otros 21 ganaron más de US$500.000.

Seis años después, a pesar del escrutinio a menudo condenatorio de los fiscales y académicos, esos altos ingresos se han convertido en algo frecuente.

Más de 2.500 médicos han recibido al menos medio millón de dólares de fabricantes de medicamentos y de dispositivos médicos en los últimos cinco años, según muestra un nuevo análisis ProPublica de los datos de Open Payments. Y eso no incluye el dinero para investigación o las regalías por descubrimientos.

Más de 700 de esos médicos recibieron al menos US$1 millón.

“Santo cielo”, dijo el Dr. Walid Gellad, profesor asociado de medicina y política de salud en la Universidad de Pittsburgh, donde dirige el Centro de Política y Prescripción Farmacéutica. Lo que ganan los médicos en “otras actividades aparte de la atención al paciente” es “bastante sorprendente”, dijo.

ProPublica, para identificar a los últimos millonarios por los pagos de las farmacéuticas y otras tendencias de gasto, analizó más de 56 millones de pagos realizados entre 2014 y 2018, los primeros cinco años completos de la iniciativa federal de Pagos Abiertos (Open Payments), parte de la ley de Atención Médica Asequible (Obamacare) de 2010 que exige que las compañías divulguen públicamente los pagos que hacen a los médicos.

Medicamentos de venta con receta que han ocasionado los mayores pagos a los médicos
Estos son los medicamentos que ocasionaron el mayor gasto de las compañías farmacéuticas en los médicos, por año, excluyendo los pagos para investigación y las regalías. La lista no incluye pagos a hospitales universitarios. Los datos para 2014-2016 son de un programa anterior Dollars for Docs y no se reflejan las actualizaciones posteriores.

Ver el gráfico en el documento original que aparece en el enlace del encabezado.

Algunos académicos y médicos predijeron que divulgar la información podría ocasionar que las compañías reflexionaran sobre los pagos y los médicos sobre su aceptación. Una serie de estudios exploraron la asociación entre la información sobre los pagos y las opciones de prescripción de los médicos, y documentaron vínculos entre los pagos y los productos elegidos por los médicos.

Pero el nuevo análisis de ProPublica muestra que informar públicamente no ha afectado el entusiasmo de la industria de medicamentos y dispositivos por pagar a los médicos que ofrecen charlas durante cenas y conferencias, o hacen consultorías sobre sus productos.

De hecho, casi no ha habido cambios en los montos que gasta la industria. Anualmente, de 2014 a 2018, las compañías de medicamentos y dispositivos médicos gastaron entre US$2.100 millones y US$2.200 millones en pagos a médicos por hablar y por hacer consultorías, así como en comidas, viajes y regalos. (Estas cifras no incluyen gastos de investigación, pero sí incluyen regalías).

Aproximadamente la misma cantidad de médicos, más de 600.000, recibieron pagos en un año determinado.

Esa consistencia, dicen algunos académicos, es notable.

“Me lleva a cuestionar si los pacientes están usando esta información o si los médicos son conscientes de que esta información está disponible”, dijo el Dr. Joseph Ross, profesor de medicina y salud pública en Yale que ha estudiado la promoción farmacéutica. “Es casi como si no estuviera sucediendo”.

Holly Campbell, una portavoz de PhRMA (Pharmaceutical Research and Manufacturers of America), defendió los pagos de la compañía a los médicos. “Que los números se hayan mantenido estables en los últimos cinco años no es necesariamente negativo”, escribió en un correo electrónico. “Esta estadística parece ser consistente con la creencia de las compañías de que sus interacciones con los médicos han sido y siguen siendo legítimas, incluso cuando deben divulgarse”.

ProPublica se adentró por primera vez en el mundo de las campañas promocionales de las compañías farmacéuticas en 2010, cuando recolectó los pagos realizados por siete compañías que debían divulgarse como parte de los acuerdos por las demandas de denunciantes. Los pagos se publicaron en una base de datos llamada Dollars for Docs, que permitía a cualquiera buscar a un médico y ver si recibía un pago.

Hoy, ProPublica está actualizando Dollars for Docs con los últimos datos del gobierno federal sobre todos los pagos.

Entre nuestros hallazgos:

La consistencia genera familiaridad
En el transcurso de cinco años, un millón de médicos, dentistas, optometristas, quiroprácticos y podólogos recibieron al menos un pago, generalmente una comida, de una empresa. De esos clínicos, más de 323.000 recibieron al menos un pago anual. Alrededor de 240.000 recibieron un pago y solo en un año. Y el resto recibieron pagos durante más de un año, pero menos de cinco.

Para dar idea del contexto, en EE UU hay alrededor de 1,1 millones de médicos.

El Dr. Aaron P. Mitchell, oncólogo médico e investigador de servicios de salud en el Centro de Cáncer Memorial Sloan Kettering, dijo que su investigación ha demostrado que cuando los médicos interactúan de manera más consistente con una compañía farmacéutica, es más probable que receten el oncológico de esa compañía. La industria farmacéutica, dijo Mitchell, “sabe que necesitan cultivar las relaciones a lo largo del tiempo, así que eso es lo que realmente están tratando de hacer”. No es solo una comida. Es la consistencia”.

Algunos medicamentos se promocionan fuertemente año tras año
De los 20 medicamentos que de 2014 a 2018 ocasionaron el mayor gasto anual en médicos, seis figuran cada año en la lista: Invokana para tratar la diabetes tipo 2, los anticoagulantes Xarelto y Eliquis, el antipsicótico Latuda, el inmunosupresor Humira y el medicamento para la esclerosis múltiple Aubagio. Otros tres medicamentos estuvieron en la lista durante cuatro años: Victoza para la diabetes tipo 2, el tratamiento de psoriasis Otezla y el medicamento para reducir el colesterol Repatha. (La financiación de la investigación y las regalías no están incluidas).

Xarelto encabezó la lista en gastos durante cuatro años, totalizando más de US$123 millones en pagos entre 2014 y 2018. En marzo, sus fabricantes, Johnson & Johnson y Bayer AG, acordaron pagar US$775 millones para resolver alrededor de 25.000 demandas alegando que las compañías no habían advertido a los pacientes que Xarelto podía causar hemorragias fatales.

J&J y Bayer declararon que las acusaciones carecían de mérito y que Xarelto es seguro y efectivo. Señalaron que seis casos que fueron a juicio se decidieron a su favor.

El número de oradores caros que promocionan medicamentos ha aumentado más del 30% en cinco años
El número de médicos que recibieron US$100.000 o más, por año, por servicios que no incluyen las consultorías, y que generalmente son discursos promocionales.

2014: 816
2015: 933
2016: 1019
2017: 1147
2018: 1084

Fuente: Análisis ProPublica de los datos de Pagos Abiertos (Open Payments) de los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid.

Para muchos de los medicamentos que están en la lista hay una competencia feroz. Por ejemplo, siete de los 20 que ocasionaron más gastos en 2018 tratan la diabetes. El Dr. Aaron Kesselheim, profesor de medicina en la Facultad de Medicina de Harvard, dijo en un correo electrónico que para la mayoría de las clases de medicamentos que aparecen en la lista, “hay más de un medicamento disponible, a veces todos tienen el mismo mecanismo de acción, están indicados para la misma condición y tienen precios muy altos”.

Según GoodRx, un sitio web de descuento de medicamentos, el precio promedio, en efectivo, del suministro mensual de medicamentos para la diabetes Invokana, Jardiance y Farxiga es superior a US$600.

“En estas circunstancias, para la industria, el gasto promocional es una estrategia importante para distinguir a unos de los otros, sin hacer estudios comparativos o reducciones sustanciales de precios”, dijo Kesselheim.

ProPublica y varios investigadores han examinado los tipos de medicamentos que ocasionan los pagos más altos. Ross, de Yale, y un colega publicaron un análisis en el British Medical Journal en 2017 que documentó que “los medicamentos más promocionados eran menos propensos que los medicamentos de mayores ventas y los más recetados a ser efectivos, seguros, asequibles, novedosos y a representar un verdadero avance en el tratamiento de una enfermedad”.

“Nuestros hallazgos sugieren que la promoción farmacéutica debe enfrentarse con escepticismo saludable”, concluye el análisis.

Según los fiscales, los pagos de algunas compañías farmacéuticas son sobornos, a pesar de la transparencia de pagos abiertos (Open Payments)
Entre muchos médicos, incluyendo algunos del mundo académico, existe la percepción de que los pagos de las compañías farmacéuticas son bastante benignos, un evento nocturno que educa a otros médicos sobre medicamentos importantes. Pero desde que ProPublica comenzó a analizar los pagos a los médicos, un fabricante de medicamentos tras otro, ha pagado decenas, o incluso cientos, de millones de dólares para resolver acusaciones de tácticas de promoción inapropiadas o ilegales.

De hecho, los denunciantes de las compañías farmacéuticas y los fiscales federales han dicho explícitamente que, en algunos casos, los pagos eran en realidad comisiones ilegales y sobornos. Y este comportamiento ha continuado a pesar de herramientas como Dollars for Docs.

Siguen unos ejemplos

Insys Terapeutics
Gasto: en 2014, la información de pagos muestra que Insys Therapeutics gastó US$7,5 millones en promocionar Subsys, un aerosol de fentanilo para el dolor oncológico avanzado, convirtiéndolo en uno de los medicamentos que generó más gasto en ese año. Hasta 2018, el gasto total de la compañía en el medicamento había alcanzado los US$17,6 millones.

Los fiscales dicen: según un comunicado de prensa del Departamento de Justicia, Insys pagó a los médicos para que hablaran sobre Subsys a otros médicos durante “almuerzos y cenas educativas” entre agosto de 2012 y junio de 2015. Las comidas “en realidad se utilizaron como un vehículo para pagar comisiones ilegales y sobornos” a profesionales específicos a cambio de aumentar las recetas de Subsys a sus pacientes y las dosis en esas recetas”.

Castigo: Este junio, Insys acordó declararse culpable de cinco cargos de fraude postal, pagar una multa de US$2 millones y dejar de ingresar US$28 millones. También acordó pagar US$195 millones para resolver un caso separado de un delator. Al menos ocho ejecutivos de la compañía han sido condenados por un delito relacionado con la comercialización ilegal del medicamento. Insys dijo que reestructuró completamente sus operaciones, contrató a nuevos líderes y se declaró en bancarrota.

Avanir Farmaceuticals
Gasto: de 2014 a 2018, Avanir gastó casi US$22 millones en su medicamento Nuedexta, que trata el afecto pseudobulbar o la risa o el llanto incontrolable.

Los fiscales dicen: Un empleado de Avanir informó que un médico en un centro de atención a largo plazo, a quien también se le pagaba para dar conferencia sobre Nuedexta, recetó Nuedexta a “plantas enteras” de pacientes. Según un comunicado de prensa del Departamento de Justicia, otro médico del centro, que tenía varios pacientes con demencia, paró rutinariamente la administración de Nuedexta, solo para que el primer médico reiniciara el tratamiento.

Castigo: en septiembre, la compañía acordó pagar más de US$108 millones para resolver las acusaciones penales y civiles de que pagó sobornos a médicos y comercializó el medicamento para usos no aprobados, incluyendo los comportamientos asociados con la demencia. Avanir dijo en un comunicado, que cooperó plenamente con los investigadores y “tomó amplias medidas correctivas. Las personas que figuran en los acuerdos de resolución ya no son empleados de Avanir”.

Aunque las relaciones entre las compañías farmacéuticas y los médicos continúan, aparentemente con pocos cambios, Kesselheim de Harvard, dijo que la transparencia “aporta luz a un área que estaba en las sombras”.

“Ahora tenemos que decidir qué hacer con esto”.

creado el 25 de Febrero de 2020


Free Trial
How to help?



Search


Search terms

Search for exact phrase
+ Advanced search
Search for

From

To

Section