Salud y Fármacos

Una organización internacional sin ánimo de lucro para fomentar el acceso y el uso adecuado de medicamentos entre la población hispano-parlante

PRESCRIPCIÓN, FARMACIA Y UTILIZACIÓN

Farmacia

EE UU. Presión de las farmacias para obtener información sobre los precios (Drugstores press for pricing data)
Timothy W. Martin
Wall Street Journal, 27 de marzo de 2013
Traducido por Salud y Fármacos

El cambio a los genéricos ha supuesto un ahorro a los consumidores estadounidenses de más de un billón de dólares en una década, pero esto ha afectado de manera negativa a los farmacéuticos independientes.

Ahora estos pequeños comercios se dirigen a los legisladores estatales de todo el país para que les ayuden a luchar contra los poderosos intermediarios que determinan cuánto se paga a las farmacias por la venta de ciertos medicamentos. Actualmente, ocho estados, incluyendo Oregón, están considerando proyectos de ley sobre estas operaciones.

Las farmacias quieren que los legisladores intervengan para que los intermediarios dejen de ocultar la información de precios, lo cual ayudaría a las farmacias a negociar mayores reembolsos y evitar la dispensación de fármacos que les provocan pérdidas. Cadenas nacionales como Walgreen Co. y Rite Aid Corp. también se verían beneficiadas por los cambios legales, aunque su interés sea menor, ya que compran los fármacos a mejor precio que los negocios familiares y venden cantidades rentables de alimentos y artículos de belleza. 

Estos cambios legislativos son inusuales porque los intermediarios se verían forzados a revelar información que nunca han compartido. Las compañías de administración de beneficios farmacéuticos o PBM actúan como los intermediarios entre las aseguradoras y el resto en el sistema sanitario. Se contrata a empresas PBM como Express Scripts Holding Co. para reducir los costes de los fármacos de venta con receta y procesar los recibos de las farmacias.

Las compañías farmacéuticas están viendo cómo pueden maximizar sus beneficios, a medida que se reduce el monto de ventas, ya que los fármacos genéricos sustituyen a medicamentos de marcas comerciales más costosos. Una de las estrategias es la asociación que vimos la semana pasada entre Walgreen, Alliance Boots GMBH y Amerisource Bergen Corp. Esta lucha también está llegando a las cámaras legislativas de todos los estados del país.

Express Scripts y otras compañías semejantes determinan cuánto se paga a las farmacias por los fármacos de venta con receta que dispensan. Las farmacias manifiestan que si las PBM compartiesen los datos de precios, tan celosamente guardados, comprobarían que se reservan gran parte de los beneficios para ellos mismos.

Las PBM, por su parte, esgrimen que dicha legislación permitiría que las farmacias descubrieran las diferencias en el reembolso que cada una de ellas recibe por los medicamentos dispensados, según dijo la Asociación Farmacéutica para la Gestión Sanitaria (PCMA, por sus siglas en inglés), la asociación comercial de PBM que representa, entre otras, a Express Scripts y CVS Caremark Corp. Según la asociación, esto haría que las farmacias se confabularan para conseguir mejores convenios con las PBM.

Tanto la PCMA como Express Scripts niegan las afirmaciones de que se reservan para ellos gran parte de los beneficios, y dicen que los reclamos de las farmacias son para aumentar sus propios beneficios.

La lucha es particularmente intensa en Oregón. Las PBM, aseguradoras sanitarias y sindicatos de autoridades competentes han reclutado cabilderos para parar una serie leyes promovidas por las farmacias. Los proyectos de ley proponen que las PBM restrinjan cómo y cuándo llevan a cabo auditorías en las farmacias y que los pacientes puedan ejercer su derecho de no optar por farmacias de venta por correo operadas por PBM cuando corresponda.

“Queremos cortar esto de raíz”, dijo Mark Merritt, presidente de la PCMA.

La PCMA ha distribuido anuncios impresos en los que ataca al “cabildeo farmacéutico en Oregón” diciendo que las farmacias pretenden aumentar el precio de los fármacos de venta con receta.

“Sin cambios legales, las farmacias de Oregón se irán finalmente a la ruina si sigue aumentando el porcentaje de recetas de fármacos genéricos”, comentó Michele M. Belcher, propietaria de una farmacia en Grant Pass, Oregón. “Los reembolsos no van a cubrir el coste de dispensar los fármacos genéricos de aproximadamente el 10% de las recetas, una cifra que va en aumento debido a que se recortan los beneficios a las farmacias para que las PBM mantengan sus beneficios, incluso cuando se frena el crecimiento en el coste de un fármaco”, añadió.

“Obviamente hay mucho dinero en juego. Estas PBM son corporaciones multimillonarias. Nosotros solo intentamos seguir en el negocio”, dijo Michele Belcher.

El presidente de la PCMA manifestó que el rechazo a las leyes propuestas “sería una victoria para otras empresas que no tendrán que pagar más para seguir gozando de  los mismos beneficios farmacéuticos”.

En el año 2000, aproximadamente la mitad de los fármacos prescritos en EE UU fueron genéricos. Ahora, constituyen el 84% del mercado, según datos de IMS Health Inc, que realiza un seguimiento de las ventas de fármacos.

El aumento del uso de genéricos está produciendo un descenso en el monto total de ventas de fármacos. En 2012, por primera vez en dos décadas, descendieron las ventas de fármacos prescritos en un 1,5%, según un informe anual sobre fármacos de Express Scripts.

De acuerdo con un estudio de julio de 2012 de IMS Health, hasta 2016, el gasto en fármacos prescritos en EE UU permanecerá en “niveles mínimos históricos”, al caer las ventas en más de US$100.000 millones debido a la pérdida de patentes de los fármacos superventas.

Es probable que sigan produciéndose luchas internas entre las farmacias, ya que las PBM, las farmacias y los mayoristas intentan ganar más concesiones de cada uno para su propio crecimiento, en lugar de promover medidas más tradicionales como el lanzamiento de nuevos fármacos genéricos o de fármacos de marca superventas, comentó Ross Muken, analista sanitario para ISI Group. Y añadió que “se están vigilando estas compañías para ver cómo pueden aumentar gradualmente sus beneficios”.

En Oregón, dos proyectos de ley diferentes en la Cámara de Representantes y el Senado proponen que las PBM divulguen sus precios de los fármacos genéricos. Esa información procede de una lista de precios para los genéricos llamada “Coste máximo permitido” o MAC. Las PBM consultan la lista MAC para determinar los costes que tendrán que pagar los empresarios para que sus empleados tengan cobertura de medicamentos y cuánto se reembolsará a las farmacias.

Shelley Bailey, una farmacéutica de Portland, comentó que el reembolso de las PBM en su farmacia, Central Drugs, había caído hasta US$1,80 este año, tras haber recibir US$8,69 por el mismo fármaco en 2012, según su testimonio en el senado estatal a principios de este mes. Además comentó que Central Drugs está en peligro de cierre debido al descenso en los reembolsos.

Jonah Houts, vicepresidente de asuntos gubernamentales en Express Scripts, dijo que revelar la metodología de los reembolsos podría tener consecuencias no anticipadas, como que los farmacéuticos opten por prescribir fármacos más caros y que les aportan más beneficios en lugar de otros con menos beneficio, lo que significa que los pacientes podrían recibir medicamentos que requieren un copago mayor.

“Estos proyectos de ley pretenden seguir aumentando los beneficios para las farmacias sin hacer nada adicional para mejorar la atención sanitaria a los pacientes", dijo Houts.

El presidente de la PCMA comentó que, potencialmente, estos cambios en Oregón podrían extenderse a otros estados con la promulgación de leyes similares. Dakota del Norte, Oklahoma y otros cinco estados también están debatiendo leyes relacionadas como el precio de los fármacos genéricos de las PBM. La semana pasada, el gobernador del estado de Kentucky, Steve Beshear firmó un proyecto de ley de precios de las PBM que entrará en vigor este verano.

Las leyes de reembolso para genéricos no son las únicas leyes que afectan a las PBM que están siendo consideradas por los gobiernos estatales. En los últimos años más de 20 estados han aprobado reformas que restringen los tipos de auditorías que pueden efectuar las PBM. Dos estados (Nueva York y Pensilvania) aprobaron leyes que impiden que las PBM inscriban automáticamente a los pacientes en farmacias de venta por correo cuando una farmacia convencional acepta precios similares.

Y tres estados, incluyendo Oregón, están considerando proyectos de ley que requerirían que el estado, a través de su comité de farmacia, autorizase el funcionamiento de las PBMs en el estado, lo que les permitiría tener mayor supervisión reguladora sobre sus farmacias de venta por correo y otras operaciones.

 

modificado el 28 de Noviembre de 2013


Free Trial
How to help?



Search


Search terms

Search for exact phrase
+ Advanced search
Search for

From

To

Section