Salud y Fármacos

Una organización internacional sin ánimo de lucro para fomentar el acceso y el uso adecuado de medicamentos entre la población hispano-parlante

Ética

Conflictos de intereses

Los obsequios de Pharma también influyen en los practicantes de enfermería y los asistentes médicos
(Pharma gift-giving sways nurse practitioners and physician assistants, too)
Ed Silverman
Statnews, 25 de octubre de 2017
https://www.statnews.com/pharmalot/2017/10/25/pharma-gifts-nurse-practitioners-physician-assistants/?utm_source=STAT+Newsletters&utm_campaign=b7a1672f9f-Pharmalot&utm_medium=email&utm_term=0_8cab1d7961-b7a1672f9f-149615549
Traducido por Salud y Fármacos

Según un nuevo estudio, los médicos, enfermeras practicantes y asistentes médicos que recibieron comidas, honorarios, subvenciones y otros artículos de los fabricantes de medicamentos tenían muchas más probabilidades de recetar una mayor cantidad de medicamentos por paciente que los proveedores de atención médica que no los recibieron. Y, a menudo, las recetas se escribieron para los medicamentos de marca más costosos.

El estudio analizó US$3,9 millones en regalos y pagos hechos en 2013 a más de 1.100 prescriptores de Medicare Parte D en Washington, D.C., y descubrió que esos proveedores de atención médica prescribieron 2,3 solicitudes de reembolso más por paciente que los proveedores que no recibieron nada de las compañías farmacéuticas. Además, las recetas costaban US$50 más por solicitud de reembolso y esta tendencia se observó especialmente en seis especialidades.

“Tenemos suficientes datos para demostrar que los regalos afectan las prácticas de prescripción y deberían prohibirse”, dijo la Dra. Adriane Fugh-Berman, profesora de farmacología en la Universidad de Georgetown y una de los dos autores del estudio, quien además dirige el proyecto PharmedOut que genera cursos gratuitos de educación médica continuada sin patrocinio de la industria. También ha recibido pagos por testificar en demandas contra algunos fabricantes de medicamentos.

“Estos proveedores son el objetivo de las compañías farmacéuticas porque de ellos depende su participación en el mercado. Y eso tiene una implicación seria para la salud pública, porque aumentar los medicamentos por paciente es peligroso”, continuó. “Creo que recibir regalos crea un sentido de obligación que se traduce en una mayor prescripción de los medicamentos que produce el donante y no he visto ninguna evidencia que lo contradiga”.

De hecho, varios estudios han explorado hasta qué punto los vínculos financieros entre los fabricantes de medicamentos y los médicos influyen en la prescripción. Pero este último estudio, publicado en PLOS One, es el primero en examinar las tendencias de prescripción entre asistentes médicos y enfermeras practicantes en respuesta a la generosidad de la industria, así como en todas las recetas escritas para beneficiarios de Medicare.

Fugh-Berman señaló que las enfermeras practicantes y los asistentes médicos desempeñan un papel cada vez más importante en el cuidado a la salud porque están escribiendo más prescripciones que nunca. El estudio señaló que este número se ha más que duplicado en los últimos cinco años. Y en 2015, estos proveedores de atención médica escribieron 676 millones, o 15,4%, de los 4.400 millones de recetas en EE UU. Vale la pena señalar que los fabricantes de medicamentos deben informar sobre los pagos realizados a médicos, pero no a enfermeras o asistentes médicos, a la base federal de datos OpenPayments.

Entre las enfermeras practicantes, los obsequios y los pagos se asociaron con un aumento significativo en el costo promedio de las solicitudes de reembolso de la Parte D de Medicare: US$180 frente a US$86. Entre los asistentes médicos, también hubo un aumento significativo en el costo promedio de dichos reclamos: US$213 frente a US$63. Y los obsequios a los asistentes médicos también se asociaron con una porción significativamente más alta de medicamentos de marca: el 30% frente al 17%.

Profundizando, los médicos que recibieron pequeños obsequios -menos de US$500 anuales- se asociaron a solicitudes de reembolso más caras, US$114 frente a US$85, y recetaron más marcas, el 30% en comparación con casi el 26% los médicos que no recibieron regalos. Aquellos que reciben regalos de más de US$500 al año tuvieron los costos promedio más altos por solicitud de US$189 y recetaron más marcas, casi el 40%.

El estudio extrajo datos de 2013 de tres fuentes: el programa AccessRx de Washington, D.C., que exige que los fabricantes de medicamentos informen los costos de marketing; la base de datos OpenPayments que gestiona el Centro de Servicios de Medicare y Medicaid; y datos de uso y pago de proveedores de CMS Medicare. Fugh-Berman explicó que se eligió 2013 porque ese era el año más reciente para el que todos los datos estaban disponibles.

Los investigadores sostienen que Washington fue un laboratorio útil para examinar los datos de prescripción y marketing por su marco legal. El estudio fue financiado, de hecho, por el Departamento de Salud del Distrito de Columbia. (La otra autora es Susan Wood, profesora de política de salud en Georgetown, y ex comisionada de salud de la mujer en la FDA).

Que se haga caso a la prohibición de regalos que piden las autoras es incierto, en el mejor de los casos, a pesar de los estudios que demuestran que la generosidad de la industria influye la prescripción. Actualmente, ningún estado prohíbe tales pagos y en 2009, el grupo comercial de la industria, PhRMA, instituyó una política voluntaria que limita los obsequios. Sin embargo, los obsequios destinados a educación o atención al paciente están permitidos si no cuestan más de US$100.

Como señalamos anteriormente, los prescriptores que recibieron obsequios escribieron un promedio de dos prescripciones más por paciente, en comparación con aquellos que no recibieron obsequios. Los investigadores reconocieron que la discrepancia podría deberse a que “los destinatarios de obsequios tratan a una población más enferma que requiere más medicamentos … y también es posible que los prescriptores que evitan los obsequios de la industria sean prescriptores innatamente más conservadores”. Pero dudaron de ambas posibilidades.

Los pediatras, por cierto, fueron el único grupo de médicos de atención primaria en que los regalos parecían no asociarse con un mayor costo de las solicitudes de reembolso ni con una mayor prescripción de marcas.

creado el 4 de Junio de 2018


Subscripción Gratuita
Cómo Ayudar



Búsqueda


Término a buscar

Buscar frase exacta
+ Búsqueda avanzada
Buscar en

Desde

Hasta

Sección