Salud y Fármacos

Una organización internacional sin ánimo de lucro para fomentar el acceso y el uso adecuado de medicamentos entre la población hispano-parlante

Utilización

Informe de interacciones medicamentosas de 2017: una amenaza creciente y letal (2017 Drug interactions report: A growing and deadly threat)
Marina Noble
USA Herald, 7 de noviembre de 2017
https://usaherald.com/6018-2/
Traducido por Salud y Fármacos

No sería raro que usted estuviera consumiendo más de un medicamento simultáneamente. De ser así, le podría suceder que estos medicamentos interactúen entre ellos. Incluso si solo toma medicamentos recetados y los mezcla con un suplemento herbal o un analgésico de venta libre, puede correr el riesgo de sufrir una interacción medicamentosa. Esto puede ocasionar efectos secundarios no deseados, menor eficacia o mayor potencia de los medicamentos. Conviene tomarse el tiempo para aprender más sobre las interacciones de los medicamentos y cómo prevenir la posibilidad de que interaccionen.

Investigación
Investigadores de la Universidad de Illinois rastrearon a más de 2.000 estadounidenses con una edad promedio de poco más de 70. En el grupo encuestado se encontró que, por cada seis adultos, uno estaba en riesgo de sufrir interacciones medicamentosas graves. Los investigadores informaron en JAMA Internal Medicine que encontraron 93 combinaciones de medicamentos potencialmente dañinas de los 40 fármacos y suplementos más comúnmente usados. Quince de estas eran potencialmente mortales.

Varios niveles de interacción
Algunas interacciones no son tan graves como otras, pero pueden representar peligros al enlentecer sus reacciones. Esto puede ocurrir cuando se toma un antihistamínico para las alergias y un sedante para ayudarlo a dormir o cuando combina medicamentos y alcohol.

Tomar un anticoagulante como la warfarina con aspirina, que diluye la sangre, podría tener un efecto más grave, como sangrado incontrolado.

Una combinación aún más peligrosa sería dar a los pacientes con insuficiencia cardíaca una combinación de medicamentos para mejorar el flujo sanguíneo y medicamentos para inhibir la coagulación.

Los factores que contribuyen a la gravedad de una reacción incluyen la dosis y la frecuencia del consumo, el tipo de interacción, el funcionamiento del hígado y el riñón, y la edad. Los adultos mayores metabolizan los medicamentos con menos eficacia que las personas más jóvenes.

Interacción con suplementos y productos herbales
Otro tipo de interacción es la que puede ocurrir entre los suplementos y los medicamentos convencionales. Muchas personas piensan que los suplementos dietéticos y los productos herbales son seguros porque son naturales, pero pueden causar efectos secundarios dañinos cuando se combinan con medicamentos recetados. Uno de estos es el popular suplemento herbal, Hypericum perforatum, que puede causar temblores, fiebre, confusión y ansiedad cuando se combina con antidepresivos.

Sufrir ciertos problemas de salud puede hacer que algunos medicamentos sean dañinos. Un ejemplo de este tipo de interacción es cuando alguien con presión arterial muy alta utiliza un descongestionante nasal.

Para disminuir sus riesgos
Relación con su médico: le conviene desarrollar una buena relación con su médico de atención primaria. Debe informar a su médico sobre todos los productos naturales, los medicamentos de venta libre y suplementos de plantas que toma. Encuestas anteriores han encontrado que con frecuencia lo pacientes se olvidan de mencionar los suplementos a sus médicos. Informe siempre a su médico de atención primaria sobre los medicamentos nuevos que le prescriban otros profesionales de la salud.

Haga una lista: mantenga una lista actualizada de todas las recetas, medicamentos de venta libre y suplementos, incluyendo las dosis.

Revisión: Pídale a su médico que revise sus medicamentos para asegurarse de que sigan siendo necesarios y si es seguro combinarlos. Esto se puede hacer una o dos veces al año.

No dude en hacer preguntas: pregúntele a su médico y farmacéutico acerca de los posibles efectos secundarios y posibles interacciones de los medicamentos que está tomando. Pregunte si debe evitar ciertos alimentos, bebidas u otros productos. No comience a tomar un nuevo medicamento de venta libre (OTCs) o suplemento sin antes averiguar más sobre él y sus posibles interacciones. Pregunte cómo funcionará el medicamento en su cuerpo.

Use una farmacia: es mejor usar una farmacia para que todos los medicamentos que tome estén en un solo sistema y el farmacéutico pueda alertárlo si consume sustancias con interacciones potencialmente dañinas.

Lea los insertos de los paquetes: muchas personas ignoran las instrucciones escritas en los prospectos de los paquetes de medicamentos o las malinterpretan. Todos los medicamentos OTC y los de venta con receta tienen insertos con información sobre los ingredientes activos, los usos, las advertencias y las indicaciones. También incluyen información sobre posibles interacciones medicamentosas.

¿Qué se está haciendo para mejorar la seguridad?
Se usa un software de prescripción electrónica que puede advertir a los prescriptores sobre las interacciones entre uno o más de los medicamentos que están tomando los pacientes. Sin embargo, hay problemas con estos sistemas de detección de interacción de medicamentos, uno de ellos es que las alertas pueden ser tan comunes que simplemente se anulan.

Es posible verificar si los medicamentos interaccionan utilizando una herramienta para detectar interacciones en línea, como la proporcionada por Medscape.

La FDA lanzó recientemente una nueva herramienta de búsqueda fácil de usar, diseñada para facilitar el acceso a la información sobre los eventos adversos asociados con los medicamentos. Sin embargo, estos datos del sistema de notificación de eventos adversos de la FDA (FAERS) no indican la seguridad de un medicamento y los pacientes tienen que hablar con sus proveedores de atención médica sobre sus preocupaciones sobre los medicamentos.

El número creciente de medicamentos disponibles puede ayudarnos a vivir una vida más saludable y duradera, pero solo si se usan con prudencia. Los pacientes y los proveedores de atención médica deben trabajar juntos para minimizar los riesgos de las interacciones medicamentosas. Los pacientes deben adquirir el mayor conocimiento posible haciendo preguntas. Aprendiendo más sobre los medicamentos, alimentos o suplementos que interactúan con los medicamentos que está tomando puede evitarle graves consecuencias para su salud.

creado el 12 de Febrero de 2018


Subscripción Gratuita
Cómo Ayudar



Búsqueda


Término a buscar

Buscar frase exacta
+ Búsqueda avanzada
Buscar en

Desde

Hasta

Sección