Salud y Fármacos

Una organización internacional sin ánimo de lucro para fomentar el acceso y el uso adecuado de medicamentos entre la población hispano-parlante

Investigaciones

Integridad en la investigación: transparencia en los ensayos clínicos (Research integrity: clinical trials transparency)
UK Parliament, 30 de octubre de 2018
https://publications.parliament.uk/pa/cm201719/cmselect/cmsctech/1480/148003.htm
Traducido por Salud y Fármacos

Resumen
La publicación selectiva de los resultados de investigación distorsiona la base de evidencia científica a disposición del público y amenaza la integridad de la investigación. En el caso de los ensayos clínicos, la publicación selectiva de resultados impide que se pueda utilizar la información sobre la eficacia de los nuevos fármacos o de otras intervenciones médicas. Esta falta de “transparencia en los ensayos clínicos” acarrea riesgos para la salud humana, contribuye a desperdiciar la investigación y provoca que las decisiones clínicas se tomen sin tener acceso a toda la evidencia disponible.

En Reino Unido y en Unión Europea están vigentes una serie de normas y directrices para mejorar la transparencia en los ensayos clínicos, para abordar la falta de registro, la información de resultados y evitar la información incorrecta de resultados. Sin embargo, a pesar de estas reglas, actualmente no se informan los resultados de alrededor de la mitad de los ensayos clínicos, en Reino Unido el registro de ensayos clínicos todavía no es universal, y los resultados informados no siempre están alineados con la propuesta original del estudio.

El comité que nos precedió concluyó en 2013 que “no estaban impresionados” por esfuerzo del Gobierno en resolver el problema de los ensayos clínicos no registrados, de lo que no reportaron resultados o los que informaron mal. Creemos que, si bien ha habido algunas mejoras, todavía queda mucho por hacer. En Reino Unido, la epidemia de ébola atrajo la atención de los políticos los riesgos para la salud pública que tiene cuando no se publican los resultados de los ensayos clínicos, y el entonces Primer Ministro David Cameron se comprometió en 2015con la transparencia de los ensayos clínicos. Desde entonces, a nivel político, en Reino Unido, se han enlentecido los avances. La transparencia en los ensayos clínicos es tanto una cuestión de voluntad política como una cuestión técnica.

Desde 2014, una de las obligaciones legales explícitas de la Autoridad de Investigación en Salud (HRA) ha sido “promover la transparencia en la investigación”, pero durante los últimos cuatro años esto no parece haber provocado un cambio significativo en esta área. El gobierno debe solicitar a la HRA que publique, a más tardar en diciembre de 2019, una estrategia detallada para lograr la transparencia total de los ensayos clínicos, estableciendo un plazo determinado e hitos para lograrlo. El desempeño de la HRA debe evaluarse explícitamente en base a su informe anual.

En este momento, las agencias públicas no reportan el incumplimiento de las normas sobre la información de resultados a nivel de cada ensayo. La publicación oficial de dicha información permitiría identificar donde hay debilidades de cumplimiento y donde están las mejores prácticas sectoriales que se pueden compartir. La HRA debe contar con los recursos financieros para establecer un programa nacional para auditar la transparencia de los ensayos clínicos, incluyendo la publicación de una lista oficial única de los ensayos clínicos que se han hecho en Reino Unido y han publicado los resultados y de los que deberían haberlo hecho, pero no lo han hecho. En primera instancia, esto debería centrarse en proporcionar información sobre si los resultados se han publicado en una revista académica siguiendo las mejores prácticas a nivel mundial, basándose en métodos automatizados ya desarrollados por otros.

Nos decepciona que la HRA no cree que pueda obtener fondos para hacer una auditoría más completa, que se enfoque en la información inadecuada de los ensayos y que no lo considere prioritario. Aunque el costo de evaluar en profundidad los resultados reportados de los ensayos con lo especificado al presentar la solicitud de su aprobación a un comité de ética ascienda a £2,4 millones anuales, como nos ha sugerido la HRA, se trata de un costo relativamente pequeño comparado con las sumas de dinero que cuestan las decisiones de políticas que utilizan la evidencia de los ensayos clínicos. Recomendamos que la HRA haga un estudio más detallado del costo exacto de dicha auditoría y prepare una propuesta de financiamiento para poner a consideración del gobierno.

Mientras tanto, la HRA parece renuente a hacer cumplir sus reglas de transparencia, o exigir que el cumplimiento con la legislación de transparencia sean un requisito previo a la aprobación ética de ensayos futuros. Consecuentemente, en la actualidad no se imponen sanciones a los patrocinadores o investigadores que no cumplen con las reglas de la HRA, ni siquiera a aquellos que ignoran a la HRA cuando cuestiona su incumplimiento. Para impulsar mejoras en la transparencia de los ensayos clínicos, la HRA debe introducir un sistema de sanciones, tales como retirar la opinión ética favorable o evitar que se lleven a cabo más ensayos, y el Gobierno debe consultar específicamente si debería otorgar a la HRA el poder legal de multar a los patrocinadores por incumplimiento.

El cumplimiento de las reglas de transparencia varía según el patrocinador, mientras las compañías farmacéuticas tienden a informar dentro de un plazo razonable, las universidades ofrecen un panorama mucho más variado. Es especialmente decepcionante que organismos confiables como Public Health England y una serie de Fideicomisos de la Fundación del NHS no informen los resultados de los ensayos clínicos. La confianza pública en la medicina podría verse fácilmente erosionada por fallos en la transparencia de los ensayos clínicos por estos integrantes tan importantes del sistema de salud. Public Health England nos debería escribir para darnos una explicación, detallando las medidas correctivas que planea adoptar.

Conclusiones y Recomendaciones
El estado actual de la transparencia en los ensayos clínicos y su legislación.

1. En Reino Unido y Unión Europea están vigentes una serie de normas y directrices cuyo objetivo es mejorar la transparencia de los ensayos clínicos, y para ello abordan la falta de registro, la falta de información de resultados o el reporte incorrecto. A pesar de estas reglas, cerca de la mitad de los ensayos clínicos no reportan los resultados, el registro de ensayos clínicos todavía no es universal en Reino Unido y los resultados que se informan no siempre coinciden con los que se habían incluido en la propuesta original del estudio. Como se discute en este informe, hay que tomar medidas adicionales para mejorar la notificación y el registro de ensayos clínicos. El gobierno no debe confiar en las tasas más altas de reporte de los ensayos financiados por el Consejo de Investigación Médica para sugerir que se está abordando el problema, ya que representan una pequeña proporción del número total de ensayos clínicos realizados en Reino Unido. (Párrafo 15)

2. El gobierno debe comprometerse explícitamente a introducir requisitos de transparencia en los ensayos clínicos en el Reglamento de ensayos clínicos de UE, que se espera que se apliquen en UE poco después de Brexit. (Párrafo 16)

3. El cumplimiento de las reglas de transparencia varía según el patrocinador, mientras las compañías farmacéuticas tienen una buena tasa de reporte dentro de un plazo razonable, las universidades ofrecen un panorama mucho más variado. Agradecemos el llamado del ministro de la Ciencia y del jefe científico del Gobierno para que las universidades aborden este problema y esperamos que las universidades presten atención. Cada universidad debe aspirar al 100% de cumplimiento. Recomendamos que el Concordato actualizado y fortalecido para apoyar la integridad de la investigación que están desarrollando las Universidades de Reino Unido exija que las universidades garanticen que se reportarán los resultados de todos los ensayos, y se esforzarán en compartir las mejores prácticas para lograr el cumplimiento de las normas de presentación de informes en el sector universitario. (Párrafo 19)

4. Es particularmente decepcionante que organismos confiables como Public Health England y una gama de Fideicomisos de la Fundación NHS no reporten los resultados de los ensayos clínicos. La confianza pública en la medicina podría erosionarse fácilmente por fallas en la transparencia de los ensayos clínicos por parte de entidades tan importantes del sistema de salud. Public Health England debe escribirnos dando una explicación y detallando las medidas correctivas que va a implementar para corregirlo (Párrafo 21).

Para Mejorar la transparencia en los ensayos clínicos.
5. Nuestro Comité predecesor concluyó en 2013 que “no había quedado impresionado” con el esfuerzo del Gobierno por resolver el problema de los ensayos clínicos no registrados, que no informaban resultados o que informaban mal. Creemos que, si bien ha habido algunas mejoras, todavía queda mucho por hacer. (Párrafo 25)

6. Acogemos con beneplácito las declaraciones y recomendaciones recientes de la OMS y las Naciones Unidas sobre la transparencia de los ensayos clínicos para mejorar las tasas de registro e informe. En Reino Unido, la epidemia de ébola atrajo la atención de los políticos a los riesgos para la salud pública de la no publicación de los resultados de los ensayos clínicos, y el entonces Primer Ministro David Cameron se comprometió a mejorar la transparencia de los ensayos clínicos en 2015. Desde entonces, a nivel político, los esfuerzos en Reino Unido se han enlentecido. La transparencia en los ensayos clínicos es tanto una cuestión de voluntad política como una cuestión técnica. Recomendamos que el Gobierno vuelva a comprometerse explícitamente a abordar la transparencia de los ensayos clínicos, quizás a través de un discurso ministerial centrado en este tema. Este debería establecer un plazo claro para que las instituciones cumplan con los requisitos de transparencia en los ensayos clínicos y aclarar cuáles serían las consecuencias de no cumplir con ese plazo. (Párrafo 26)

7. Los organismos públicos no documentan el incumplimiento de las reglas de informar para cada uno de los ensayos. La publicación oficial de dicha información permitiría identificar donde hay debilidades en el cumplimiento y donde se puedan encontrar las mejores prácticas sectoriales para compartirlas. Nos alegramos del esfuerzo reciente del Dr. Goldacre y la campaña AllTrials para que las tasas de reporte estén disponibles en línea. Sin embargo, no corresponde a los investigadores y activistas recopilar y publicar esta información. Nos ocuparemos de la cuestión de quién debe producir esta información más adelante. (Párrafo 31)

8. Recomendamos que la Autoridad de Investigación en Salud (HRA) reciba recursos financieros para establecer un programa nacional de auditoría de la transparencia en los ensayos clínicos, incluyendo la publicación de una lista oficial única de qué ensayos realizados en Reino Unido han publicado los resultados y los que deberían haberlos publicado, pero no lo han hecho. En primera instancia, esto debería centrarse en proporcionar información sobre si los resultados se han publicado en una revista académica, siguiendo las mejores prácticas a nivel mundial, y basándose en los métodos automatizados ya desarrollados por otros. Reconocemos que existen otras vías de difusión de resultados de los ensayos clínicos que van más allá de las revistas académicas y que los métodos automatizados podrían no captar. Cuando se utilicen medios alternativos para publicar información, la HRA puede usar este proceso para solicitar a los investigadores principales que proporcionen detalles sobre dónde se han publicado los resultados para que la información sobre ese ensayo se pueda corregir según sea necesario. (Párrafo 36)

9. Nos decepciona que la HRA no confié en obtener fondos para hacer una auditoría más completa y no considere que es una prioridad. Aunque el costo de evaluar completamente los resultados reportados de los ensayos y compararlos con lo que se especifica en el documento que se utiliza para solicitar la aprobación de un comité de ética ascienda a £2,4 millones anuales, como sugiere la HRA, el precio es bajo si se compara con las grandes sumas de dinero involucradas en las decisiones de políticas que se basan en los resultados de los ensayos clínicos, como los £424 millones que el gobierno gastó en almacenar Tamiflu sin haber tenido acceso completo a la evidencia sobre su efectividad. Recomendamos que la HRA estime de forma más precisa el costo de dicha auditoría y prepare una propuesta de financiamiento para poner a consideración del gobierno. El costo debe compararse con los posibles ahorros públicos que pueden emanar de solucionar el problema de la información errónea, de disminuir el “desperdicio de investigación” y mejorar las decisiones de adquisición. Si se sigue este modelo, los resultados deberían publicarse ensayo por ensayo en lugar de simplemente a nivel de resumen. (Párrafo 37)

10. El Gobierno debe ordenar a la HRA que publique información individualizada sobre los ensayos que hayan sido aprobados por un comité de ética pero que no se hayan registrado en un registro de acceso público. (Párrafo 38)

11. La HRA parece renuente a hacer cumplir sus reglas, o hacer que la historia de cumplimiento de la legislación de transparencia sea un requisito para la aprobación ética de futuros ensayos. Consecuentemente, actualmente no se imponen sanciones a los patrocinadores o investigadores que no cumplen con las reglas de la HRA, ni siquiera a aquellos que no responden a la HRA cuando se consulta su incumplimiento. Haciendo eco a las conclusiones de 2013 de nuestro comité predecesor, recomendamos que la HRA introduzca un sistema de sanciones para impulsar mejoras en la transparencia de los ensayos clínicos, como retractar una opinión ética favorable o evitar que se realicen más ensayos. El gobierno debe consultar específicamente si se debe otorgar a la HRA poder legal para multar a los patrocinadores por incumplimiento. (Párrafo 41)

12. La HRA ha tenido desde 2014 la responsabilidad legal explícita de “promover la transparencia en la investigación”, pero en los últimos cuatro años aparentemente esto no se ha reflejado en cambios significativos en esta área. Recomendamos que el gobierno solicite a la HRA que publique, antes de diciembre de 2019, una estrategia detallada para lograr la transparencia completa en los ensayos clínicos, con plazos e hitos para lograrlo. También recomendamos que el Gobierno escriba a la HRA para aclarar que la Ley de Cuidados de 2014 la responsabiliza de impulsar mejoras en la transparencia de los ensayos clínicos, en lugar de “promover” la transparencia como una virtud. El desempeño de la HRA debe medirse explícitamente sobre esta base a través de su informe anual, incluyendo indicadores de desempeño medibles específicos. Si se requieren recursos financieros adicionales para que la HRA aborde la transparencia en los ensayos clínicos, el gobierno debería considerar favorablemente dichas solicitudes. (Párrafo 45)

13. Recomendamos que el Gobierno se comunique con la HRA para ver si es capaz de proporcionar las mejoras a la transparencia de los ensayos clínicos que se requieren y que están dentro de su mandato actual. Si es necesario, su mandato debería ampliarse mediante la introducción de una legislación que modifique las disposiciones de la Ley de Cuidados de 2014. (Párrafo 46)

El resto del informe en inglés se puede leer en:
https://publications.parliament.uk/pa/cm201719/cmselect/cmsctech/1480/148003.htm y consta del siguiente contenido:

1. Introducción

2. El estado actual de la transparencia en los ensayos clínicos y legislación relacionada.
Definiciones
Legislación vigente, normativa y cumplimiento actual.
Falta de registro
Falta de reporte
Reporte incorrecto
Tasas de cumplimiento por patrocinador

3. Mejorando la transparencia de los ensayos clínicos.
Avances desde 2013 y la necesidad de liderazgo político de alto nivel.
Mejora de las tasas de registro y presentación de informes a través de auditorías.
Modelos de auditoria de cumplimiento.
Sanciones por incumplimiento
Asignando la responsabilidad para lograr mejoras

Conclusiones y Recomendaciones
Actas formales
Testigos
Evodencia escrita publicada

Nota de Salud y Fármacos. El 24 de enero de 2019, después de una reunión con AllTrials, el parlamento decidió presionar a las universidades que no reportan los resultados de los ensayos clínicos. El Presidente del Science and Technology Select Committee ha escrito a 40 universidades y les ha dicho que si no publican los resultados de los ensayos clínicos de forma oportuna podrían ser llamados a declarar frente al Comité (Ver más detalles en inglés
https://www.parliament.uk/business/committees/committees-a-z/commons-select/science-and-technology-committee/news-parliament-2017/clinical-trials-letters-chairs-comments-17-19/ ).

creado el 18 de Marzo de 2019


Subscripción Gratuita
Cómo Ayudar



Búsqueda


Término a buscar

Buscar frase exacta
+ Búsqueda avanzada
Buscar en

Desde

Hasta

Sección