Salud y Fármacos

Una organización internacional sin ánimo de lucro para fomentar el acceso y el uso adecuado de medicamentos entre la población hispano-parlante

AGENCIAS REGULADORAS Y POLÍTICAS

Agencias reguladoras

América Latina

Brasil. En Salud, el PT no tienen remedio (Na saúde, o PT não tem remédio)
José Serra
Consselho Federal de Medicina, 13 de junio de 2014
http://portal.cfm.org.br/index.php?option=com_content&view=article&id=24818:na-saude-o-pt-nao-tem-remedio&catid=46:artigos&Itemid=18
Traducido por Omar de Santi

Los genéricos son un caso en el que, para contrariar a Nelson Rodrigues (escritor y dramaturgo brasileño) la unanimidad no es tonta. Pero el gobierno no ha reforzado su expansión

Es casi unánime la opinión positiva de la introducción de los genéricos en Brasil en 1999. Estos son copias de los productos de referencia, llevan los nombres de los principios activos y son más baratos. Si el médico le receta, por ejemplo, el Nexium para luchar (mi) gastritis, la farmacia puede legalmente entregar su genérico, el Esomeprazol magnésico trihidrato, mucho más barato (ahorro del 40% sobre el precio de Esomeprazol aproximadamente del R$85 [1US$= 2,27 reales]). Es evidente también que la existencia de varios genéricos para el mismo producto, aumenta la competencia de precios, lo cual es bueno para el paciente.

Los genéricos representan un caso en el que, para contrariar a Nelson Rodrigues, la unanimidad no es tonta. Sin embargo, los gobiernos del PT no han reforzado su expansión. Tanto es así que los genéricos que su volumen de ventas se mantiene en torno al 30%. En los Estados Unidos, es de aproximadamente 60%.

¿Cómo? En primer lugar, el gobierno rechazó las campañas educativas que explican la ventaja de los genéricos. En segundo lugar, cerró el área específica de autorización de genéricos de la Agencia de Vigilancia Sanitaria (ANVISA). Cuando salí del Ministerio de Salud, el tratamiento de los genéricos demoraba cinco meses. Hoy en día, demora seis veces más, a pesar de que la ANVISA tiene el triple de empleados que cuando fue creada.

La elección de la primera junta de la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (ANVISA), en 1999, se basó principalmente en criterios técnicos. Ni los partidos ni los parlamentarios me solicitaron nombres. En las administraciones del PT, sin embargo, dominó la subdivisión política de las posiciones — a expensas de la calidad técnica de la agencia y, por supuesto, de su funcionamiento. ¿Para qué sirve un nombramiento político en una agencia de este tipo si no es para para recaudar dinero y pagar favores?

Hasta entonces, habíamos prohibido que mayoristas e intermediarios se hicieran cargo de los trámites de los laboratorios ante la ANVISA. Hoy, operan libremente dentro de la agencia. Uno de sus directores fue visto en una reunión con los laboratorios para pedir contribuciones para financiar las deudas de la campaña política de un diputado electo- no por casualidad su padrino político.

Los problemas causados por el gobierno van más allá de lo citado. Por ejemplo, hay un verdadero obstáculo para los genéricos destinados a hacer frente al cáncer. Se trata de un sector de punta, basado en la biotecnología.

Por lo tanto, las pruebas de equivalencia entre el genérico y el medicamento de referencia no son iguales a las exigidas a los medicamentos comunes y es necesario que ANVISA establezca los procedimientos necesarios para pueda hacerse. Pero la agencia no lo ha hecho, a pesar de contar con las soluciones que la Unión Europea adoptó hace tres años! Sin pruebas, no se pueden producir genéricos y así, los precios de decenas de medicamentos para el cáncer permanecen en las nubes. ¿No es increíble?

Por otra parte, recientemente se produjo un intento de ataque a los medicamentos genéricos. Para entenderlo hay que saber que existen tres tipos de medicamentos en Brasil: los de productos de referencia (por ejemplo, Nexium) y su clon, el genérico (Esomeprazol). Y existe también el “similar”, que tiene otro nombre de fantasía – por ejemplo, Doril, mezcla de aspirina con cafeína – y no tiene equivalencia con los productos de marca. Los similares son objeto de promociones de venta, incluyendo muestras gratis para los médicos. Pues bien: la idea del PT era forzar a hacer pruebas de equivalencia con estos “similares”, pero manteniendo su nombre de fantasía.

Este modelo, sin precedentes en el mundo, podría terminar con el tiempo con la destrucción de los medicamentos genéricos, debido a las diferentes condiciones de competencia y a la confusión en la mente de los consumidores. En el embalaje, el equivalente tendría un sello similar: “EQ”, creado por el PT para competir con la “G” de genéricos y embellecer las campañas electorales de John Santana.

¿Alguien duda de que una de las difíciles pero prioritarias tareas del próximo presidente, con la alternancia en el poder, será deshacer las agencias reguladoras, capturadas hoy por la pervertida forma del PT de gobernar?

* José Serra, de 72 años, fue ministro de Salud y de Planificación y Presupuesto (FHC), el alcalde de São Paulo (2005-2006) y gobernador de São Paulo (2007-2010) por el PSDB. Artículo publicado en el Estado de S. Paulo el 12/06/2014

creado el 12 de Septiembre de 2017


Subscripción Gratuita
Cómo Ayudar



Búsqueda


Término a buscar

Buscar frase exacta
+ Búsqueda avanzada
Buscar en

Desde

Hasta

Sección