Salud y Fármacos

Una organización internacional sin ánimo de lucro para fomentar el acceso y el uso adecuado de medicamentos entre la población hispano-parlante

Farmacovigilancia

Reacciones adversas e interacciones

Más evidencia de que los fármacos anticolinérgicos aumentan el riesgo de demencia (More evidence anticholinergic meds boost dementia risk)
Megan Brooks
Medscape, 1 de mayo de 2018
https://www.medscape.com/viewarticle/896005
Traducido por Medscape

Antidepresivos, fármacos para la enfermedad de Parkinson y medicamentos urológicos que tienen actividad anticolinérgica definida, aumentan el riesgo de que se presente demencia hasta 20 años después de la exposición, de acuerdo con un extenso estudio del Reino Unido [1].

“Muchas personas utilizan fármacos anticolinérgicos en algún momento de su vida, y en ocasiones se les prescribe para tratar trastornos crónicos que dan por resultado exposiciones potencialmente prolongadas. Los médicos deben continuar su vigilancia con respecto al empleo de anticolinérgicos, y considerar el riesgo de efectos cognitivos a largo y corto plazo, relacionados con clases de medicamentos específicos al llevar a cabo su análisis de riesgo-beneficio”, escriben George Savva, Ph. D., University of East Anglia, Norwich, Reino Unido, y sus colaboradores.

El estudio fue publicado en versión electrónica el 25 de abril en BMJ [1].

“Riesgo evidente”
Es bien sabido que los anticolinérgicos afectan la cognición. Las guías indican que deben evitarse en pacientes de edad avanzada frágiles. La exposición prolongada a anticolinérgicos se ha vinculado a una disminución cognitiva, y demencia a largo plazo. Sin embargo, no está claro si el aumento del riesgo es específico de la acción anticolinérgica en sí, o de trastornos subyacentes para los cuales se prescribieron.

A fin de investigar esto, el Dr. Savva y sus colaboradores llevaron a cabo un estudio de casos y controles dentro de la base de datos Clinical Practice Research Datalink del Reino Unido, que incluye registros de 674 consultorios del país.

Utilizaron regresión logística condicional múltiple para evaluar a los pacientes con diagnóstico reciente de demencia entre abril de 2006 y julio de 2015, y comparar sus prescripciones de anticolinérgicos 4 a 20 años antes de un diagnóstico de demencia frente a un grupo de control equiparado de pacientes sin el trastorno.

Durante el periodo de exposición al fármaco, a 14.453 (35,5%) pacientes-casos, y 86.403 (30,4%) pacientes de control se les prescribió al menos un medicamento con actividad anticolinérgica definida (puntuación de carga cognitiva anticolinérgica [ACB] de 3); a 1429 (3,5%) pacientes-casos, y 7909 (2,8%) de control se les prescribieron fármacos con una puntuación de ACB de 2; a la mayoría (89,4% de los pacientes-casos, y 87,1% de los de control) se les prescribió un medicamento con una puntuación de ACB de 1 (posiblemente anticolinérgico).

El análisis demostró una relación “positiva y significativa” entre cualquier anticolinérgico con una puntuación de ACB de 1, 2, o 3, y demencia inicial, con odds ratios ajustados (aOR) correspondientes de 1,10 (intervalo de confianza de 95% [IC 95%]: 1,06 – 1,15), 1,10 (IC 95%: 1,03 – 1,16), y 1,11 (IC 95%: 1,08 – 1,14). Un efecto dosis-respuesta fue evidente para los fármacos con actividad anticolinérgica definida (ACB 2 y 3).

Por lo que respecta a la clase de medicamento, los antidepresivos, los fármacos urológicos, y los antiparkinsonianos con actividad anticolinérgica definida (puntuación de ACB de 3), se relacionaron con la aparición de demencia. Las interrelaciones persistieron 15 a 20 años después de la exposición. Los fármacos digestivos con una puntuación de ACB de 3 no se vincularon distintivamente a la demencia.

Cuadro. Riesgo de demencia con puntuación de puntuación de carga cognitiva anticolinérgica (ACB) de 3 según la clase de fármaco

Puntuación de ACB 3 Odds ratio ajustados al
inicio de la exposición
Odds ratio ajustados al final
de la exposición (IC 95%)
Antidepresivo 1,13 (1,10 – 1,16) 1,11 (1,08 – 1,14)
Antiparkinsoniano 1,45 (1,25 – 1,68) 1,29 (1,11 – 1,50)
Urológico 1,23 (1,18 – 1,28) 1,18 (1,13 – 1,23)

Estas interrelaciones son “moderadas, pero debido a la alta incidencia de demencia, reflejan un riesgo evidente para los pacientes”, destacan en su artículo el Dr. Savva y sus colaboradores.

Sus hallazgos son congruentes con un estudio de cohortes estadounidenses de más de 3400 adultos mayores que mostró un fuerte vínculo entre el uso de fármacos anticolinérgicos y un aumento del riesgo de demencia, según se reportó en Medscape Noticias Médicas.

No están claros los mecanismos precisos que intervienen en el vínculo entre los fármacos anticolinérgicos y la demencia, pero estudios neuropatológicos en seres humanos y ratones indican que estos medicamentos inciden en alteraciones neurodegenerativas importantes.

Por ejemplo, un estudio de neuroimágenes reciente mostró que el uso de fármacos anticolinérgicos (en comparación con la falta de uso) en adultos mayores cognitivamente normales, se correlacionaba con un aumento de la atrofia cerebral y el hipometabolismo, así como con mayor deficiencia de la memoria y la función ejecutiva, y un mayor riesgo de disfunción cognitiva, como previamente reportó Medscape Noticias Médicas.

Nota: El estudio fue financiado por la Alzheimer Society. El Dr. Savva ha declarado no tener ningún conflicto de interés económico pertinente. El artículo original contiene una lista completa de las relaciones económicas relevantes de los demás autores.

Fuente original

1. Richardson K, Fox C, Maidment I, Steel N, y cols. Anticholinergic drugs and risk of dementia: case-control study. BMJ. 25 Abr 2018;361:k1315. doi: 10.1136/bmj.k1315. PMID: 29695481.
creado el 9 de Octubre de 2018


Subscripción Gratuita
Cómo Ayudar



Búsqueda


Término a buscar

Buscar frase exacta
+ Búsqueda avanzada
Buscar en

Desde

Hasta

Sección