Salud y Fármacos

Una organización internacional sin ánimo de lucro para fomentar el acceso y el uso adecuado de medicamentos entre la población hispano-parlante

Farmacovigilancia

Otros temas de farmacovigilancia

Los médicos hacen sonar la alarma sobre la “alternativa a los opiáceos”: la gabapentina (Doctors sound the alarm on “opioid alternative” gabapentin)
CBS News, 2 de abril de 2018
https://www.cbsnews.com/news/gabapentin-opioid-alternative-doctors-warning-about-drug/
Traducido por Salud y Fármacos

Un medicamento que se ha promocionado como alternativa segura a los analgésicos opiáceos está ahora en el radar de los funcionarios de salud y las fuerzas del orden, porque cada vez se descubren más muertes por sobredosis. La gabapentina es un medicamento para el dolor neurologico que se usa generalmente para tratar las convulsiones y el dolor asociado al herpes zóster. Pero en medio de la epidemia de opiáceos que ha arrasado el país y en un intento por encontrar nuevas formas de aliviar el dolor de los pacientes, los médicos lo han recetado para un número cada vez mayor de problemas, y está aumentando el número de personas que parecen estar abusando de él.

Los legisladores de Kentucky clasificaron al medicamento como sustancia controlada tras descubrirse que el año pasado se había utilizado en casi una cuarta parte de todas las muertes por sobredosis en la ciudad más grande del estado. Como se informó por primera vez en The Courier-Journal of Louisville, un análisis de los datos del médico forense documentó que la gabapentina había sido utilizada en 93 de 407 sobredosis mortales en el condado de Jefferson, donde se encuentra Louisville.

La directora ejecutiva de la Oficina de Control de Drogas de Kentucky, Van Ingram, dice que en 2016 la gabapentina estuvo presente en aproximadamente un tercio de todas las muertes por drogas en el estado.

En el vecino Ohio, la policía también informó de un aumento significativo en el uso indebido de la gabapentina.

La profesora de la facultad de enfermería de la Universidad de Louisville, Rachel Vickers Smith, dice que no se cree que la gabapentina sea la causa de las muertes locales, porque también se detectaron drogas más potentes como la heroína, pero la gabapentina podría haber contribuido. El medicamento se vende con las marcas Neurontin, Gralise y Horizant.

Un estudio de usuarios de opiáceos de 2017 informó que era fácil obtener gabapentina y otros fármacos relacionados y “aumentaban los efectos de la heroína”. Algunos usuarios “estaban preocupados porque inducía ‘perdidas de conciencia’ y aumentaba el riesgo de sobredosis”, anotaron los investigadores.

“Desafortunadamente, ahora tenemos que preocuparnos porque la gente está abusando”, dijo el doctor James Patrick Murphy, especialista en dolor y adicciones en Kentucky, a The Courier-Journal.

“Solo, no pude detener tu respiración ni tu corazón”, dijo. “Pero si lo combinas con una droga como heroína o fentanilo, juntos podrían ser suficientes para que dejes de respirar y te pongas al borde de la muerte”.

Según un artículo publicado en agosto en el New England Journal of Medicine (NEJM), la gabapentina fue el décimo medicamento más recetado en EE UU en 2016.

Los autores, los médicos Christopher W. Goodman y Allan S. Brett, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Carolina del Sur, señalan que, si bien la FDA solo ha aprobado la gabapentina para el dolor neurológico, un número creciente de médicos “están recetando cada vez con más frecuencia la gabapentina… para casi cualquier tipo de dolor”.

Esto es problemático por una serie de razones, escriben, ya que los estudios arrojan resultados mixtos sobre efectividad para usos no aprobados y entre sus efectos secundarios se incluye la sedación y el mareo.

El medicamento también puede ser peligroso si se abusa de él. “Algunos usuarios describen efectos eufóricos, y los pacientes pueden presentar síndrome de abstinencia cuando las dosis altas se interrumpen abruptamente”, escriben los autores.

Goodman y Brett dicen que, si bien los pacientes con dolor merecen empatía, los médicos no deben suponer que la gabapentina es “un acercamiento eficaz para la mayoría de los síndromes de dolor o un sustituto de los opiáceos rutinariamente apropiado”.

“A pesar de que los gabapentinoides ofrecen una alternativa que es potencialmente más segura que los opioáceos (y presumiblemente más efectiva en pacientes seleccionados), se requiere investigación adicional para definir más claramente su papel en el manejo del dolor”, escriben.

creado el 9 de Octubre de 2018


Subscripción Gratuita
Cómo Ayudar



Búsqueda


Término a buscar

Buscar frase exacta
+ Búsqueda avanzada
Buscar en

Desde

Hasta

Sección