Salud y Fármacos

Una organización internacional sin ánimo de lucro para fomentar el acceso y el uso adecuado de medicamentos entre la población hispano-parlante

Acceso e Innovación

Holanda. Pacientes impacientes participan en el ‘club de compradores’ en linea para comprar medicamentos nuevos (Impatient patients turn to online ‘buyers club’ for new drugs)
Ben Hirschler
Reuters, 3 de octubre de 2018
https://www.reuters.com/article/us-pharmaceuticals-buyers-club/impatient-patients-turn-to-online-buyers-club-for-new-drugs-idUSKCN1MD0MX
Traducido por Salud y Fármacos

Frustrados por el atraso en la llegada de los nuevos medicamentos a su propio país, un número pequeño pero creciente de pacientes recurre a un intermediario que se presenta como una versión legal del ‘Club de Compradores de Dallas’.

Mientras los reguladores advierten sobre el riesgo de comprar medicamentos en línea, Social Medwork, con sede en Ámsterdam, considera que su red de proveedores de confianza está llenando un vacío en el mercado de los últimos medicamentos contra enfermedades como el cáncer, la migraña y la esclerosis múltiple.

Ahora busca elevar su perfil y expandirse; ha conseguido que la ex comisionada de la UE, Neelie Kroes, participe en su junta de supervisión y ha conseguido un millón y medio de euros en fondos adicionales del fondo para negocios con impacto social (Social Impact Ventures).

Al igual que Ron Woodroof, el paciente con SIDA que en los 1980 consiguió importar medicamentos que todavía no estaban aprobados por estar en experimentación y no había otros ilegalmente en Texas—historia que se presentó en 2013 en la película ‘Club de compradores de Dallas’—los pacientes que hoy no pueden obtener los medicamentos que desean a través de los sistemas nacionales de salud nacionales utilizan la organización holandesa para importar medicamentos desde el extranjero.

Pero mientras Woodroof tuvo que contrabandear medicamentos a través de la frontera mexicana, los clientes de Social Medwork pueden realizar pedidos en línea legalmente, siempre y cuando tengan una receta y una carta del médico que indique que el medicamento es estrictamente para uso personal.

En los últimos 18 meses, la empresa, que está registrada en el Ministerio de Salud de Holanda como intermediaria de medicamentos, ha proporcionado medicamentos a más de 3.000 pacientes.

Entre ellos está la británica Senty Bera de 43 años, que sufre migraña, quien recientemente compró Aimovig a través Social Medwork, una nueva inyección mensual para la migraña de Amgen y Novartis, la primera en una clase mejorada de medicamentos que ataca una sustancia química responsable de los ataques.

“Mi calidad de vida era tan pobre que pensé que valía la pena intentarlo y está funcionando de maravilla”, dijo Bera. Hasta el momento, el uso de Aimovig en el Reino Unido no está aprobado, aunque Bera espera que lo esté pronto, pero la popularidad del medicamento significa que es uno de los más vendidos por Social Medwork, a pesar de que el precio de dos autoinyectores es €698.

Una portavoz de la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios de Reino Unido confirmó que no había restricciones formales a la importación de esa clase de medicamentos para uso personal.

En el pasado, las redes informales de compra de medicamentos suministraban versiones genéricas baratas de tratamientos para el VIH y la hepatitis C. Pero el grupo holandés, que cobra una tarifa de alrededor del 6%, afirma ser la única organización que vende medicamentos de marca recién aprobados.

Tienen clientes en 70 países, y sus ventas incluyen nuevos medicamentos contra el cáncer que están aprobados en EE UU pero que aún no están disponibles en otros lugares, así como medicamentos para trastornos crónicos, como el nuevo tratamiento para la esclerosis múltiple de Roche, Ocrevus.

El fundador Sjaak Vink dice que el Internet significa que los pacientes están cada vez más conscientes de que pueden estar esperando meses o incluso años para recibir nuevos medicamentos después de que se aprueben en otro país

“Tenemos que terminar con esta situación porque es ridícula”, dijo en una entrevista.

Vink explicó que lo que le inspiró a fundar la organización fueron los retrasos en la disponibilidad en Europa de Keytruda, la innovadora inmunoterapia contra el cáncer de Merck & Co.

Hoy en día, su grupo tiene clientes en Australia, Medio Oriente, Asia, así como en importantes mercados europeos como Francia, Italia, Alemania y Gran Bretaña, donde los retrasos para adquirir los medicamentos podrían empeorar si Brexit alterara el suministro de medicamentos.

Dadas las rápidas aprobaciones en EE UU, actualmente hay menos clientes de ese país, aunque en 2017 hubo un aumento en la demanda de Radicut/Radicava para la esclerosis lateral amiotrófica de Mitsubishi Tanabe Pharma, que fue aprobado primero en Japón.

Louise Heavens editó esta noticia

modificado el 23 de Septiembre de 2020


Free Trial
How to help?



Search


Search terms

Search for exact phrase
+ Advanced search
Search for

From

To

Section